Planificar el impuesto de sucesiones es importante para optimizar el traspaso de patrimonio familiar en caso de fallecimiento. Hoy hablamos de la transimisión de bienes de Estados Unidos.¡Hola, cazadividendos!  La mayoría de inversores en dividendos tienen una parte importante de su patrimonio invertido en empresas estadounidense. Algunos, además, utilizan Interactive Brokers como intermediario, debido a sus bajas comisiones y a la calidad y versatilidad de su plataforma. Así cómo los brokers españoles informan de sus movimientos a las autoridades españolas, Interactive Brokers hará lo propio con las estadounidenses. Por eso es importante saber lo que dice la legislación de aquél país cuando hay que hacer un cambio de titularidad de acciones estadounidenses debido al fallecimiento del titular y el broker les informa de este cambio. La transmisión por sucesiones está gravada en la mayoría de países y Estados Unidos no es una excepción.



Vaya por delante que nos estamos metiendo en un berenjenal, pero está claro que nos interesa mucho entender cómo funciona, para no dejarle un lío jurídico-administrativo a nuestros herederos.

¿Qué es el US State Tax?

El US Estate Tax es el equivalente estadounidense a nuestro impuesto de sucesiones. Los bienes que están sujetos a este impuesto son:

  • Acciones de cualquier sociedad norteamericana y fondos registrados en Estados Unidos.
  • Todos los bienes inmuebles ubicados en los Estados Unidos.
  • La mayoría de los bienes personales ubicados físicamente en Los Estados Unidos: coches, obras de arte, barcos, animales, joyas, etc…
  • Obligaciones de débito de personas físicas y jurídicas norteamericanas
  • Otras propiedades intangibles como lo son derechos contractuales, patentes, marcas y derechos de autor, etc…

Por contra, la mayoría de los depósitos bancarios, bonos emitidos por el Gobierno Federal norteamericano y los beneficios por seguros de vida adquiridos en éste país no se encuentran incluidos dentro de los bienes ubicados en Estados.

El US Estate Tax es el equivalente estadounidense a nuestro impuesto de sucesionesLa IRS, organismo encargado de recaudación y del cumplimiento de las leyes tributarias de Estados Unidos, asume que las acciones de empresas americanas están sujetas al impuesto sobre herencias o sucesiones de Estados Unidos, independientemente de que la condición de su titular (ciudadano o extranjero, residente o no residente.) y de donde estén depositadas (broker USA o extranejero)… da igual.Es decir, para la legislación estadounidense, las acciones de empresas americanas están en territorio americano independientente de donde estén depositados los títulos que representen las acciones.



Lo lógico es que este impuesto estuviera recogido en los convenios de doble imposición para evitar pagar por el mismo hecho impositivo dos veces, pero no hay nada al respecto salvo en los casos de Francia, Grecia y Suecia. En concreto, en el de Estados Unidos, el caso que nos ocupa y el más popular entre los inversores españoles que quieren traspasar nuestras fronteras, no hay nada al respecto. En cualquier caso, en el artículo 23 de la ley de sucesiones se establece la posibilidad de deducción por doble imposición internacional:

ARTÍCULO 23. Deducción por doble imposición internacional.
1. Cuando la sujeción al impuesto se produzca por obligación personal, tendrá el contribuyente derecho a deducir la menor de las dos cantidades siguientes:
a) El importe efectivo de lo satisfecho en el extranjero por razón de impuesto similar que afecte al incremento patrimonial sometido a gravamen en España.
b) El resultado de aplicar el tipo medio efectivo de este impuesto al incremento patrimonial correspondiente a bienes que radiquen o derechos que puedan ser ejercitados fuera de España, cuando hubiesen sido sometidos a gravamen en el extranjero por un impuesto similar.

Liquidar el impuesto de sucesiones en Estados Unidos

Los beneficiarios de la cuenta deben completar el Formulario 706 NA. El plazo máximo para presentarlo y pagar los impuestos correspondientes son nueve meses desde la muerte del titular. Se puede pedir una prórroga de 6 meses para la presentación del formulario.

