El modelo 720 del Ministerio de Hacienda tiene un halo de misterio que intentaremos eliminar en este artículo¡Hola, cazadividendos! Hoy hablaremos sobre las obligaciones que contraemos por el hecho de tener nuestra cartera de acciones depositada en el extranjero. Hace unos años esto era completamente impensable, porque el punto de entrada para contrinsatar cualquier producto financiero era una entidad bancaria, pero la popularización de Internet y el paso de estas entidades financieras al mundo digital o, más aún, la aparición de otras que operan exclusivamente por internet (y que normalmente son más baratas), ha hecho posible la contratación de productos en entidades extranjeras con un click. El problema es que tener bienes en el extranjero puede traer consigo obligaciones como presentar el modelo 720 del Ministerio de Hacienda. Artículo actualizado a 30/03/2017.


Así, la situación actual es que se pueden contratar productos más baratos en Internet y, algunos de ellos, fuera de nuestras fronteras. ¿Y la consecuencia cuál es?. Pues que los contratamos. Después de todo, ¿por qué no hacerlo? Esto es aplicable a cualquier producto financiero y, ciñéndose al objetivo de nuestra comunidad, a los brokers y a la compra de acciones de empresas.Si preguntásemos a los lectores qué brokers utilizan, probablemente dirían que para acciones españolas utilizan opciones más conservadoras (bancos tradicionales,  o ING Direct básicamente), pero que a la hora de acceder a mercados extranjeros, entran en juego opciones más globales, como Clicktrade, ActivoTrade, OreyiTrade, DeGiro, ING Direct o Activo Trade. Y algunas de estas entidades tienen sus cuentas depositadas en el extranjero.

Este artículo es una revisión del que publicamos el año pasado. Lo hemos actualizado, hemos incluido información que los lectores aportaron en la sección de comentarios y hemos añadido enlaces a noticias recientes. No hemos cambiado las imágenes del programa, a pesar de que han mejorado algo la presentación (el año pasado aparecían los campos desalineados en los formulario web y este año ya aparecen bien), porque el contenido es básicamente el mismo. ¡Vamos allá!

¿Es ilegal tener dinero fuera?

Llevar dinero fuera de España no es ilegalNo, claro que no, aunque con los últimos casos de corrupción parece que es ilegal tener dinero fuera de España, la realidad es que el dinero es nuestro y podemos hacer con él lo que nos parezca. Es de Perogrullo, pero está bien recordarlo.  ¿Entonces por qué tanto lío con sacar dinero de España? Pues básicamente porque se puede hacer de dos maneras. La primera es simplemente hacer una transferencia. En este caso, el banco puede (o debe, no lo tengo claro) notificárselo al Banco de España, y no hay mayor problema, aunque sí conlleva una serie de obligaciones derivadas, en las que luego ahondaremos.

La segunda, es hacerlo en efectivo, y en este caso sí hay limitaciones legales. Actualmente son 100.000 euros si el movimiento se hace dentro del territorio nacional y 10.000 euros cuando el dinero sale de nuestro país.


Los casos que salen por la tele normalmente se han saltado todas estas limitaciones y es dinero sin declarar.

¿Y qué dice la ley? El modelo 720

Disposiciones de la ley para la declaración de bienes en el extranjeroBásicamente dos cosas: La primera, que todo residente español está obligado a declarar la totalidad de sus bienes y los rendimientos que estos generan. Y en la totalidad de sus bienes están incluídos todos los que se encuentran en el extranjero: inmuebles, cuentas, acciones, etc… La segunda, que si se tienen bienes en el extranjero y esos bienes superan los 50.000 € se deberá presentar el modelo 720 de la Agencia Tributaria. Y la verdad es que las multas asustan por lo desproporcionadas que son… Basta buscar en Google “multa modelo 720” para encontrar perlas del estilo:

El mero hecho de no presentar la declaración informativa supone, si Hacienda lo descubre, una sanción de 5.000 euros por cada dato omitido y con un mínimo de 10.000 euros.
o
La multa se aplica con independencia de que el bien se hubiera incluido en otras declaraciones como el IRPF o el impuesto sobre el patrimonio.”

