Invertir en Europa

Ya hemos visto que, a menos que vivas en Estados Unidos, tendrás que mirar a mercados extranjeros (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia) si tu objetivo es construir una cartera diversificada de empresas que reparten dividendos crecientes.



Si además vives en un país que utiliza el euro como divisa, es casi obligatorio que una parte importante de tu cartera también sea en euros para mantener controlado el riesgo divisa, así que tendrás que mirar a los principales países que utilizan esta moneda para buscar empresas que te valgan. Hablamos básicamente de Alemania, Francia y Holanda, aunque también puedes encontrar algunas que sirvan en otros países. Incluimos en este grupo también las empresas españolas, aunque no hay muchas empresas que sirvan para la estrategia de dividendos, porque hay tres o cuatro de mucha calidad.

También es muy recomendable mirar con el rabillo del ojo a las empresas suizas. Aunque cotizan en francos, en muchos casos puedes comprar el ADR en dólares o la empresa en euros en otra bolsa (por ejemplo en el Xetra). Cierto es que la retención en origen prohibitiva, pero la calidad de empresas como Nestlé, Roche o Novartis nos obliga a mirar hacia el mercado suizo.

¿Por qué comprar empresas europeas?

Hay muchas razones para tener en cuenta a las empresas europeas cuando construimos una cartera de dividendos. Estas son las principales:

Diversificar

Invertir en empresas europeas es una buena idea. Países como Alemania o Francia son muy influyentes en la economía europea y siempre tendrán un peso fundamental en las decisiones del continente. En consecuencia, sus empresas siempre saldrán bien paradas en cualquier acuerdo de la zona. Además, muchas de las empresas, a pesar de tener una parte importante de su negocio en Europa, están muy internacionalizadas y son líderes absolutas de su sector.



Lo más probable es que, si inviertes en dividendos, muchas de las acciones de tu cartera sean de empresas estadounidense. Ya vimos que allí es donde hay un mayor número de empresas válidas para esta estrategia. En ese caso, invertir en Europa es una buena manera de diversificar tu cartera y no darle demasiado peso a Estados Unidos.

Ingresos en euros

Si no quieres preocuparte del cambio de divisas, el siguiente paso natural tras empezar tu cartera española (la mayoría de inversores empiezan por ahí por comodidad) es mirar a otros países que también utilice el euro como moneda. De esa manera, sólo tendrás que preocuparte por la buena evolución de las empresas y su negocio, sin preocuparte por aspectos macroeconómicos que devalúen el euro frente a otras divisas.

La calidad de las empresas

Invirtiendo en Europa puedes acceder a empresas de primer nivel como las siguientes:

  • Empresas de consumo como Danone, Unilever, Nestlé o Anheuser Busch Inbev.
  • Empresas químicas como BASF.
  • Empresas del sector inmobiliario como Unibail Rodamco Westfield.
  • Empresas automovilísticas como BMW o Daimler.
  • Empresas industriales como Michelin.
  • Empresas del lujo como Louis Buitton.
  • Aseguradoras como Allianz, Axa o Munich RE.
  • Empresas del sector salud como Bayer, Sanofi, Novartis o Roche,

¿De verdad vas a renunciar a estas empresas? Fíjate que muchos de estos sectores no tienen representación en España o su representación son empresas muy poco relevantes a nivel mundial. Puedes revisar otras empresas europeas de calidad en nuestro screener de empresas para largo plazo.

¿Qué problemas nos encontraremos?

Pero no todo son ventajas. Si así fuese, no nos lo pensaríamos. La primera y más importante es que se trata de empresas que se salen de nuestro día a día, que no salen en los medios cada día como sí ocurre con nuestras Repsol, Telefónica y Banco Santander, y que, a pesar de ser muy conocidas, las vemos como muy lejanas. Pero esto es sólo una cuestión de percepción y también tienen desventajas cuantificables como las siguientes.


La retención en origen

Es el principal freno para la mayoría de inversores. Y muchas veces sin justificación, porque en algunos de los países de los que hablamos hay empresas con rentabilidades por dividendo elevadas e, incluso perdiendo la retención en origen que sobrepase lo marcado por el convenio de doble imposición (normalmente el 15%), la rentabilidad por dividendo resultante es muy atractiva.

De los países más interesantes para invertir:

  • Holanda tiene una retención del 15%, con lo cuál no hay problema.
  • Francia aún retiene un 30%, aunque la ley ya ha cambiado y deberían retener un 12.8%. Supongo que es cuestión de tiempo que hagan lo correcto y pase a ser un país benévolo en este aspecto.
  • Alemania tiene una retención del 26.375%, del que sólo podrás recuperar el 15%. El 11.375% tendrás que darlo por perdido o reclamárselo a la Hacienda alemana.
  • Suiza es la peor parada. Su retención en origen es del 35% (perderías el 20%) y las empresas interesantes, como Nestlé, Roche o Novartes, tienen RPDs alrededor del 3%, con lo cual la rentabilidad resultante es realmente baja. Además, los procedimientos para reclamar ese exceso de retención no son precisamente sencillos.

Puedes leer más sobre la retención en origen en los dividendos extranjeros y los procedimientos para recuperar las retenciones indebidas en este enlace.

Las comisiones

Aunque siguen siendo más elevadas que en las compras nacionales, lo cierto es que en los últimos años se han ido reduciendo. Ahora hay muchos brokers, como Selfbank, Clicktrade, ActivoTrade o ING que permiten comprar en la mayoría de países de Europa por importes entre 15 € y 20 € para compras de importes hasta nos 10.000 €.

Por supuesto, si miras a los brokers de los bancos, las tarifas siguen siendo prohibitivas pero, en el otro plato de la balanza, tienes a los brokers muy baratos, como Interactive Brokers o DeGiro, que tienen unas tarifas de risa.

Y si quieres saber más…

Si quieres profundizar un poco más sobre la inversión en dividendos en Europa lee los siguientes artículos:



Si quieres saber más sobre dónde invertir en dividendos lee esta página. Y si prefieres entrar en profundidad cómo se invierte en ciertos mercados, sectores o empresas aquí tienes los artículos sobre ellos.