Es necesaria una correcta planificación financiera para reducir al máximo el impuesto de sucesionesLas tasas oscilan entre el 18% y 50%, en función del importe y sin perjuicio de la tasa de impuesto que puede aplicar cada estado. Esta tributación cambia constantemente, así que lo más importate es saber cómo funciona e intentar minimizar los productos sujetos a ella, independientemente del porcentaje que se aplique en cada momento. Con estos tipos, parece claro que para nuestros herederos puede tener más sentido alguna operación previa a la sucesión, como una donación, una rotación hacia un fondo, vender y comprar a su nombre, etc…

Una vez más, la planificación fiscal puede ahorrar mucho dinero a la unidad familiar. En cualquier caso, parece que existe una exención de 60,000 dólares o, para ser más exactos, un crédito fiscal de $13,000 dólares que equivale a dejar exentos $60,000 dólares sobre el valor de la masa hereditaria correspondiente a empresas estadounidenses.

En resumen, se toma el valor de los bienes ubicados en Estados Unidos sujetos al impuesto sobre herencias, se aplica la tasa correspondiente a ese valor que hoy día va del 10% al 40%, y posteriormente, se aplica el crédito fiscal (los $13,000) y el resultado es el impuesto aplicable.


¿Y qué ocurre si no se presenta el 706 NA a la IRS?

La legislación prevé sanciones para los incumplimientos en el impuesto de sucesionesEl pago del impuesto de sucesiones es requisito imprescindible para que los beneficiarios de la cuenta puedan disponer de los fondos, ya que las entidades financieras tienen prohibido transferir los fondos a otra cuenta o titular hasta que no se haya abonado el impuesto a la IRS. Por lo tanto, antes de poder disponer de las acciones o de sus rendimientos, hay que rendir cuentas con la administración estadounidense. Entiendo que si no se presenta o se presenta fuera de plazo habrá sanciones. Supongo que los depositarios estadounidenses informarán a la IRS cuando hay un cambio de titularidad por fallecimiento del titular, pero en el caso de los depositarios estadounidenses no creo que esta comunicación se haga, con lo cual la Administración no será consciente del hecho imponible.

Dudas sobre la obligatoriedad del impuesto de sucesiones

La información sobre este tema esta bastante difuminada, así que exponemos las dudas que nos quedan por si las podemos resolver entre todos:

  •  Por lo que hemos leído parece que da igual el broker que utilicemos, pero estaría bien conocer la experiencia de alguien que haya pasado por todo el trámite. ¿Es lo mismo trabajar con un broker español que con uno estadounidense? ¿Bloquean las cuentas en los dos casos?
  •  ¿Sigue vigente la exención de los 60.000 $?
  • ¿Existe obligación de presentar el formulario 706 NA aunque no superemos el límite exento? En España es obligatorio hacerlo aunque la cuota resultante sea cero.
  • ¿Vale la pena invertir en empresas extranjeras a traves de sociedades civiles, limitadas, etc? Las personas jurídicas no fallecen, con lo cual no hay que tributar por sucesiones, pero adquieres las obligaciones mercantiles y fiscales que conlleva una sociedad. ¿Compensa?

¿Y qué dice OCU?

Uno de nuestros lectores hizo la consulta y esta es la respuesta:

  • No hay convenio entre USA y España.
  • Si el intermediario es español y la cuenta ómnibus (USA no sabe de quien son las acciones). Se paga el impuesto de sucesiones de España y listo.
  • Si el intermediario está en USA y las acciones están a nuestro nombre, sí que se deberá pagar los impuestos en USA.

Aquí la respuesta en forma de nota para todos los socios:

“No existe ningún convenio de doble imposición entre EE.UU. y España en materia de Impuesto de Sucesiones. Teniendo esto en cuenta, debe saber que, en un principio, las acciones de cualquier compañía estadounidense (independientemente de si su titular es residente o no) están sujetas, entre otros bienes, al denominado US Estate Tax, el equivalente a nuestro Impuesto de Sucesiones. Ahora bien, en el caso de los no residentes, solo habría que presentar el impuesto si se trata de una cartera de más de 60.000 USD en acciones de compañías estadounidenses.