De hecho, estas sanciones están denunciadas ante la Comisión Europea y esta empieza a tomar cartas en el asunto. Recientemente apareció esta noticia en la se explicaba que daba dos meses a España para suavizarlas. También es posible que, con la entrada en vigor del Automatic Exchange of Information, deje de tener sentido en pocos años. En cualquier caso, lo más inteligente, como siempre, parece que es cumplir estrictamente con la ley para evitar problemas.

El objeto del artículo de hoy es doble: por un lado, presentar un resumen autocontenido de toda esta información y, por el otro, dar cuatro pinceladas sobre como cumplimentarlo. Podéis encontrar toda la documentación de la Agencia Tributaria sobre el trámite en este enlace.

¿Por qué hablamos ahora del modelo 720?

El plazo para la presentación del modelo 720 correspondiente a 2015 finaliza el 31 de marzo de 2016Básicamente por una cuestión de plazos. Los obligados a presentar la declaración, tienen tiempo hasta el 31 de marzo de 2017. No falta mucho, la verdad, y como comentábamos al principio, las multas son demasiado cuantiosas como para tomarlo a la ligera. No sé en qué acabará el modelo 720, pero hay procesos judiciales en marcha en su contra que ya han sido admitidos a trámite por la Comunidad Europea. Podéis encontrar numerosos artículos en la web donde se explica, pero básicamente las reclamaciones se basan en que unas obligaciones tan amplias, una exigencia de información tan sumamente detallada y unas sanciones tan graves suponen “un importante obstáculo y una restricción a la libre circulación de personas”. Por ejemplo, en algunos casos, presentar fuera de plazo ha supuesto en la práctica la confiscación total de los bienes en el extranjero. Y presentar en plazo tiene sus problemillas si lo dejamos para el final, ya que sólo se puede presentar por internet y no disponer del certificado digital, la cl@ve PIN o el DNI electrónico pueden suponer un inconveniente insalvable. De todos modos, en la web de la Agencia Tributaria también se indica que aquellos contribuyentes que, por razones de carácter técnico, no han podido presentar el modelo 720 por Internet en el plazo establecido, podrán efectuar la presentación durante los tres días naturales siguientes al de finalización del plazo de presentación.


¿Qué es el modelo 720?

El modelo 720 es una declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero y tiene como objetivos declarar:

  • Las cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.
  • Los valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero
  • Los bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

Después veremos que la agrupación de nuestros bienes en estos tres bloques (cuentas, valores e inmuebles) es importante a la hora de determinar la obligación o no de presentar el modelo 720.

¿Quien está obligado a presentar el modelo 720?

En general está obligado cualquier contribuyente cuya suma de bienes en el extranjero en uno de los tres grupos indicados (cuentas, valores o inmuebles) supere los 50.000 euros. Eso sí, si se superan hay que informar todos los bienes de ese grupo, no sólo el exceso. Por lo que he investigado, parece que, en el caso de las cuentas, superarlos significa que la suma de los saldos a 31 de diciembre o que el saldo medio del último trimestre los superen. En el caso de los valores significa que en algún momento del último trimestre del año la valoración ha superado ese importe. Y en el caso de los inmuebles se habla del valor de adquisición aplicando el tipo de cambio correspondiente a 31 de diciembre.

Si se tiene dudas de si se superan esos 50.000 € o no, lo mejor es presentarlo para evitar problemas. Presentar una declaración sin obligación en principio no es sancionable.

Una vez presentado, sólo será necesario volverlo a presentar en años posteriores si se ha producido un incremento de más de 20.000 euros en los grupos que motivaron la presentación respecto a la última declaración presentada, a menos que haya habido ventas de los valores declarados. Si no se ha incrementado en más de 20.000 € sólo se declaran las ventas (disminuciones en el numero de acciones de un valor entre el 31-12 de un ejercicio y del siguiente), a no ser que se reinvierta el dinero de las ventas completamente en la compra de otras acciones, en cuyo caso se puede sustituir la declaracion de las cancelaciones por la declaracion de la cartera que se tenia el 31-12 (foto completa sin las ventas). Es decir, si el valor de la cartera no aumenta, pero se sustituye un valor por otro mediante venta y posterior reinversion, entonces esas rotaciones me oblgarian a rellenar el 720 aunque no se incrementase el valor de la cartera en mas de 20.000€ con respecto a la ultima declaracion del modelo 720. Todo esto está explicado en este comentario.


