Continuamos hablando sobre la fiscalidad de los dividendos de las empresas australianas¡Hola, cazadividendos!  En el artículo anterior ya vimos que las empresas australianas tienen mucha calidad y algunas con muy adecuadas para nuestra estrategia. Vimos también que muchas se podían comprar a través de un ADR para minimizar las comisiones y que en algunos casos los dividendos están exentos de tributación para no pagar impuestos dos veces por los beneficios, una vez en el impuesto de sociedades y otra al pagar los dividendos. En el artículo de hoy anilomjf profundiza un poco más en los aspectos fiscales de la inversión en Australia y nos lo explica con todo lujo de detalles. Te dejo con anilomjf.



Fiscalidad de los dividendos en Australia

En este artículo os comentaré cómo pienso que funciona la fiscalidad de los dividendos en Australia y os plantearé una duda, por si hubiese alguien entre vosotros que ya tenga experiencia previa en el cobro de dividendos de empresas australianas o haya investigado por su cuenta. El impuesto de sociedades en Australia grava tanto los beneficios empresariales que se van a distribuir como aquellos que no van a ser distribuidos. Hasta aquí nada diferente a lo que pasa en  España. Centrémonos en los beneficios empresariales que van a ser distribuidos. En Australia se evita grabar dos veces los beneficios repartidos:

  1. Una primera vez mediante el impuesto de sociedades y
  2. Otra vez al grabar los dividendos en lo que seria el irpf de los accionistas.

Básicamente y a grandes rasgos, se suprime el primer impuesto y se considera que el impuesto que paga la empresa por su beneficio es realmente un impuesto que recae directamente sobre el accionista.  Esto parece lógico, ya que el accionista es el propietario de la empresa. Por lo tanto, los beneficios empresariales a ser distribuidos y antes de grabarlos con el impuesto de sociedades pueden ser vistos como el importe bruto de los dividendos.  Lo que le llega al accionista es esos dividendos brutos menos lo retenido mediante el impuesto que paga la empresa por su beneficio (un 30% del mismo). Lo que para nosotros es el impuesto de sociedades para ellos es como una retención (del 30%) de los dividendos brutos, siendo estos los beneficios empresariales a repartir antes de ser grabados con el impuesto de sociedades.

Ya tenemos explicado el caso más general y más sencillo:

  1. El tipo impositivo sobre los dividendos coincide con la retención (impuesto de sociedades)
  2. El impuesto “efectivo” de sociedades es del 30%.

Cuando el impuesto de sociedades “efectivo” es del 30% se dice que el dividendo es “fully franked”. Si el dividendo es “fully franked” y si el contribuyente australiano solo tiene que pagar a hacienda el 30% del importe bruto de sus dividendos (beneficio a repartir antes de aplicar el impuesto de sociedades ), entonces ya ha cumplido sus obligaciones tributarias en cuanto a dividendos se refiere ya que:



retención = impuesto

Pero parece ser que el tipo impositivo que se aplica a los dividendos depende del contribuyente en cuestión, pudiendo ser 30% o no. En general, una vez que le llegan los dividendos a su cuenta, el contribuyente tiene que pagar a hacienda la siguiente cantidad

( t – r ) * ( importe bruto )

donde t es el tipo impositivo para dividendos del contribuyente en cuestión y r es la retención (impuesto de sociedades).

r no es siempre del 30%.  Supongamos que a la empresa x le han dado la administración australiana una subvención por lo que sea.  Entonces la administración le quita a la empresa, a ti en el fondo, un 30% pero por otro lado le da en concepto de ayudas, con lo cual lo que le quita no es realmente ese 30% si no que es menos. Lo típico. Te dan por un lado pero te quitan por el otro para quedarte como estabas o peor.



r, que es lo retenido, el tipo impositivo “efectivo” sobre los beneficios de la empresa, sería en este caso menos del 30%. Cuanto mayor fuese la cuantía de las subvenciones, menor seria r.

r se calcula a partir del % franked, o al revés. Si un dividendo esta x% franked, entonces, antes de que llegue el dinero a tu cuenta, ya habrás pagado por tus dividendos el siguiente porcentaje:

x / 100 * 30%

En caso de que los dividendos sean 100% franked ya habrás pagado por ellos el 30% (“la retención” que supone el impuesto de sociedades ).

Ejemplos de tributación en diferentes tipos de empresas australianas

Ejemplos de tratamientos fiscales para el cobro de dividendos de empresas australianasHasta aquí la teoría. A continuación pondremos tres ejemplos con diferentes importes retenidos y tipos impositivos, para verlo mas claro. El primer caso será el de un dividendo fully franked, el segundo el de un dividendo 50% franked y el tercero el de un dividendo unfranked. En los tres asumiremos que los dividendos brutos son de 100 (beneficio empresarial antes de pagar el impuesto de sociedades y correspondiente a las acciones que pose cada accionista). Para cada caso revisaremos cuál es el tratamiento fiscal para valorar si es asumible para nuestra estrategia de inversión.

Dividendo con r = 30% (fully franked)

El tipo impositivo de fulanito es 40%. Este sujeto pagara a hacienda:( 40 – 30 )% de 100, es decir, 10.



Dividendo con r = 15% (50% franked)

El tipo impositivo de fulanito es 20%. Este sujeto pagara a hacienda ( 20 – 15 )% de 100, es decir, 5.

Dividendo con r = 0% (unfranked)

El tipo impositivo de fulanito es 30%. Este sujeto pagara a hacienda ( 30 – 0 )% de 100, es decir, 30.

La teoría

Para escribir todo esto esto me he basado en parte en este articulo. Ahora viene mi duda. Según todo esto, a nosotros (inversores ibericos) se nos estaría reteniendo un 30% en el caso de dividendos fully franked. Como, por el tratado internacional, se nos puede grabar en origen solo el 15%, para nosotros t = 15. De ser correcto mi razonamiento, podríamos reclamar a Australia el 15% de lo retenido en exceso y, al hacer la declaración de la renta, podríamos rellenar  la casilla correspondiente a la doble tasación de dividendos por el otro 15% (30 – 15).

Mi experiencia con el ADR de Westpac (dividendo 100% franked) es que tanto el broker de ING como IB declaran que no retienen en origen.  Tengo acciones compradas con IB directamente en el mercado australiano pero que todavia no me han dado dividendo así que no os puedo decir aun.

Por otra parte si mirais este enlace se dice en la primera tabla que la tasa sobre los dividendos es generalmente 30%. Entre 5 y 15% para los residentes de países que tengan un tratado con Australia en función del número de acciones detentadas. Cuando dice tasa lo interpreto como retencion. En la misma pagina de santandertrade y a continuación de la primera tabla, se puede leer:

“Los dividendos pagados a no residentes están sujetos a una retención en origen del 30% (15% en caso de que exista convenio fiscal)”.



Entonces ¿se puede reclamar por doble imposición?

Llega el momento de la comunidad: ¿Que te parece? ¿Se retiene en exceso en origen? ¿Se puede rellenar la casilla por doble tasación de dividendos extranjeros en el caso de los dividendos australianos 100% franked?

¡Que tengas buena caza!

Y si quieres saber más…

Si quieres saber más cuestiones importantes relacionadas con la inversión en Australia. Y si prefieres entrar en profundidad en algún aspecto concreto aquí tienes artículos específicos sobre algunos de ellos.

     Todos los artículos