Como aprender a invertir en bolsa desde cero¡Hola, cazadividendos! Ya hemos decidido que queremos dedicar una parte de nuestros ingresos a invertir a largo plazo para construir poco a poco una renta complementaria. La pregunta inmediata es: “¿como empezar a invertir en bolsa?”. Hace dos días pensábamos que la bolsa era un juego de azar y ahora pondremos nuestros ahorros ahí. Este cambio merece como mínimo que planteemos una estrategia para aprender a invertir. ¿O no? ¿Es realmente necesario o podemos buscar fuentes de inversión fiables que nos permitan decidir con garantías dónde invertir. En este artículo haremos un repaso de las diferentes opciones para acercarnos al mundo de la inversión y aprender lo necesario para tener éxito.

Porque tenemos a nuestra disposición innumerables recursos: libros, blogs, páginas de inversión y portales de bolsa donde se enseña cómo invertir, pero también tenemos servicios de asesoramiento de pago, como OCU o Morningstar por ejemplo, que gozan de muy buena reputación. Por lo tanto, si partimos de cero tenemos básicamente dos opciones: aprender a invertir o fiarnos de las recomendaciones de las mejores paginas o servicios de asesoramiento para invertir en bolsa. Escojamos lo que escojamos (formación o asesoramiento) tenemos a nuestro alcance una oferta muy amplia, con opciones gratuitas y opciones de pago.

¿Cómo invertir en bolsa?

Empecemos por lo más evidente. Queremos aprender a invertir en bolsa y no sabemos por donde empezar. Lo más inmediato es ir a Google y buscar “como aprender a invertir en bolsa desde cero”. Los resultados serán de lo más variopintos. Encontraremos desde páginas especializadas que nos ofrecen sus cursos para aprender como invertir hasta los típicos vendehumos que nos venden sus métodos infalibles para hacernos ricos en poco tiempo. En el punto medio tenemos blogs o páginas de inversión como esta, que simplemente explican su manera de acercarse a la inversión en bolsa sin ánimo de ganar dinero. Nuestra labor en este aspecto será filtrar de entre todos los resultados las mejores paginas para invertir en bolsa.

El otro camino es escoger libros sobre la bolsa de valores, con los que aprenderemos como funciona para entender donde nos estamos metiendo, y libros para aprender a invertir en bolsa, con los que aprenderemos estrategias y cuestiones más técnicas.

Mejores paginas para invertir en bolsa

Llevan mucho tiempo en funcionamiento y, aunque algunas de ellas ganen dinero con su actividad, su independencia e imparcialidad están fuera de toda duda. Puedes encontrar una selección de los mejores blogs, las mejores páginas divulgativas y los mejores foros en nuestra sección de recursos. Esta lista está en constante evolución y seguro que en ella encontrarás la fuente de información que más se adapta a tu carácter y operativa..

Las mejores paginas para invertir en bolsa nos ayudan a aprender a invertir en bolsa desde cero ¿Qué fiabilidad le podemos dar a estas páginas? De entrada cero. No me malinterpretéis, pero buscar una página por internet con aspecto de seria y pensar que la persona que hay detrás (I) sabe mucho de inversiones y (II) va a compartir desinteresadamente ese conocimiento con el mundo es un pelín aventurado. La mayoría de páginas que aparecen en la sección de recursos tienen toda mi confianza porque las llevo siguiendo hace mucho tiempo, pero aún así cuando me fijo en una empresa en base a la información que obtengo de ellas intento contrastar la información con otras fuentes y hacer mi propio análisis, por sencillo que sea. Os animo, por lo tanto, a validar la trayectoria del autor antes de seguir sus recomendaciones y a hacer vuestros propios análisis (o comprobaciones por lo menos) antes de hacer las operaciones.

Las mejores paginas para invertir en bolsa nos proponen empresas con potencial futuro para invertir¿Qué podemos obtener de estas páginas? De entrada consejos para invertir en bolsa. Nos explicarán en que invierten y por qué, nos hablaran de las mejores empresas para invertir en bolsa, pero también de aquellas que parecen buenas pero que tratan mal al accionista. Pero, como decía antes, no copiemos sin más. Tenemos que añadir nuestro criterio a la ecuación, entender realmente porque el analista propone esa empresa y buscar en otras fuentes datos que corroboren la inversión o que la desaconsejen. También nos explicarán trucos para invertir en bolsa, esas operaciones “seguras” que nos permitirán ganar dinero, utilizar este o aquel broker, comprar en este mercado porque la retención en origen es menor, etc… Desde luego, leyendo estas páginas aprender mil detalles que no te explican en ningún libro y que te hacen ganar dinero. En el fondo, lo que buscamos es una guia para invertir en bolsa y estas páginas hacen perfectamente esa función, pero siempre debemos mantener un espíritu crítico para dudar de todo. Al final, estamos tratando con dinero y es importante ser escéptico por definición.

