El seguimiento de la cartera y los comprobantes de las operaciones y la posición en cada broker es necesario, incluso en las estrategias de largo plazo que tienen pocas operaciones¡Hola, cazadividendos! Nuestra estrategia es aburrida, muy aburrida. Compramos poco, vendemos menos y vamos a laaaargo plazo. Si miramos las cotizaciones a todas horas es por el mismo acto reflejo que nos impulsa a mirar el móvil en busca de algún novedad cada dos minutos: aunque estamos convencido de que no es importante, sentimos la imperiosa necesidad de revisar si ha pasado algo. Pero precisamente esta poca actividad que comentábamos es la razón por la que tendemos a menospreciar el seguimiento de nuestras inversiones. Con lo poco que vendemos y compramos, la información que vemos en la web del broker y que este proporciona a la Agencia Tributaria es todo el seguimiento de cartera que necesitamos. Porque es suficiente… ¿o no?

Antes de empezar debo decir que soy la persona menos indicada para dar lecciones de orden y método. Aunque una de mis obsesiones vitales es tener controlado todo lo que me rodea, y hace años lo conseguía sin problemas, la realidad es que actualmente el día a día me puede y no llego a todo. Por ejemplo, estamos acabando febrero y aún no he hecho el balance de mi cartera de 2015 y la proyección para 2016. Cierto es que he ido apuntando todas las operaciones en la hoja de Google que os presenté hace algunas semanas y que he intentado guardar los justificantes con el detalle, pero las peculiaridades de los brokers complican la obtención de los extractos. En algunos puedes imprimir la operación nada más ejecutarla, pero hay otros en las que algunos conceptos, como las comisiones o la tasa de cambio, no se muestran correctamente hasta el día siguiente, con lo cual es posible que se me hayan olvidado.

¿Qué espero de este artículo? Pues, una vez más, un braimstorming masivo para ver  cómo realizáis el seguimiento de vuestra inversión y qué sistema utilizáis para ser disciplinados y constantes a la hora de realizarlo.

¿Por qué es necesario el seguimiento de cartera?

¿Si el broker ya nos proporciona la información mascadita por qué molestarse en llevar una contabilidad duplicada? Supongo que hace años (sin internet, sin los brokers online, sin pdf’s,…) era imprescindible para no tener que ir a la oficina cada dos por tres a sacar un extracto, pero hoy tenemos toda la información a un click. Estas son las razones por las que yo creo que vale la pena hacer un seguimiento personal de la cartera:

Evolución de la inversión

Un correcto seguimiento nos permitirá saber de manera automática el resultado de nuestra inversiónLa primera y más evidente es poder medir la evolución de nuestra inversión. Una hoja como la que presentamos en este artículo nos proporciona automáticamente la rentabilidad y distribución de la cartera simplemente apuntando las operaciones que vamos ejecutando. Si además fijamos un precio de compra para cada valor y configuramos alertas automáticas, reduciremos enormemente el tiempo que dedicaremos a controlar nuestra inversión. Esto puede parecer innecesario, pero si operamos con varios brokers, como es mi caso, se agradece mucho poder valorar tu posición sólo de un vistazo. La hoja es, en este caso, una especie de agregador de brokers, que muestra las posiciones en todos nuestros brokers como si estuvieran depositadas en uno sólo, facilita identificar los valores que no se comportan correctamente, los desequilibrios y las oportunidades de inversión. En los últimos días, con una simple ojeada a primera hora he visto que todos los valores estaban en rojo, lo cual significa que estaban como mínimo un 5% por encima de mis precios de compra. Tiempo consumido para esa comprobación: 30 segundos.

Cumplimiento de las obligaciones fiscales

Una buen seguimiento facilita el cumplimiento de nuestras obligaciones tributarias. Algunos brokers no proporcionan los datos a la Agencia Tributaria y, como ya sabéis, es responsablidad nuestra que la declaración de renta contenga todos nuestros ingresos, independientemente de donde estén depositados los activos que los generan. Si en los datos que maneja la Agencia Tributaria no están los dividendos cobrados en Clicktrade, por ejemplo, tendremos que añadirlos a mano y eso es muy fácil con la pestaña de operaciones, filtrando por broker, fecha y tipo de operación. También podemos filtrar las ventas para no olvidar declarar las plusvalías o minusvalías o compensar las pendientes de años anteriores. Controlar las minusvalías que nos falta compensar es tan sencillo como añadir, en el momento de hacer la declaración de renta de un ejercicio, un nuevo tipo de operación (por ejemplo, minusvalías pendientes), que indique lo que nos queda por compensar después de esa declaración. Al año siguiente, en el momento de hacer la declaración, sólo tenemos que filtrar por “minusvalías pendientes” y año anterior, y utilizar ese importe para compensar las plusvalías generadas en este ejercicio.