Puntos importantes

En este apartado destacaremos supuestos más o menos habituales que nos pueden hacer dudar. Como no tienen relación unos con otros, será una simple enumeración de situaciones y cómo se resuelve cada una.

Valores y cuentas de efectivo. Existe obligación de informar sobre la cuenta bancaria (o expediente de valores) cuando se supere el límite con independencia del número de titulares de la cuenta. Por ejemplo, para una cuenta de valores de un matrimonio (50% de titularidad de cada uno) depositada en el extranjero y valorada en 51.000 € deberán informarse los saldos totales sin prorratear, indicando el porcentaje de participación.

Cuentas y valores con titularidad compartida. Además, si  un bien o derecho que deba ser objeto de declaración es “ganancial” y solamente consta como titular formal del mismo uno de los cónyuges, ambos cónyuges tienen obligación de presentar la declaración. Es decir, el cónyuge que no es titular formal deberá declarar como titular real. Está explicado en esta FAQ de la Agencia Tributaria:

“Si un bien o derecho que deba ser objeto de declaración es “ganancial”,  y solamente consta como titular formal del mismo uno de los cónyuges, ¿existe obligación de declaración del otro cónyuge?

Respuesta:
Cuando  la  titularidad  formal  de  un  bien  o  derecho ganancial corresponde  a uno  de  los  cónyuges,  ambos  cónyuges  (si  están  dentro  del  ámbito  subjetivo  de  la obligación) tienen obligación de presentar la declaración.
El  cónyuge  que  no  es  titular  formal  deberá  declarar  como  titular  real  de  acuerdo  con  el artículo  4.2  de  la  Ley  10/2010  de  28  de  abril  de  2010,  de  prevención  del  blanqueo  de  capitales y de la financiación del terrorismo.”


Yo interpreto (faltaría confirmarlo) que:

  • El titular que aparece en la cuenta informa la valoración total de la posición y “titular” como Clave de condición del declarante.
  • El titular que no consta en la cuenta informa la valoración total de la posición y “Otras formas de titularidad real” como Clave de condición del declarante.

Otras titularidades. El modelo prevé hasta ocho tipos de clave de condición del declarante: titular, representante, autorizado, beneficiario, usufructuario, tomador, con poder de disposición y otras formas de titularidad real. Eso significa que se tienen que tener en cuenta todos los bienes para los que se tenga alguna de estas titularidades y no sólo aquellos en los que se tiene propiedad real.

Ventas de bienes. En el caso de los inmuebles hay obligación de declarar cuando se enajene (dejen de ser propiedad del declarante) en un momento anterior a 31 de diciembre. En la misma línea, hay obligación de declarar los valores de los que su titular haya perdido tal condición en algún momento del año anterior al 31 de diciembre. En base a esto, alguien que haya hecho el 720 por tener acciones de KO y MCD, si este año vende por ejemplo KO tendría obligación de presentarlo el próximo año informando de la baja de KO. Esto está reflejado en la pregunta 81 de las preguntas frecuentes del modelo 720 en la web de la Agencia Tributaria:

“Se debe informar de la cancelación de los valores, respecto de los que ya se informó o se tuvo la obligación de informar en la declaración informativa sobre bienes  y  derechos  situados  en  el  extranjero  (no  de  la  venta  de  valores  que  se adquieran y se vendan a lo largo del ejercicio y antes del 31 de diciembre). “

Fondos de inversión y ETFs. Si las participaciones están en una entidad comercializadora española no hay que declararlos, ya que la la obligación de información corresponde al comercializador. Está explicado en esta FAQ:


“De acuerdo a Consulta Vinculante de de la Dirección General de Tributos, las acciones y participaciones en instituciones de inversión colectiva extranjeras comercializadas en España del modo citado, no quedarán incluidas en la obligación de informar regulada en el artículo 42 ter.2 del Reglamento General aprobado por el RD 1065/2007, de 27 de julio, en tanto los referidos valores se mantengan registrados por sus titulares en dichos comercializadores o representantes, ya que la información a que se refiere el citado artículo 42 ter.2 queda cubierta por las obligaciones de información que corresponden al comercializador o al representante, en particular, por las previstas en el artículo 39.2 del citado Reglamento.”