Buscar consejos para invertir en bolsa: asesoramiento profesional

Buscar consejos para invertir en bolsa de un asesor profesional tiene coste pero si escogemos bien es una buena opciónEsta es la otra opción para empezar sin dedicar demasiado tiempo a aprender a invertir en bolsa. Hay muchas empresas y organizaciones que proporcionan servicios de asesoramiento a particulares. En este caso nos interesará que el servicio lo preste alguien que no tenga intereses en los productos que te recomienda. Con este requerimiento, queda eliminado o fuera de la ecuación cualquier asesoramiento prestado por una entidad que comercialice productos financieros. De esta manera, los servicios de Banca Personal o Banca Privada de cualquier banco intentará “colocarte” productos gestionados por ellos o por gestoras asociadas o venderte acciones de la entidad o de cualquier empresa en la que participen.

Si estás buscando una entidad independiente que te asesore con recomendaciones de inversión, carteras modelo y análisis de empresas puedes echar un ojo a OCU Inversiones o Morningstar. Sus servicios de pago son bastante completos y por unos 20 € o 30 € al mes tenéis acceso a todo el material que publican y sus recomendaciones. A poco que acierten no es un servicio caro en absoluto y cumplen perfectamente su función de guía para invertir en bolsa. OCU Inversiones por ejemplo tiene una rentabilidad media del 14% desde 1990, pero es importante entender que pueden tener años malos y que lo importante es la rentabilidad a largo plazo.

Otra opción bastante eficiente es fijarse en lo que hacen las mejores gestoras de fondos, ver cuáles son las principales empresas por las que apuestan y elegir los valores por consenso, es decir, comprar aquellas empresas en las que coinciden. Fijarse en los mejores normalmente suele funcionar y las gestoras se están jugando su reputación, con lo cual es una estrategia bastante razonable. Si fallan y sus fondos pierden rentabilidad, se arriesgan a que los partícipes cambien de gestora.

Tenemos que tener claro nuestro nivel de conocimientos. Si es bajo y queremos empezar ya, lo mejor es buscar una guía para invertir en bolsa. Si escogemos esta opción, asegurémonos de que este referente es fiable, tanto si nos decantamos por una  organización tipo OCU Inversiones o Morningstar como si decidimos imitar las posiciones más relevantes de los fondos más exitosos a largo plazo. El dinero cuesta mucho de ganar y es importante dedicar bastante tiempo en decidir en qué lo invertimos.

¿Cómo aprender a invertir en bolsa?

Este es el segundo paso. Una vez identificadas maneras para empezar a invertir con unas ciertas garantías, el siguiente paso es aprender a hacer nuestros propios análisis para controlar completamente en qué invertimos nuestro dinero. Cómo utilicemos este conocimiento es cosa nuestra: puede ser simplemente para validar las recomendaciones de nuestros analistas preferidos o para hacer todo el proceso de análisis y selección de las empresas de nuestra cartera, sin apoyarnos en análisis externos.

Aprender a invertir en internet

¿Qué te voy a decir yo? Esta web intenta ser un centro de reunión para gente interesada en la independencia financiera y en la finanzas, y especialmente en la inversión en dividendos, pero también quiere ser un centro de recursos de aprendizaje de esta estrategia. Puedes ver el índice general de contenidos de la web y buscar el área en la que quieras aprender. Los artículos se han ido mejorando y actualizando con las contribuciones de los lectores y pretenden ser guías muy prácticas en algunos casos y artículos que te hagan reflexionar en otros.

E igual que Los Cazadividendos, tienes otras webs que tienen la misma filosofía. Puedes encontrarlas en nuestra sección de recursos.  Eso sí, si lo que quieres es aprender te recomiendo que te centres en las que te guíen de manera ordenada por los contenidos para que puedas ir entendiendo poco a poco la estrategia. Los blogs y los foros pueden servir de refuerzo, al centrarse en temas más específicos, pero son poco útiles para aprender desde el principio porque no siguen un orden pedagógico lógico..

