Salimos de Indra cual gato escaldado, que huye hasta del agua fría¡Hola, cazadividendos! Verbena de San Juan en Barcelona, o lo que es lo mismo, día de histeria colectiva y petardeo constante. Son las 00:15h del veinticuatro e intento concentrarme para acabar este artículo que publicaré en unas horas, pero lo de “la importancia de dormir tranquilo” no tiene que ver con los petardos. El viernes pasado salí (o mejor dicho La Sra. Cazadividendos salió, porque era una acción de su cartera) de Indra. Fue claramente un error y los errores hay que solucionarlos, así que, tras la suspensión del dividendo, estuvimos siguiéndola para intentar vender con plusvalías y finalmente conseguimos hacerlo con una ganancia bruta del 6,23%. Como autoconsuelo mental es cómo si nos hubiesen adelantado el dividendo que tenían que pagar en julio. El que no se consuela es porque no quiere.

 

Eso sí, ahora me da la impresión de que podría haber apurado un poco más y que probablemente la cotización subirá. Hoy, sin ir más lejos, está un 2% por encima de mi precio de venta, pero el timing nunca ha sido mi fuerte. Las noticias sobre el ERE de 1500, 2000 o 3500 personas, en función de la fuente, que no dejan de ser malas noticias para los trabajadores, pueden ser interpretados por los inversores como medidas adecuadas para reconducir la situación y servir de catalizadoras para su cotización.En el fondo, en estos casos, me da igual salir con más o menos plusvalía siempre que no tenga pérdidas: cuando una empresa entra en esta dinámica (malos resultados, rumores de implicaciones en casos de corrupción, conjeturas sobre el efecto de los posibles gobiernos populistas en los nuevos contratos con la Administración, posibles EREs a corto plazo, etc…) y tiene pinta de no ser un bache temporal, creo que lo mejor es intentar salir lo menos escaldado posible. No hay que enrocarse en los errores. Si no vale, fuera… Ya lo hice con Duro Felguera, en aquel caso sólo recuperando el capital, pero viendo la evolución de la cotización desde entonces, estoy contento por no haber esperado.Además, Indra, junto con Ferrovial y CaixaBank son (eran, en el caso de Indra) las empresas con las que me encuentro menos cómodo pensando en mi cartera definitiva a diez años vista. Y cada una por una razón diferente:

La diferencia de trato al accionista entre Indra, una tecnológica nacional, e IBM, una tecnológicas estadounidenseIndra, porque es una empresa muy pequeña si la comparamos con cualquiera de las tecnológicas USA en las que todos pensamos: IBM, Microsoft, Intel, etc… Puestos a invertir en tecnología, creo que la elección está clara, y más si pensamos en la vocación de buen trato al accionista que tienen allí. IBM por ejemplo. Malos resultados, pero aún así incrementa el dividendo en un DIECIOCHO por ciento. Pero eso no es todo: 99 años consecutivos pagando dividendo trimestralmente y lo ha doblado en los últimos cinco. Si miramos a Indra… malos resultados, suspensión de dividendo. Para mi el error en este caso es comprar una empresa que no está entre las líderes de su sector. Hay empresas del Ibex que podría comprar un inversor extranjero, pero creo que Indra no está entre ellas. Luego podemos entrar en si el sector tecnología es o no adecuado para una estrategia de dividendos, pero eso ya es motivo de otro debate…

CaixaBank, porque tiene demasiado peso en mi cartera (11,81%), pertenece a un sector con mucha representación (20.64%) y tiene dos compañeros de viaje bastante potentes: BBVA y Santander. Sinceramente, cuando pienso en nuestra cartera definitiva no veo a CaixaBank y sí a BBVA y Santander. Mi idea con este valor es esperar a que se revalorice (a ver si el QE mueve las cotizaciones como todos esperan) y acumular liquidez para más adelante. Este valor no lo escogí, las acciones vienen de productos convertibles en acciones que he ido acumulando de manera histórica. Sí, lo sé, merezco una colleja por aceptar este tipo de productos, sobretodo porque en aquella época no los acababa de entender… En este caso el error es sobreponderar un valor (CaixaBank) y además hacerlo en un sector que ya tengo sobreponderado (el bancario).

Y Ferrovial, porque es cíclica y prefiero valores más estables para la cartera de dividendos. De momento tiene (esta también es de la Sra. Cazadividendos) una revalorización de 37% pero OCU recomienda mantener. En este caso no lo tengo claro del todo. El precio al que la compré es suficientemente bueno para que su carácter cíclico no sea tan determinante y el peso en la cartera es bajo.

Estos tres valores no los compramos buscando revalorización. Simplemente fueron errores al elegir valores o por desconocimiento o por no entender del todo bien la estrategia … o simplemente porque he ido evolucionando en mi estrategia. Ahora por ejemplo sólo me planteo para la cartera de dividendos empresas muy grandes, internacionalizadas y con un negocio estable. Indra no es muy grande, CaixaBank no está internacionalizada y Ferrovial es cíclica.

Lo mejor es esperar paciente a que lleguen las oportunidadesVolviendo a Indra ¿qué hará la Sra. Cazadividendos con el importe proviniente de la venta? En estos momentos tiene liquidez para una compra en el Ibex y otra fuera. Le gustan las que hemos ido comentando. Fuera Glaxo, porque es de su sector, P&G, J&J, Vodafone, Realty Income,… En España, Gas, la gran ausente de nuestra cartera, y  BME y Red Eléctrica, que aún pesan muy poco en ella. ¿Llegarán oportunidades? Seguro que sí… sólo es cuestión de tiempo, de pensar lo que quieres y de esperar pacientemente a que se ponga  a tiro.

Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con esto ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  ¡Qué tengáis buena caza y un buen día!