Instrumentos financieros derivados. De acuerdo a la consulta vinculante V1421-13 no hay obligación de presentar la declaración en el caso de los instrumentos financieros derivados, como en el caso de los CFDs:

“Sobre la base de lo señalado anteriormente se puede concluir que los contratos por diferencias constituyen instrumentos financieros derivados, y no tienen consideración de valores o derechos representativos de la participación en entidades jurídicas ni de la cesión a terceros de capitales propios, por lo que no se encuentran incluidos en la obligación informativa a que se refiere el artículo 42 ter del Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria.”

Pero hay obligación de presentar la información de la cuenta que da margen, en el caso de que la suma de saldos en todas las cuentas y depósitos supere los 50.000 €.

Declaración total o complementaria. Según la pregunta 81 de las preguntas frecuentes del modelo 720 en la web de la Agencia Tributaria, si hay un incremento de más de 20.000 € en algún grupo se deberá presentar una nueva declaración con el total de bienes con todas las posiciones a 31 de diciembre:


“Solamente se debe volver a informar del CONJUNTO DE valores, seguros y rentas (obligación establecida en el artículo 42 ter del Reglamento General aprobado por el RD 1065/2007), que se posean a 31 de diciembre de 2013, si el valor conjunto de los mismos en esta fecha, experimenta un incremento superior a 20.000 euros respecto al valor conjunto que determinó la obligación de presentación de la última declaración de bienes y derechos situados en el extranjero (Artículo 42 ter.5 del Reglamento General aprobado por el RD 1065/2007, de 27 de julio).”

Sanciones. Las sanciones son muy elevadas: 5000 € por cada dato o conjunto de datos que se hayan omitido o se hubieran informado de forma incompleta, hubiera debido incluirse o se hubiera informado de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10000 €

¿Qué cuentas de valores están sujetas al modelo 720?

En el apartado punto anterior hablábamos de los importes de bienes en el extranjero que obligan a la presentación del modelo 720. Si nos centramos en las acciones, que lo que más interesa en nuestra comunidad, ¿cuál es el criterio para decidir que están depositadas en el extranjero? Pues en los artículos del año pasado llegamos a la conclusión de que se consideraban depositadas en el extranjero si se cumple una de estas dos condiciones:

  • La cuenta de efectivo no está domiciliada en España. Es decir, si el IBAN de la cuenta no empieza por ES.
  • El broker no informa a la Agencia Tributaria sobre la titularidad de los bienes (compra/venta).

Por lo tanto, no es relevante que las acciones sean de una empresa nacional o extranjera. Lo único que importa es dónde están depositados.

¿Con qué brokers tendremos que presentar el modelo 720?

Y si vamos a lo práctico, a continuación mostramos una lista con algunos de los brokers más habituales y si hay que presentar el modelo 720 si operamos con ellos:

  • ActivoTrade: No ES + informa a AEAT. No 720. Hay que presentar modelo 720.
  • Clicktrade: ES + informa a AEAT (Auriga SV). No 720.
  • ING: ES + informa a AEAT (Renta 4). No 720.
  • Interactive Brokers: No ES + no informa a AEAT. Hay que presentar modelo 720.
  • DeGiro: ES + no informa a AEAT. Hay que presentar modelo 720.
  • OreyiTrade: ES + informa a AEAT. No 720.
  • Selfbank: ES + informa a AEAT. No 720.

En general, la mayoría de bancos tradicionales operan con cuentas en España e informan a la Agencia Tributaria, con lo cual no es necesario preocuparse de este tema.