Mejores libros para aprender a invertir en bolsa

Leer libros sobre la bolsa de valores o libros para aprender a invertir en bolsa es una buena práctica es una buena práctica para invertir en bolsa de manera eficienteLos libros son la manera más evidente de formarse. Las ventajas son claras: contrastados, independientes, testados por muchos inversores… si nos quedamos con los clásicos de cada temática son una apuesta segura. Podéis encontrar una buena selección de libros otros libros que me han gustado en la sección de libros para invertir en bolsa. Los libros sobre la bolsa de valores nos dan perspectiva sobre cómo funciona el mercado y cómo aprovechar sus ineficiencias. ¡Busquemos los mejores libros para aprender a invertir en bolsa! No son difíciles de encontrar porque se recomiendan desde muchas páginas web y son una apuesta segura.

Aprender a invertir en bolsa con cursos o tutoriales

Esa es otra opción. La red está repleta de recursos para aprender a invertir y aprovecharlos es una manera sencilla de ir mejorando con poco dinero. Por supuesto que hay cursos de pago, pero en este caso hay que mirar muy bien si lo que ofrecen realmente vale el dinero que pide. Algunas de las mejores páginas para invertir en bolsa como las que comentábamos al principio del artículo ofrecen recursos gratuitos en forma de cursos, tutoriales o explicaciones dignas de cualquier curso de pago.

Puedes echar un ojo a nuestra selección en el centro de recursos, donde puedes encontrar cursos de todo tipo: de análisis técnico, de análisis fundamental, de inversión pasiva, de inversión con acciones, etc…

Consejos para invertir en bolsa

Para finalizar, dos consejos para invertir en bolsa: diversifica y no te saltes los precios de compraIndependientemente de la manera en que nos acerquemos al mercado de valores, hay varios consejos para invertir en bolsa que deberíamos seguir a rajatabla, por lo menos hasta que adquiramos un conocimiento mínimo para escoger las empresas con seguridad. El primero es diversificar para que un error en la selección de la empresa no afecte demasiado a la rentabilidad de la cartera. No es lo mismo escoger mal una empresa si nuestra cartera tiene dos empresas que si tiene veinte. En este sentido, mucha gente empieza utilizando fondos de inversión hasta que acumula un cierto volumen, para diversificar desde el principio.

La diversificación también debería incluir a los intermediarios que utilices para invertir en bolsa. Revisa primero que son de fiar, están regulados y adheridos a un fondo de garantía y después utiliza varios por si uno de ellos tiene problemas. No se trata de tener muchos, pero sí de repartir la cartera entre varios brokers para diversificar el riesgo. Como orientación te puedo decir que los más habituales para inversión a largo plazo, aparte de los bancos tradicionales que son más caros, son INGSelfbankClicktradeInteractive BrokersDegiro y ActivoTrade.

Si eres de los que tienen aversión a la buracracia, piensa que, si contratas algún broker que deposite sus activos en el extranjero, tendrás que presentar el modelo 720 si superas los 50.000 € y del D-6 si tienes valores negociables.

Prepárate psicológicamente. Sé que esto es difícil de hacer e incluso de entender, pero tienes que interiorizar que la bolsa es errática en el corto plazo y puedes acumular pérdidas latentes que pondrán a prueba tu resistencia mental e invertir sólo el dinero que no comprometerá tu estilo de vida y el bienestar de tu familia.

Diseña un plan de inversión. Decide cada cuándo, cómo y cuánto comprarás. Si te fijas precios de compra, respétalos. Interioriza que, con la cantidad de empresas de calidad que tenemos disponibles, no tiene sentido enamorarse de una de ellas y comprarla cara. Por lo tanto, para mi es fundamental aumentar el número de candidatas a engrosar la cartera y tener un punto de entrada para cada una de ellas. De esa manera, tarde o temprano llegarán las oportunidades. Si sólo miramos al Ibex es complicado, ya que tenemos apenas una decena de empresas aptas para la estrategia de dividendos a largo plazo, pero el mundo es muy grande y hay otros mercados a los que podemos mirar: Estados Unidos, Reino Unido, Europa, Canadá, Australia…

Si decides invertir en dividendos, asegúrate de que entiendes la estrategia DGI y de escoges las empresas adecuadas: deben pagar dividendos, ser crecientes durante los últimos años y tener perspectivas de seguir creciendo porque las previsiones de resultados lo permitirán. Que los dividendos sean crecientes es fundamental para que la cartera genere rentas cada vez mayores, pero si además compras las empresas infravaloradas te garantizas una mayor rentabilidad por dividendo inicial y un mayor margen de seguridad.

