¿Renunciar a calidad por diversificación?

La diversificación es indispensable para conseguir una cartera estable y rentable¡Hola, cazadividendos! Hoy volvemos una vez más sobre la diversificación, para ver si es posible tener una cartera con empresas de calidad y un gran moat sin que se esta se oriente demasiado hacia el supersector defensivo en general y consumo defensivo en particular. Y en el caso de que esto ocurra, valorar hasta que punto esto sería beneficioso o perjudicial para nuestro objetivo final. Recuperaremos también las dificultades añadidas de formar una cartera diversificada en monedas, países y sectores sin que eso se traduzca en un número excesivo de empresas, la tendencia a concentrar demasiado en Estados Unidos o a descartar empresas europeas por estas razones y por la doble imposición. (más…)

El modelo 720 y la declaración de bienes en el extranjero

El modelo 720 del Ministerio de Hacienda tiene un halo de misterio que intentaremos eliminar en este artículo¡Hola, cazadividendos! Estamos ya en enero y, si tienes bienes depositados en el extranjero por un importe elevado, deberías ir pensando en revisar si tienes que presentar el modelo 720 del Ministerio de Hacienda. A nosotros nos afecta básicamente si tenemos acciones depositadas en Degiro o Interactive Brokers (o algunos de los brokers que usa su plataforma, como ActivoTrade), pero también puedes estar obligado si tienes efectivo o bienes inmobiliarios. Hace unos años esto era completamente impensable, porque el punto de entrada para contratar cualquier producto financiero era una entidad bancaria,  (más…)

El modelo D-6 y la declaración de titulares de inversión española en el exterior en valores negociables

La presentación del modelo D-6 es un requisito de información para valores negociados depositados en el extranjero del Ministerio de Economía que muy poca gente conoce¡Hola, cazadividendos!  Recuperamos, revisamos y volvemos a publicar el artículo sobre el modelo D-6. Debemos presentar esta declaración, que depende del Ministerio de Economía, cuando los valores se depositan en el extranjero o permanecen bajo custodia del titular de la inversión. ¿Y por qué sacamos otra vez el tema ahora? Pues porque hay que presentarlo durante el mes de enero de cada año si a 31 de diciembre del año anterior teníamos valores depositados en el extranjero. Para los que les pille de nuevo este tema, tranquilos: no es un trámite complicado, más bien lo contrario. Y tampoco hay noticias de sanciones por no presentarlo o presentarlo fuera de plazo. Aún así, mejor hacer las cosas bien y no arriesgarse. (más…)

Ingeniería fiscal aplicada a carteras familiares de dividendos

Ingeniería fiscal aplicada a carteras de dividendos familiares¡Hola, cazadividendos! Llega el final de año y toca pensar en cómo reducir la factura fiscal. O por lo menos, nos toca a los poco aplicados como yo, que lo dejamos todo para el último momento. Hoy hablaré de una manera sencilla de reducir la tributación, de manera legal por supuesto, simplemente jugando con las titularidades de las acciones. Es posible que no sea aplicable para ti, pero mi objetivo, más allá de que la lleves a cabo o no, es sacarte un poco de la zona de confort y hacer que pienses sobre cómo funciona el sistema y cómo puedes utilizarlo a tu favor. Ya hemos dicho otras veces que entender el sistema es fundamental para desenvolverte en él de manera eficiente.

(más…)

De vuelta al trabajo

De vuelta al trabajo¡Hola, cazadividendos!  Ya sabes que el año pasado decidí cogerme una excedencia para cuidar el niño hasta que cumpliese los tres años. ¿Por qué hasta los tres años? Pues porque hasta esa edad la legislación española protege especialmente al empleado: el tiempo de excedencia cuenta como periodo cotizado a efectos de Seguridad Social (con efectos en pensión, prestación de desempleo, etc…) y, si quieres volver la empresa, esta está obligada a mantenerte todas tus condiciones y a devolverte a tu puesto de trabajo. Lo cierto es que, cuando decidí cogerla, no tenía muy claro lo que iba a hacer a la vuelta pero, después de mucho pensar, decidí reincorporarme. Y sin demasiadas ganas (para qué vamos a engañarnos) el 1 de octubre volví al trabajo.

(más…)