Cumplimentación del modelo 720

Finalmente, nos centraremos en la cumplimentación y presentación del modelo. Para este punto me han ayudado mucho Cherky y Roberto Carlos, que se han molestado en ir tomando notas y guardando imágenes del programa de ayuda mientras hacían el trámite. Yo de momento no llego a los 50.000 € depositados en ActivoTrade (el único de mis brokers para el que contraería la obligación de presentar el 720 si superase ese importe) así que todo este ejercicio hubiese sido completamente teórico sin contar con su ayuda. Mi labor ha sido unificar la información que me han proporcionado y decidir en los casos en que había diferencias de interpretación. El año que viene espero poder explicar de primera mano el procedimiento 🙂

En primer lugar, es importante destacar que el modelo 720 sólo se puede presentar telemáticamente, y eso implica disponer de certificado digital, DNI electrónico o la cl@ave PIN de la Agencia Tributaria. Así que si no lo tenéis, solicitadlo cuanto antes para poderlo presentar en plazo.

Antes de describir el procedimiento me gustaría recordar que toda la información del modelo 720 en la Agencia Tributaria está en esta página. En ella se pueden encontrar los programas de ayuda, consultar y modificar declaraciones presentadas, y aportar documentación adicional:

Información del modelo 720 en la Agencia Tributaria

Pulsando en el primer enlace (Presentación ejercicio 2015 y siguientes) pide identificarse con certificado digital, DNI-e o cl@ve PIN

Identificación del contribuyente en la presentación del modelo 720

Una vez identificados, se abre el programa de ayuda:

Cumplimentación de datos personales en el modelo 720

En la imagen sobre estas líneas podéis ver la primera página (Declarante y resumen de la declaración), en la que sólo hay que indicar los datos personales: nombre, apellidos, NIF y teléfono de contacto. El resto del formulario sirve para indicar si esta declaración complementa alguna anterior y para identificarla en caso de que así sea. Una vez cumplimentados los datos personales, pulsando en el enlace “Bienes o derechos”, iremos a la segunda página para detallar los valores uno a uno. En ella se puede ver la lista de todos los bienes (acciones en nuestro caso) introducidos.

Vista general de bienes y derechos en el modelo 720

Al pulsar en el botoncito con el “+” se abre el diálogo para añadir un nuevo bien:

Detalle de un bien o derecho en el modelo 720

Esta es la pantalla principal del programa de ayuda, en la que declararemos cada una de las posiciones de nuestra cartera (si está depositada en el extranjero y supera los 50.000 €) y en la que podemos encontrar más problemas. Podéis encontrar las preguntas frecuentes sobre la cumplimentación de esta pantalla en este enlace de la Agencia Tributaria.

El modelo es relativamente sencillo y normalmente indicaremos los siguientes valores en cada uno de los campos:

Clave de condición del declarante: 1 TITULAR.
Clave tipo de bien o derecho: V Valores o derechos representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica.
Subclave de bien o derecho: 1 Valores o derechos representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica.
Código de país: Donde estan depositadas las acciones. En el caso de los fondos es el país de la gestora del fondo.
Clave de identificación: 1 Identificación por codigo ISIN
Identificación de valores: El ISIN de las acciones de cada empresa (si no los indica el broker se pueden encontrar, por ejemplo, en Morningstar).
Identificación de la entidad: es la empresa de la cual compramos acciones o el fondo o ETF, en el caso de utilizar estos instrumentos, tal y como se indica en la consulta vinculante de la Agencia Tributaria V1058-13:

“2º.- ¿Se debe indicar los datos de la razón social y nombre de la empresa de la que son las acciones o las del broker que gestiona los planes de compras? (…) .En consecuencia, la identificación mediante la razón social, o denominación completa de la entidad jurídica, así como su domicilio, corresponderá a la entidad jurídica a la cual corresponden los valores o derechos representativos del capital de la misma. En el caso que nos ocupa, la empresa o entidad cuyas acciones son representativas del capital de dicha entidad.”

NIF en el país de residencia fiscal: NIF de la empresa. Campo opcional = NO OBLIGATORIO. Este es un dato que puede no ser demasiado trivial en otros países:

Empresas USA: en este caso es muy sencillo. Sólo hay que descargar algún informe del SEC (la CNMV americana), por ejemplo el 10-k. En la página web de la compañía siempre hay en algún sitio algún enlace que se llama SEC Filings y de ahí se descarga. En la primera o segunda página del documento a modo de portada viene toda la información. La dirección viene encabezada un texto del estilo “Address of principal executive offices”, el código postal es zip code y el NIF americano es el IRS Employer Identification Number (EIN) y tiene un formato XX-XXXXXXX. Aquí tenéis el buscador y un ejemplo.