Comprar empresas infravaloradas posiblemente te llevará a comprar muchas empresas del mismo sector. No te preocupes, será algo temporal hasta que otro sector caiga en desgracia. Cuando ese paso, podrás comprar empresas de este segundo sector y tu cartera se irá reequilibrando gradualmente. Tema aparte es el sector defensivo, que es especialmente adecuado para nuestra estrategia y es posible que acabe representando un porcentaje elevado de tu cartera. En este caso tendrás que pensar si renuncias a empresas de este sector para tener una cartera más diversificada o si simplemente sobreponderas este sector.

Tener una cartera diversificada es muy importante, tanto en sectores, como acabamos de explicar, como en número de valores e importe destinado a cada uno. De nada sirve tener muchos valores si uno de ellos representa el 50% de tu cartera. Por eso es importante intentar tener una cartera equilibrada y rebalancear si es necesario.

Aunque probablemente empezarás invirtiendo en España (o en el país que vivas), por simplicidad y familiaridad con las empresas, no es buena idea ceñirse únicamente a empresas españolas. En nuestro país hay muy buenas empresas, pero el objetivo es tener las mejores y para eso hay que salir a buscarlas fuera. De hecho, hay sectores que no tiene representación en el Ibex y los líderes de muchos otros son empresas de otros países. ¿Renunciarás a tener Pepsi, Unilever, Altria, BMW o Allianz en tu cartera sólo porque no son españolas?

¡Claro que no! Por eso primero escogerás y luego comprarás las mejores empresas allí donde estén. Muchas cotizarán en mercados extranjeros: en Estados Unidos, en Reino Unido, en Europa, en Australia, etc… Y además intentaremos incluir todos los sectores: consumo, energía, inmobiliario,químico, industrial, financiero y el asegurador, entre otros. Algunos inversores tienes sectores prohibidos, pero yo soy de la opinión de que todos valen, siempre que la calidad de la empresa y su proyección lo justifiquen. En cualquier caso, si un sector no te gusta o tienes algún impedimento ético, simplemente no inviertas en empresas de ese secto.

Y no te dejes amilanar por los problemas de comprar fuera, como la doble imposición en el cobro de dividendos internacionales, las tasas específicas de cada mercado, la comisión de cambio cada vez que operas en otra divisa en tu cuenta en euros o el efecto del cambio de divisas en las compras o en el cobro de dividendos. Son inconvenientes, sí, pero afectan mucho menos de los que te dicen.

Por ejemplo, la doble imposición se minimiza con los convenios de doble imposición y, aunque no funciona com debería, la calidad de las empresas justifica invertir en ellas. Y el cambio de divisas afecta, por supuesto, pero, si estás en fase de acumulación, el cambio aplicado a las compras se compensa parcialmente con el de los dividendos. Si en euros cobras muchos dividendos provenientes de acciones que pagan en dólares gracias al cambio, comprar empresas en dólares te resultará más caro. Y al revés.

Compra en el mercado natural de la empresa, siempre que el coste no sea desproporcionado. Si es demasiado caro puedes comprar el ADR. Piensa que la fiscalidad para cada empresa depende sólo del lugar donde tenga fijada su sede social, así que a nivel de impuestos no habrá diferencia pero, al comprar el ADR de la empresa, pagarás las comisiones de negociación en mercados estadounidenses en vez de las del mercado origen. Además, como caso especial, recuerda que al comprar el ADR de empresas británicas no pagarás Stamp Duty.

Establece un método para escoger las empresas que sea lo más objetivo posible. Si no te ves suficientemente capacitado busca, como decíamos antes, un servicio de asesoramiento o alguna página web contrastada. O copia a gestores contratados. Asegúrate antes de que son dignos de tu confianza y, en cualquier caso, no te hagas demasiadas ilusiones: las mejores empresas suelen estar siempre caras, así que tendrás que definir planes de acción para poder comprarlas. Puedes utilizar el análisis técnico para afinar el punto de entrada o vender puts para asegurarte un precio razonable, pero las mejores empresas difícilmente están baratas. Tu cartera tiene que tener lo mejor y lo mejor tiene un precio.

Tendrás tentaciones de vender para ir más deprisa, pero piensa que tu objetivo es crearte una cartera de dividendos crecientes, no vender cuando tus acciones valgan más. Si vendes, cortas la progresión de tus dividendos, así que sólo deberías vender cuando la empresa deje de servir para lo que la compraste. Mientras los incremente… ¡A seguir en cartera! Y si deja de incrementarlos, valora si debes venderla o no. No es la única razón para vender las acciones de una empresa, pero posiblemente sí es la más importante.

