Invertir en Reino Unido

La inversión en Reino Unido te ofrece muchas ventajas. Algunas son evidentes, como la calidad de sus empresas, algunas de las cuáles son imprescindibles para construir tu cartera de dividendos, pero también el buen trato fiscal o el hecho de tener parte de tu patrimonio ligado a la libra.



Por supuesto, también tiene inconvenientes, como el Stamp Duty, una tasa específica que grava a la compra de acciones en la bolsa británica. Si el horizonte temporal de tu inversión es corto y no quieres pagarla, siempre puedes optar por comprar el ADR en dólares, que muchas empresas británicas ofrecen y que no paga esta tasa.

¿Por qué comprar empresas británicas?

Hay muchas razones para tener en cuenta a las empresas europeas cuando construimos una cartera de dividendos. Estas son las principales:

Diversificar

Es complicado imaginarse una cartera diversificada sin empresas británicas. Algunas de ellas son líderes mundiales en sus sectores y son conocidas por todos, e incorporarlas es lo más natural. Pero también hay verdaderas joyas que no son conocidas entre el gran público y que aportarán calidad y estabilidad a tu cartera.

La influencia de Reino Unido en la economía mundial está fuera de toda duda y, aún con terremotos políticos como el Brexit, nadie duda de que continuará siéndolo en el futuro. Además, muchas de ellas te ofrecen una gran diversificación al operar, además de en las islas, en mercados que no cubren muchas empresas estadounidenses.



Una cartera convenientemente diversificada de un inversor europeo debería tener un gran peso en empresas de Europa (entre las que podría incluir algunas empresas españolas) para no depender de las fluctuaciones de la divisa, y de Estados Unidos, por la importancia de su economía, la fortaleza de sus empresas y el buen trato histórico a sus accionistas. La tercera pata posiblemente sería Reino Unido. Y luego, por supuesto, podrías incluir empresas de otros países extranjeros, como Australia o Canadá.

La calidad de las empresas

Invirtiendo en Reino Unido podrás comprar empresas de tanta calidad como las siguientes:

  • Empresas de consumo como Reckitt Benckiser.
  • Empresas de bebidas alcohólicas como Diageo.
  • Tabacaleras como American British Tobacco o Imperial Brands.
  • Empresas de comunicaciones como Vodafone o BT Group.
  • Petroleras como BP.
  • Aseguradoras como Aviva o Legal&General.
  • Farmacéuticas como GlaxoSmithKline.
  • Utilities como National Grid, SSE o United Utilities.
  • Empresas del sector inmobiliario como British Land.

Está claro que muchas de ellas son imprescindibles si lo que quieres es la máxima calidad en tu cartera. Todas ellas son empresas de primer nivel y con un peso importante en el mercado británico, y la mayoría además están muy internacionalizadas.

La retención en origen

Reino Unido es uno de los países más atractivos para invertir por la retención en origen de sus divdiendos que es cero. Es decir, cuando cobres un dividendo de una empresa británica, no tendrá retención en origen. Eso hace que no tengas que preocuparte por recuperar ninguna retención adicional sobre los dividendos y que no tengas que hacer nada especial al presentar la declaración de renta en ese ejercicio.

¿Qué problemas nos encontraremos?

Por supuesto, también hay inconvenientes. El primero y más importante, el cambio de divisas. La fortaleza de la libra frente al euro marcará el precio de compra y hará que nuestra renta por dividendos varíe. Además, las comisiones al comprar son más altas que las del mercado nacional y están gravadas por el Stamp Duty (el Impuesto de la Reina).


Puedes ver cómo funcionan las compras de acciones británicas en este enlace y el cobro de dividendos del Reino Unido en este otro. Si los lees, te darás cuenta de que estos inconvenientes son relativos para un inversor en dividendos. De todas maneras, a continuación los revisamos.

El cambio de divisa

Al operar en libras, tendrás que tener presente el cambio a euros, tanto al comprar o vender acciones, como al cobrar los dividendos. Por ejemplo, si la libra está débil, será el momento de comprar porque podrás comprar más por menos euros. Pero al mismo tiempo tus dividendos procedentes de empresas británicas se reducirán al tener un peor cambio. Y al revés, una libra fuerte te pondrá complicado comprar, pero aumentará tus ingresos por los dividendos cobrados en libras.

Hay gente que ve imprescindible el uso de cuentas en otras divisas, pero lo cierto es que a  largo plazo los efectos del cambio de divisa tienden a compensarse.  Y además, si estás en fase de acumulación, el hecho de que compres barato cuando cobre menos dividendos o compres caro cuando cobres más dividendos hace que, en función de los dividendos que cobres, que se compensen parcialmente. Está explicado aquí.

Las comisiones

Aunque siguen siendo más elevadas que en las compras nacionales, lo cierto es que en los últimos años se han ido reduciendo. Ahora hay muchos brokers, como Selfbank, Clicktrade, ActivoTrade o ING que permiten comprar en la mayoría de países de Europa por importes entre 15 € y 20 € para compras de importes hasta nos 10.000 €.

Por supuesto, si miras a los brokers de los bancos, las tarifas siguen siendo prohibitivas pero, en el otro plato de la balanza, tienes a los brokers muy baratos, como Interactive Brokers o DeGiro, que tienen unas tarifas de risa.

El Stamp Duty (Impuesto de la Reina)

Es una de las principales sombras de la inversión en empresas británicas: las compras están gravadas con un 0.5% en concepto de impuesto. Esto hace que muchos inversores se lo piensen dos veces antes de comprar en Reino Unido.



Pero tienes que pensar dos cosas:

  • A largo plazo es poco importante. Si compras para mantener durante muchos años, un 0.5% arriba o abajo poco cambiará el resultado de tu inversión.
  • Como decíamos al principio del artículo, puedes utilizar el ADR, la versión estadounidense de la empresa británica, para evitar este impuesto, aunque el ADR trae consigo también comisiones del depositario del mismo.

Y si quieres saber más…

Si quieres profundizar un poco más sobre la inversión en dividendos en Reino Unido lee los siguientes artículos:

Si quieres saber más sobre dónde invertir en dividendos lee esta página. Y si prefieres entrar en profundidad cómo se invierte en ciertos mercados, sectores o empresas aquí tienes los artículos sobre ellos.