Empresas británicas. Bastante más complicado. En la página web se suele encontrar el nombre completo y la dirección. Existe el concepto de headquarters (oficina central) y de registered office (sede social), que es el que en teoría se debe usar. El NIF como tal no existe. Lo más parecido es el Unique Taxpayer Reference (UTR), otorgado por el HMRC. No es un dato que publiquen y lo tienen a efectos fiscales. Se pude conseguir escribiéndoles, pero a veces o no te contestan o no está muy claro que sea correcto. El formato es XXXXX XXXXX, a veces con tres dígitos delante XXX XXXXX XXXXX, pero se supone que los números que importan son los diez principales.

Otras opciones son el Company Registration Number o el VAT registration number. El Company Registration Number no tiene carácter fiscal pero sirve para identificar inequívocamente cualquier compañía británica, ya que se crea en el momento de constitución y es un dato público.Se puede encontrar normalmente en Google buscando “Company Number”.

El VAT registration number se usa para comerciar entre compañías, con el que se factura el IVA y también lo expide el HMRC. Se incluye en una base de datos europea en el que cualquiera pueda comprobar si el número es correcto. Podría ser este el número que piden, pero no todas las empresas lo tienen, porque requiere un volumen mínimo de facturación, pero obviamente cualquier empresa cotizada lo debe tener. Igual que con el UTR, no es un número que aparezca en la web.

Al no saber con seguridad qué identificador hay que usar, creo que una buena opción es utilizar la opción “Aportar documentación complementaria” de la página principal del modelo 720 para dar toda la información que tengamos sobre cada posición.

Empresas españolashttp://www.infocif.es/

Empresas australianas: buscando en Google “Australia bussines number ABN”.

Empresas de otros países europeos: se les puede solicitar directamente o se puede encontrar en internet. Estos son los formatos más habituales:

Alemania: DEXXXXXXXXX
Holanda: NLXXXXXXXXXXXX
Suiza: CHE-XXX.XXX.XXX (se llama UID).

Domicilio de la entidad o ubicación del inmueble. Campo opcional = NO OBLIGATORIO. Dirección de la empresa con código postal.
Código del país. Campo obligatorio (está marcado con un asterisco). País de la empresa en el caso de las acciones o de la gestora en el caso de los fondos.
Fecha de incorporación. Campo opcional = NO OBLIGATORIO. Hay dos opciones: añadir la posición total para ese bien sin diferenciar las diferentes compras (en ese caso no hay que especificar la fecha de compra) o detallar un bien para cada compra (en ese caso sí hay que especificar la fecha de compra). Por lo tanto lo más fácil es detallar la posición total y NO indicar la fecha de compra.
Origen del bien o derecho:

A Bien o derecho que se declara por primera vez o que se incorpora en el ejercicio de la declaración (bien que se declara por primera vez en el modelo 720)
M Bien o derecho que ya ha sido declarado en ejercicios anteriores (bienes ya declarados en otra presentación del modelo 720)
C Bien o derecho que se declara porque se extingue la titularidad o cualquier otra forma de titularidad real sobre el mismo (ventas de bienes)

Valoración 1:

En el caso de origen “A” o “M” es el saldo o valor a 31 de diciembre.
En el caso de origen “C” es el importe total de las ventas.
Las valoraciones en euros, por supuesto y siempre positivas, independientemente de que se trate de compras o ventas. Para hacer el cambio se puede consultar el cambio oficial a 30/12/2016 en el BOE o en el Banco Central Europeo (BCE). También podéis encontrarlo en esta página.

Clave de representación de valores: A Valores representados mediante anotaciones en cuenta.
Número de Valores: número de acciones.
Porcentaje de participación: 100% si eres titular único, 50% si el expediente de valores es de la pareja, etc..

