Discusion sobre ration de valoración de empresasEl ratio de valoración de empresas más conocido por el público general es el PER o Price to Earnings Ratio. Sin embargo, este ratio tiene graves carencias, ya que por un lado el beneficio contable es muy fácilmente manipulable con muchos conceptos y por otro lado no se tiene en cuenta la estructura de capital de la empresa.



Alternativas al PER

Beneficios y deuda

Es una buena idea medir el ratio EV/EBITDA:

  • Por un lado, al emplear el EV en el numerador se tiene en cuenta el valor real de la empresa incluyendo deuda y caja.
  • Por otro lado, el EBITDA es menos manipulable que el beneficio neto, ya que descuenta posibles depreciaciones artificiales que no suponen caja o amortizaciones no acordes a la realidad.

También es una buena idea medir el ratio Deuda Neta / EBITDA:

  • Da un idea fiel del nivel de apalancamiento de una empresa y por tanto del riesgo de deuda que se está asumiendo.
  • Los grandes errores de inversión suelen venir del lado de empresas muy apalancadas.

Puntos importantes

Curiosamente los grandes aciertos (sobre todo las ganancias rápidas) también vienen de empresas apalancadas que salen de una crisis. Esto no es bueno ni malo; tan sólo hay que saber en qué tipo de acción estás y si es una muy apalancada tienes que saber el riesgo que asumes y vigilar especialmente la evolución del negocio.

Estos dos ratios no son útiles a la hora de valorar empresas financieras o REITs que viven precisamente del apalancamiento y del spread de su deuda.



Análisis básico

Dos ejercicios muy beneficiosos

Considero que un inversor que decida comprar acciones él mismo para seguir un estilo de inversión Buy & Hold, puede obtener muchísima información útil si antes de comprar una acción dedica algunas horas a analizar donde va a meter su dinero.

  • Tomar las cuentas anuales de los últimos 10 años de la empresa que está pensando en comprar, normalizar los resultados y obtener los ratios PER, EV/EBITDA y Deuda Neta/EBITDA promedio de esos mismos 10 años (mejor si se calcula el máximo, mínimo y promedio anual).
  • Comparar los resultados de esos mismos 3 ratios con las principales empresas competidoras del mismo sector.

El primer ejercicio te dará una visión de si estás comprando tu acción en un momento de rebajas o en un momento caro. También te puede dar pistas de si ha llegado la hora de vender.

Ese primer ejercicio te hará consciente de si la empresa tiene un riesgo de deuda y por lo menos, en el caso de que te estés metiendo en un polvorín con una cerilla encendida serás consciente de que lo haces… así, si se te cae la cerilla y ves que prenden las pajas que hay en el suelo, sabrás que debes salir corriendo aunque la acción haya caído un 20%, porque lo más seguro es que vaya a caer un 90%.

El segundo ejercicio te ayudará a comparar con otras empresas del mismo sector y a lo mejor a identificar otras que se te habían pasado por alto con una mejor combinación de precio-riesgo.

La importancia de la información

Al hacer estos ejercicios no os fieis de las webs que recopilan resultados de empresas. Si vas a jugar con dinero de verdad merece la pena que vayas a las cuentas anuales reales de la empresa en la que vas a meter tu dinero. Con internet hoy es muy fácil hacerlo (nunca ha sido tan fácil) y saldrás ganando en un montón de cosas:



  • Evitarás errores de datos muy frecuentes.
  • Podrás identificar partidas extraordinarias que necesitas normalizar para que tus ratios tengan sentido.
  • Podrás leer mucho sobre la empresa, sus líneas de negocio, sus riesgos, etc… aprenderás de la empresa mucho más de lo que sabías antes de hacerlo.
  • Si tienes suerte, podrás leer las previsiones que hayan hecho los directivos de la empresa para los próximos años y pensar en si los ves realistas y adecuados, o no.

Por ejemplo, una empresa puede reconocer que en el pasado hizo una mala compra de una empresa y anotarse un deterioro del Fondo de comercio o GoodWill que tumbe el beneficio operativo, a menudo ese deterioro no viene recogido en la cuenta de resultados en el apartado de “amortizaciones y depreciaciones” y te lo puedes saltar si lees sólo una web tipo “Investing.com”.

Debes leer las notas que vienen anexas a a las cuentas anuales cuando veas partidas raras para entender si se trata de algo puntual que debas normalizar o no.

Si queréis dar vuestra opinión, explicarnos vuestra experiencia o hacer alguna consulta usad este hilo del foro que hemos creado para que todo el debate quede agrupado.

Más sobre valoración de empresas

Si queréis podéis seguir aprendiendo a valorar empresas leyendo sobre las diferentes maneras de ganar dinero en bolsa (siguiente entrega).

También podéis volver al inicio de la sección de valoración por ratios.

Sed buenos…. si podéis. Álvaro Musach.



     Todos los artículos