Una renta basada en los dividendos de empresas que los aumentan durante décadas y tienen un modelo de negocio que permitirá seguirlos aumentando tiene lo bueno de los bonos (reparten una renta) y solucionan los inconvenientes de estos (no vencen y se actualizan cada año). Es decir, será una especie de bono perpetuo que te pagará cupones que se incrementan cada año.

Puede ser que no te guste la inversión directa en empresas. En ese caso es posible que te convenza más la inversión en fondos de inversión o planes de pensiones.

Los fondos de inversión tienen varias características que los hacen muy atractivos:

  • No tributan hasta que se venden las participaciones y sólo se tributa por las plusvalías.
  • Los traspasos entre fondos de inversión no tributan.
  • Permiten acceder a mercados exóticos con poco dinero y comprando todas las empresas del fondo desde el primer euro.

Estas características convierten a los fondos de inversión en buenos instrumentos para engordar la bola de nieve.

La desventaja más importante son las comisiones, que suelen ser bastante elevadas, a no ser que utilices fondos de inversión indexados o ETFs (Exchange Traded Fund), que parece que pronto tendrán las mismas ventajas fiscales que los fondos. Estas comisiones lastran mucho la rentabilidad de los fondos gestionados y hace que normalmente pierdan frente a los indexados, a no ser que escojas un buen fondo de algún gestor que haya batido consistentemente al mercado en los últimos años.

Si te decantas por planes de pensiones, un producto que goza de muy mala fama en la comunidad inversora, verás que hay muchas razones para contratar los planes de pensiones. Su comportamiento, si eliges bien, será similar al de los fondos de inversión. Puedes contratar un plan de pensiones indexado igual que contratas un fondo indexado o contratar un plan de pensiones de una gestora independiente con la misma política de inversión que su fondo estrella. Y además los planes de pensiones tienen una serie de ventajas fiscales muy interesantes, como:

  • Los traspasos entre planes no tributan.
  • Los rescates tributan como rentas del trabajo, algo ideal si en algún momento todas tus rentas son del ahorro. Esto ocurriría por ejemplo si alcanzas la independencia financiera vía dividendos
  • No tributa en sucesiones, lo cuál lo convierte en un buen instrumento para planificar la sucesión de tu patrimonio a tus herederos. Si tu hijo no tiene rentas del trabajo, traspasarle los planes a él a tu muerte es muy eficiente porque podrá rescatarlos poco a poco sin pagar impuestos o pagando muy pocos impuestos. Tenlo en cuenta cuando hagas testamento, pero recuerda que, si designas un beneficiario al suscribir el plan y el testamento dice otra cosa, lo que manda es el beneficiario especificado en el plan.
  • No tributan en patrimonio, lo cuál lo convierte en un buen instrumento de planificación fiscal.

Visto todo esto, está claro que la fiscalidad es una variable importante que afectará de manera determinante a tu rentabilidad. Por ello, deberías entender cómo funciona el impuesto sobre la renta y el impuesto sobre el patrimonio. Sé que puede parecer un poco prematuro pensar en el impuesto al patrimonio, porque está pensado para patrimonios altos, pero es posible que poco a poco vaya bajando el importe exento y te acabe tocando hacerlo. Piensa que el camino hacia la independencia financiera en el fondo es conseguir una renta proveniente de unos activos que cubra tus gastos. Esos activos irán creciendo paulatinamente y llegarán a valoraciones realmente importantes, que pueden estar sujetas a este impuesto.

Como parte del plan de inversión, piensa cómo gestionarás el dinero destinado a inversión. ¿Lo invertirás inmediatamente o harás una cierta gestión de la liquidez buscando puntos de entrada más atractivos?

Utiliza herramientas que te faciliten el trabajo. Tener una hoja de seguimiento para ver cómo evoluciona la cartera, apuntar los dividendos y valorar cómo lo estás haciendo es muy importante. Si utilizas hojas de Google puedes complicarlas hasta donde quieras, como por ejemplo hacer gráficas de evolución en euros de tus valores para ver si es un buen momento para comprar también en euros.

Llega tu momento: ¿cuál es tu manera de escoger las empresas en las que inviertes? ¿Tienes referentes que sigues o haces tus propios análisis? ¿cuál crees que es la mejor manera para aprender a invertir en bolsa desde cero? ¿Y los mejores libros sobre la bolsa de valores?

¡Que tengas buena caza!

Y si quieres saber más…

Si quieres saber más sobre invertir en dividendos lee esta página. Y si prefieres entrar en profundidad en algún aspecto concreto de esta estrategia de inversión, aquí tienes las diferentes secciones en las que se tratan.

     Todos los artículos