El efecto de la cuenta en dólares en la bola de nieve¡Hola, cazadividendos! Retomamos el análisis que iniciamos en este artículo sobre el efecto de las cuentas en otras divisas en nuestra estrategia. En aquella ocasión revisamos cómo afectaba al cobro de dividendos. En esta nos centraremos en su influencia cuando hacemos rotaciones. Todos tenemos claros que nuestra estrategia sólo considera ventas para corregir errores de inversión o para rotar una empresa que ha dejado de ser válida para la estrategia, pero también es cierto que hay muchos inversores que siguen estrategias mixtas y el ejercicio puede ser interesante. Como es difícil valorar una estrategia mixta, es decir dividendos + rotaciones, en esta ocasión nos iremos a la situación contraria, el de un inversor value que hace rotaciones de manera relativamente habitual.



Efecto de la cuenta en dólares en cartera value con rotaciones

Para simular el caso de un inversor value flexible y compatible con nuestra estrategia le pedí a Roberto Carlos que me indicase números para hacer un ejercicio lo más real posible, y me dio estos:

  • Tiempo medio de permanencia de un valor extranjero: 2,10 años
  • Tiempo medio de permanencia de un valor nacional: 3,08 años
  • TAE en 19 años a las acciones 10,26% (descontados los impuestos).

Hipótesis para valorar el efecto de la cuenta en dólares con rotaciones

Suavizaré un poco la TAE hasta el 8% impuestos incluidos, tal y como me sugirió el mismo, y el tiempo de vida media de un valor, independientemente de si son nacionales o extranjeros, a 5 años, para que haya tres ventas de toda la cartera en los 15 años que dura la simulación. En la realidad se irían vendiendo los valores que no tienen recorrido y sustituyéndolos por otros con potencial de revalorización distribuyendo las ventas en el tiempo, no todos de golpe. Un 8% igual es un poco optimista si hablamos de periodos de 15 años… o no. Utilizaremos los mismos 3 escenarios, pero sin dividendos. Recordemos que para el ejercicio asumíamos:

  • Tasa anual de crecimiento de las aportaciones: 3%. Es decir, cada año incrementaremos nuestras aportaciones anuales a la cartera en un 3%. Si un año hemos aportado 1000 €, al año siguiente aportaremos 1030 €.
  • Comisión de cambio: 0.5 % sobre el cambio. En cada reinversión (venta + compra), en el caso de no tener cuenta en dólares perderemos un 1% (0,5% de la venta y 0,5% de la compra) respecto a tenerla.
  • Para calcular la RPD asumimos 4%. Con ventas cada 5 años no tendremos un YOC muy alto.
  • Horizonte de inversión: 15 años.
  • Los impuestos están incluidos en el 8% de rentabilidad.

Para hacer los cálculos he vuelto a utilizar la Calculadora de Jubilación de Don Dividendo para simular revalorización 8% e impuestos 0, y he obviado las comisiones de compra y venta, que serán iguales en los dos casos. Estos son los resultados:

Escenario 1: empiezo ahora y tengo un ahorro limitado

Efecto de la cuenta en dólares en una cartera recién iniciada e inversión valueCapital inicial = 1.000 €
Contribución anual = 3.000 € (250 €/mes)
Valor de la cartera a los 5 años = 26616 (cta $) / 26350 (cta €). Dif: 1 %
Valor de la cartera a los 10 años = 81916 (cta $) / 80535 (cta €). Dif: 1.69%
Valor de la cartera a los 15 años = 201305 (cta $) / 196334 (cta €). Dif: 2.47%
RPD: 8052 (cta $) / 7853 (cta €). Dif: 199 € = 16,58 €/mes (2,47%)



Escenario 2: llevo un tiempo y he aumentado mi ahorro

Efecto de la cuenta en dólares en una cartera en formación e inversión valueCapital inicial = 50.000 €
Contribución anual = 6.000 € (500 €/mes)
Valor de la cartera a los 5 años = 156861 (cta $) / 155292 (cta €). Dif: 1 %
Valor de la cartera a los 10 años = 387557 (cta $) / 380333 (cta €). Dif: 1.86%
Valor de la cartera a los 15 años = 885616 (cta $) / 861318 (cta €). Dif: 2.74%
RPD: 35424 (cta $) / 34452 (cta €). Dif: 972 € = 81 €/mes (2,74%)

Escenario 3: bola de nieve rodando y capacidad de ahorro mayor

Efecto de la cuenta en dólares en una cartera formada e inversión valueCapital inicial = 100.000 €
Contribución anual = 10.000 € ( 833 €/mes)
Valor de la cartera a los 5 años = 297418 (cta $) / 294443 (cta €). Dif: 1 %
Valor de la cartera a los 10 años = 723624 (cta $) / 710028 (cta €). Dif: 1.88%
Valor de la cartera a los 15 años = 1643766 (cta $) / 1592275 (cta €). Dif: 3.13%
RPD: 65750 (cta $) / 63691 (cta €). Dif: 2059 € = 171 €/mes (3,13%)

Dejando de lado la exactitud de los cálculos, hay varias cosas que parecen claras:

Primero. Cuanto más grande es la cartera y más largo el plazo de inversión, más se nota la diferencia entre tener y no tener cuenta en dólares. Si el objetivo es cobrar dividendos, a 15 años vista cobraremos alrededor de un 3% más de dividendos si tenemos cuenta en dólares. Eso sin tener en cuenta el efecto de los dividendos, que como ya vimos estaban alrededor del 0.20%.

Segundo. A quince años, en una estrategia con B&H con dividendos no parece necesaria. En cambio, en una estrategia value con o sin dividendos el efecto es entre un 2.5% y un 3% del valor de la cartera, y puede tener mucho sentido. Dependerá evidentemente del número y volumen de las rotaciones.


Tercero. Sigue pendiente que revisemos si es complicado o no el seguimiento de las plusvalías debidas a los cambios entre dólares y euros en caso de tener cuenta en dólares. Los B&H somos bastante vagos (yo por lo menos) y este seguimiento parece bastante laborioso. ¿Realmente lo es o si puede ser un motivo que refuerce el hecho de renunciar a la cuenta en dólares?

¿Qué opinas? ¿Vale la pena tener una cuenta en dólares con nuestra estrategia?

¡Que tengas buena caza!

Y si quieres saber más…

Si quieres saber más cuestiones importantes relacionadas con el efecto divisa en la inversión en dividendos. Y si prefieres entrar en profundidad en alguna cuestión sobre el papel del cambio de divisas en la inversión en dividendos aquí tienes artículos específicos sobre algunos de ellos.

     Todos los artículos