La garantía del fondo de inversión se utiliza cuando hay algún problema con el broker y las acciones teóricamente depositadas no están¡Hola, cazadividendos! La seguridad es un tema que preocupa mucho a la mayoría de gente. Tenemos seguros de hogar, de automóvil y de salud, ponemos alarmas en nuestras casas, compramos coches seguros para estar más protegidos en caso de accidente y nos ponemos casco para ir en moto. Cuando hablamos de dinero la cosa no cambia demasiado. Escogemos bancos que nos parecen seguros para nuestros ahorros y sabemos que el Estado responde con hasta 100.000 € por titular en caso de que el depositario no pueda devolverte tu dinero. Pero ¿qué pasa con tus acciones? Compras acciones de McDonald’s y los depositas en un broker. ¿Qué ocurre si el broker no te las devuelve?

¿Qué es la garantía de la inversión?

Cuando hablamos de la seguridad de nuestras inversiones o de qué garantía tienen, hay que tener en cuenta varios aspectos importantes.

En primer lugar, es muy importante entender que la garantía no se aplica a malas decisiones de inversión sino a casos en que el operador no puede responder de la inversión y no puede devolver los productos o valores depositados. La garantía se aplica por separado a dos tipos de instrumentos: los de ahorro y los de inversión. Entre los primeros tenemos las cuentas y los depósitos. Entre los segundos tenemos los valores o activos de inversión. En general, las coberturas son o pueden ser diferentes, y no son excluyentes.

En segundo lugar, no es relevante  donde se invierte, sino donde está registrado el operador o, mejor dicho, a que fondo de garantía está adherido. Los brokers están adheridos a los fondos de garantía del país en el que están domiciliados. Por ejemplo, en el caso de las acciones no importa si son de empresas estadounidenses, británicas o españolas, pero es fundamental si el broker es estadounidense, británico o español, porque se aplicará la garantía del país donde está registrado el operador.

Como siempre, es muy importante leer bien el contrato y comprobar qué garantía aplica. Y más en este caso donde la publicidad de la web o los argumentos comerciales de venta suelen ser ambiguos.

Y en tercer lugar, la garantía de inversión que ofrecen los diferentes fondos de garantía es algo adicional. En principio, tal y como explicábamos en la página principal de esta sección, si escoges un broker regulado ya tienes una capa de seguridad bastante importante, porque los organismos reguladores exigen el cumplimiento de una serie de normas que protegen a los inversores, velan por la correcta información y garantizan aspectos como que el capital de los clientes está separado del de los brokers

Finalmente, si el importe invertido supera el límite de garantía aplicado para ese broker, es conveniente valorar la opción de contratar otro diferente. De esta manera, si hay algún problema con el depositario, sólo una parte de nuestra cartera estará afectada.

¿De quién son los accciones?

Actualmente hay dos tipos de cuentas para depositar las acciones:

  • Cuentas nominativas: son cuentas a nombre del cliente. En este caso no hay duda: las acciones son tuyas.
  • Cuentas ómnibus: son cuentas a nombre del broker. Las acciones de todos los clientes están a nombre del broker y este tiene un registro interno que indica qué acciones son de cada cliente.

Hasta hace unos años, todas las cuentas de valores en España eran nominativas y en el extranjero ómnibus, pero recientemente hubo un cambio de legislación en España y pasaron a ser todas ómnibus. Bueno, todas no, porque aún hay la posibilidad de contratar cuentas nominativas, pero los precios son tan elevados que en la práctica sólo la gente con muchísimo dinero invertido puede permitírselo.

Las cuentas ómnibus tienen ventajas para los brokers como que, si un cliente vende acciones y otro cliente las compra, no es necesario que el broker ejecute estas dos operaciones realmente sino que puede cambiar simplemente la titularidad en el registro interno y ya está. Esto evita muchos costes de intermediación al broker y permite ofrecer una mejores tarifas.

Evidentemente, no es lo mismo en cuanto a seguridad que nuestras acciones estén mezcladas con las de los otros clientes que estén registradas a nuestro nombre pero, como decía antes, los costes de mantenimiento de este tipo de cuentas las hacen inviables para la mayoría.

De todas maneras, fuera de nuestras fronteras hace mucho tiempo que las cuentas son ómnibus y no hay problema. Los brokers están auditados y además tienen los activos de los clientes separados de los suyos  para evitar que una quiebra del broker arrastre a sus clientes.

Con este escenario, si el broker tiene problemas, las acciones se traspasan a otro broker y ya está. Pasarás una temporadita de nervios hasta que puedas volver a disponer de tus activos pero no debería ser más de unas cuantas semanas.

Garantía para las acciones

Entonces, ¿para qué sirve el fondo de garantía de inversiones? Pues básicamente para cuando las acciones no existen.