En cambio, si esas acciones estadounidenses han sido compradas y están depositadas en nuestro país, hay que tener en cuenta que aquí muchos intermediarios utilizan cuentas ómnibus para operar con los intermediarios en el extranjero, es decir, una cuenta global para todos sus clientes. Esto supone que las acciones compradas a través de una cuenta ómnibus no están identificadas, lo que imposibilita la aplicación de dicho impuesto. En tal caso, cuando fallece el titular de esas acciones, los herederos deben acudir al intermediario español con la escritura de adjudicación de la herencia. Éste, realizados y comprobados los trámites oportunos, procederá a cambiar la titularidad de la cuenta de valores a nombre de los herederos, permaneciendo los títulos en la cuenta ómnibus hasta que decidan venderlos. No haría falta pues realizar ningún trámite ante la Hacienda estadounidense.

En definitiva, a nuestro entender, solo debería rendir cuentas al Fisco estadounidense en el caso de que esas acciones hubiesen sido compradas directamente en los EE.UU. y estuviesen allí depositadas.”



Interactive Brokers y el impuesto de Sucesiones

Finalmente, por si aclara un poco más el tema de las sucesiones en carteras de acciones estadounidenses, copio aquí la respuesta a la consulta que Ruindog hizo a Interactive Brokers y que gentilmente nos ha enviado. Esto es válido para Interactive Brokers y es posible que otros brokers estadounidenses actúen igual, pero no perdamos de vista lo explicado hasta ahora si el broker está en USA (con lo que informa a las autoridades estadounidenses) es posible que nos pidan satisfacer el US Estate Tax para hacer el cambio de titularidad.


Información general:

1. La documentación a entregar en caso de fallecimiento, es la siguiente:

– Testamento.
– Acta de defunción.
– documentación del fallecido (DNI/ Pasaporte).
– documentación de los herederos (DNI/ Pasaporte).

2. Los impuestos deberán ser pagados en España.
3. Al no ser un cliente Americano, no dispone de la opción al “Transfer on Death” (Transferencia por  defunción) en su cuenta Individual

Otra opción es crear una cuenta Conjunta opción 1 (Copropietarios con derecho de supervivencia). Con este tipo de cuenta Conjunta, en caso de fallecimiento, la otra persona propietaria de la cuenta es la beneficiaria y no se tiene en cuenta el testamento

Tipos de Clientes Conjuntos. Si selecciona Conjunto como tipo de cliente, elija uno de los siguientes tipos de clientes conjuntos:



1. Copropietarios con derechos de supervivencia – Una forma de propiedad en la que dos o más partes tienen los mismos intereses respecto a la misma cuenta y en la que la titularidad de toda la cuenta recae sobre el superviviente(s) tras el fallecimiento de uno de los titulares. Este proceso evita tener que acudir a los tribunales para que validen la propiedad, pero puede tener algunas consecuencias fiscales que deberían ser revisadas por un asesor fiscal antes de la apertura de la cuenta.

Gestión del impuesto de sucesiones de una cartera de acciones de empresas estadounidenses en Interactive Brokers2. Bienes comunales – Las propiedades adquiridas por el marido y la mujer durante el matrimonio, excepto las recibidas en virtud de herencia o como regalos específicos a uno de los esposos. Esta forma de propiedad solo es reconocida en algunos estados que tienen legislación sobre los bienes comunales y cada cónyuge tiene una mitad indivisible de los intereses en la cuenta. Los estados que tienen legislación sobre los bienes comunales son Luisiana, Arizona, California, Texas, Washington, Idaho, Nevada, Nuevo México y Wisconsin. Tras la muerte de uno de los cónyuges, la propiedad ganancial de la cuenta suele recaer en el otro cónyuge, con ciertas excepciones establecidas en Texas, Nevada y Nuevo México.

3. Cotitulares – Una forma de propiedad por parte de dos o más personas en la que cada uno tiene un interés íntegro en la cuenta, aunque el porcentaje del interés puede no ser igual. A diferencia de los copropietarios, no hay derecho de supervivencia si uno de los titulares de la cuenta fallece. Tras el fallecimiento de uno de los cotitulares, debe sostenerse un proceso de prueba (el tribunal supervisa la administración de los bienes del fallecido) para transferir los intereses propietarios de la cuenta. Este tipo de cuenta conjunta requiere que introduzca los porcentajes de propiedad en la solicitud de cuenta.

 

¡Que tengas buena caza!

Y si quieres saber más…

Si quieres saber más sobre las sucesiones lee esta página. Y si prefieres entrar en profundidad en algún aspecto concreto aquí tienes los artículos dedicados a ellos.

 



     Todos los artículos