Para finalizar, también debemos declarar la cuenta de efectivo que usamos para comprar las acciones, pero sólo si el saldo a 31 de diciembre de 2015 supera los 50.000 € o si el  saldo medio de los tres últimos meses de 2015 supera los 50.000 €. En estos casos, habría que declararlo como clave tipo de bien o derecho “C Cuentas abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio y se encuentren situadas en el extranjero“.

Finalizaremos con varios puntos importantes y trucos que pueden facilitarnos la cumplimentación del modelo. Empecemos por los trucos. El primero, que al rellenar los bienes hay un botón en la parte superior que sirve para duplicar ese bien, cosa que facilita mucho la cumplimentación del modelo. El segundo, que la declaración se puede guardar para nuestra seguridad mientras vamos cumplimentando el modelo o incluso para tener un punto de partida para la del año siguiente, en el caso de que se tenga obligación de declarar. También se puede importar o exportar la declaración. Todas estas opciones se pueden encontrar en la parte inferior de la página:

Botones para grabar y exportar la declaración del modelo 720

Y el tercero, que es muy conveniente preparar la declaración antes de empezar a cumplimentarla, recopilando los ISIN de los valores y calculando los importes en euros de manera automática. Preikestolen nos ha dejado un excel que nos puede servir cómo guía. Podéis descargarlo de aquí.

A continuación una lista de detalles que conviene tener muy claros para no hacer faena innecesaria:

  • NO hay que declarar un bien por cada compra sino un único bien con toda la posición a 31.12.2016.
  • NO se abre Ficha por las ventas que has realizado en el primer año que declaras. Sí en los posteriores.
  • La Obligación de Declarar otro año solo existe si Superas en 20.000€ el valor de tu última declaración Modelo 720.
  • Las  ventas SI se ponen en positivo y aumentan irrealmente el valor.
  • Un valor es A en el primer año declarado y es M si lo declaras en el 2º año (M como de Mantenido). Si se incrementa el número de acciones hay que declararlas en dos paquetes, una con la posición anterior y M, y otra con el incremento y A.
  • Tal y cómo pone en esta FAQ del 2014, si no se superan los 20.000 € de incremento de valoración respecto a la última presentación del modelo, sólo es necesario informar de las cancelaciones (C), sin tener que declarar las compras y las posiciones que se mantienen. Esta obligación se puede sustituir por volver a declarar la posición entera siempre que se haya reinvertido completamente el importe de las ventas. Si se superan los 20.000 € de incremento se debe informar la posición entera.

Presentación del modelo 720

Una vez introducidos todos los bienes, sólo falta firmar la declaración y enviarla, cosa que podremos hacer pulsando en el botón “Firmar y enviar” que se encuentra en la parte inferior de cualquier página del programa de ayuda:

Firma y envío del modelo 720

Es posible que en ese punto el programa de ayuda detecte algún problema .En ese caso, habrá que corregirlo siguiendo las indicaciones del propio programa y volver a intentar el envío. Si es correcto, podremos descargar los correspondientes justificantes de entrega y, posteriormente, comprobar el estado de la declaración en los enlaces del apartado “Consultas de las declaraciones presentadas”.

Conclusiones

EspLa comunidad discute sobre el modelo 720ero que el artículo haya cubierto el triple objetivo que perseguíamos. Por un lado, recuperar las cuatro ideas básicas sobre el modelo 720.  Por otro, recordar a la comunidad que hay que presentarlo antes del 31 de marzo y que, a diferencia del modelo D-6, mejor presentarlo porque las sanciones sí son importantes. Finalmente, desmitificar el trámite y explicar un poco como se cumplimenta y envía. Como habéis podido comprobar, no es nada complicado, aunque también es cierto que puede ser bastante laborioso si tenemos muchas posiciones. Por eso, lo primero es verificar si estamos obligados a presentarlo y, si es así, ponerse cuanto antes. Recordad que sólo se puede presentar por internet, así que aseguraos de que tenéis el certificado digital en vigor .

Momento de la comunidad. ¿Conocíais el modelo 720? ¿Lo habéis cumplimentado? ¿Me he dejado en el tintero algún detalle importante? Os animo a participar en la sección de comentarios para acabar de completar el artículo de forma que se convierta en una guía útil de cara a futuros ejercicios.

¡Qué tengáis buena caza!

Archivo