Imaginemos por ejemplo que el broker no compra realmente las acciones: después de todo, lo que nosotros vemos es una aplicación informática que muestra una transacción, que puede ser real o fictícia. Imaginemos que cuando compramos acciones realmente el broker realmente no ejecuta la operación y simplemente espera a que otro cliente suyo las venda, para cambiar el registro interno. De hecho, la posibilidad de que los intermediarios casen operaciones internamente es una ventaja de las cuentas ómnibus pero siempre que se use bien.

Otro caso: que el broker preste tus acciones a otro cliente y este no las pueda devolver porque se declara insolvente. Si estas operaciones se hicieran de manera masiva y hubiera problemas, podría pasar que muchas acciones no existieran realmente.

Que nadie se alarme: son ejemplos puramente teóricos y los mecanismos de control son muy rigurosos, así que es muy complicado que pase, pero los fondos de garantía están para cubrir estos casos en que no hay nadie que pueda responder por el patrimonio de los clientes.

Garantía en entidades españolas

En España  hay dos fondos de garantía:

  • La garantía de inversiones de las entidades adheridas al Fogain es de 100.000 €El Fondo de Garantía de Depósitos o FGD. Tal y como se explica en la web, y transcribo literalmente, el Fondo tiene por objeto garantizar los depósitos en dinero y en valores u otros instrumentos financieros constituidos en las entidades de crédito (bancos y cajas de ahorro), con el límite de 100.000 euros para los depósitos en dinero o, en el caso de depósitos nominados en otra divisa, su equivalente aplicando los tipos de cambio correspondientes, y de 100.000 euros para los inversores que hayan confiado a una entidad de crédito valores u otros instrumentos financieros. Estas dos garantías que ofrece el Fondo son distintas y compatibles entre sí. Se puede encontrar la lista completa de entidades adheridas en esta página.
  • El Fondo de Garantía de Inversiones o FOGAIN. Su finalidad, y trascribo literalmente de la web otra vez, es ofrecer a los clientes de las sociedades de valores, agencias de valores y sociedades gestoras de carteras (es decir, todo lo que no son bancos y cajas de ahorro) la cobertura de una indemnización en caso que alguna de estas entidades entre en una situación de concurso de acreedores o declaración de insolvencia por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La cobertura máxima es de 100.000 euros para aquellas situaciones de concurso de acreedores o declaración de insolvencia administrativa. Se puede encontrar la lista completa de entidades adheridas en esta página.

Las entidades registradas en España deberían estar adheridas a uno de estos dos fondos de garantía o a los dos.

Garantía en entidades extranjeras

La garantía de inversiones de las entidades adheridas a los fondos de otros países dependerá de cada casoEn cambio, las entidades que operan en España pero que están registradas en otro país de la Unión Europea no están obligadas a adherirse a estos fondos de garantía, siempre que estén adscritas a los fondos de garantía equivalentes de su país de origen. Respecto a los importes, en depósitos toda la Unión Europea ofrece una cobertura mínima por titular de hasta 100.000 euros. En cambio, para depósitos de valores cada país garantiza lo que considere conveniente y esté fijado en su legislación. En este sentido, en España estamos muy bien, porque la garantía del Fogain es la más alta de Europa, con 100.000 € por titular.

Si nos fijamos en otros fondos de garantía:

Los intermediarios

Es habitual que los brokers sean intermediarios de otros brokers para acceder a otros mercados. Por ejemplo,

  • ING en España utiliza a Renta 4 para el mercado nacional.
  • Activo Trade en su cuenta Pro utiliza a Interactive Broker y en su cuenta Plus a Saxo Bank.
  • Clicktrade es intermediario de Saxo Bank para las acciones.

En este sentido, lo lógico es que es el broker que contratas el que ofrece la garantía a sus cliente, pero no hay que perder de vista que en algunos casos los intermediarios pueden estar adheridos a fondos de garantía que cubren un importe menor.

Diversificación en brokers

Una vez vista la foto general, ¿qué tenemos que hacer?

Pues lo normal, una vez más, es actuar con sentido común. Lo lógico es diversificar razonablemente en brokers para evitar que algún contratiempo con uno de ellos afecte a toda tu cartera, pero no pierdas el norte. Llegará un momento en que tendrás que fiarte del depositario sin más. Imagínate que tienes un millón de euros. ¿Contratarás diez brokers para que te cubran las garantías de todos ellos?

Además, a medida que tu cartera crezca en valor, lo lógico es que vayas dejando de pensar en las comisiones y te centres más en la seguridad de tu cartera. La mayoría de inversores acaban llevándose sus inversiones a bancos sistémicos, esos que el sistema no puede dejar caer porque afectarían a la viabilidad global del propio sistema,  para intentar contar con el respaldo de sus respectivos países en caso de problemas.

¡Que tengas buena caza!

Y si quieres saber más…

Si quieres saber más cuestiones importantes relacionadas con los brokers lee esta página. Y si prefieres entrar en profundidad en algún aspecto concreto aquí tienes artículos específicos y revisiones de los brokers más habituales.

     Todos los artículos