Además, tener una visión de nuestra cartera desde diferentes perspectivas (ingresos, plusvalías, valoración, etc..) nos permitirá optimizar la fiscalidad, ya que podemos detectar fácilmente los valores con minusvalías o plusvalías y preparar operaciones que nos permitan equilibrar nuestra cartera.o corregir algún error de inversión. Este punto sólo es aplicable a aquellos que contemplan las ventas como una parte de su estrategia.

Un seguimiento automatizado y disponer de los resguardos de las operaciones y la posición facilita el cumplimiento de las obligaciones tributariasFinalmente, y no menos importante, guardar los extractos de las operaciones, que la mayoría de brokers proporcionan en formato PDF o excel, nos aporta un plus de seguridad. Por un lado, nos servirán para comprobar rápidamente el detalle de cualquier operación en la que dudemos. Por otro, nos servirán para justificar ante la administración nuestra declaración de renta y/o patrimonio, la presentación del modelo 720 del Ministerio de Hacienda o del modelo D-6 del Ministerio de Economía. No tengo claro que tenga validez legal pero, en caso de no ser válido, siempre podríamos pedir a nuestro depositario que nos expida el justificante equivalente en el formato que acepte la Agencia Tributaria.

Seguridad de la inversión

Estos extractos a los que hacíamos referencia, tanto los que indican la posición de la cartera como los que muestran el detalle de cada operación, pueden ser muy útiles en caso de que el broker tenga problemas y no pueda hacer frente a sus obligaciones con los depositantes. En esa situación es bueno tener documentos que acrediten la titularidad de las acciones, ya que es muy posible que el depositario no esté muy por la labor de proporcionarlos, porque tendrá otras urgencias. Tener los justificantes nos evitará mucha ansiedad. Como decía antes, no sé hasta qué punto tienen validez estos extractos, pero seguro que es mejor tenerlos que no tenerlos.

Disponer de los justificantes de las operaciones y de la posición en cada broker proporciona un plus de seguridadLos más precavidos pueden solicitar un certificado de titularidad y posiciones al broker. Tal y como comentamos en este artículo de Comunidad Cazadividendos, las condiciones para expedir estos certificados dependen de cada broker. Por ejemplo, Selfbank cobra 15€ + IVA mientras que en Clicktrade es gratuito. Evidentemente cuanto más “oficial” sea un certificado más validez tendrá en caso de que tengas que demostrar tu propiedad, pero pensemos que lo normal es que la mayoría de personas tendrán, como mucho, los extractos del broker así que, en mi opinión, no creo que sea necesario llegar a ese punto.

Ya hemos comentado otras veces que no se trata de obsesionarse con la seguridad de nuestras inversiones, pero sí de adoptar medidas razonables, como diversificar depositarios, mantener un registro de operaciones y guardar los justificantes con las posiciones de nuestra cartera.

Herramientas para el seguimiento de cartera

Una vez revisadas las razones para hacer un seguimiento de la cartera mediante herramientas alternativas al screener de cartera  del broker, vamos a ver cuáles son estas herramientas. Aunque ya hemos dado cuatro pinceladas sobre ellas, vamos a profundizar sobre lo que aporta a nuestra estrategia de inversión.

Diario de operaciones

En mi caso utilizo la pestaña operaciones de mi hoja de Google. En sus 23 columnas apunto todos los detalles de la operación: la cotización, el número de títulos, el cambio del día, las comisiones, el importe, tanto en euros como en la divisa origen, etc…

El seguimiento de las compras, ventas y cobros de dividendos se realiza en la pestaña de operaciones

Como ya comentamos en el artículo sobre el seguimiento de cartera con Google Sheets, los datos de esta hoja se trasladan automáticamente a la pestaña de valores para poder hacer un seguimiento automático de todos los parámetros de la cartera que nos interesan:

El seguimiento de la posición y de la evolución de la cartera se realiza en la pestaña de valores

Con una hoja Excel podríamos hacer prácticamente lo mismo. Otras opciones serían  utilizar una aplicación para el móvil o una página web que te permita introducir tu cartera, como Morningstar o Impok. En algún blog también he leído el comentario de algún lector que utiliza una libreta, porque cuando empezó a operar en bolsa era lo habitual. En el fondo sirve igual, pero perdemos la versatilidad de una herramienta informática que nos permite filtrar, hacer totales, calcular porcentajes,etc… de manera automática.

Justificante de operación

Aquí no hay mucho que comentar. Guardo todos los justificantes que me va ofreciendo el broker, desde el pantallazo de la operación, hasta el pdf que suele aparecer al día siguiente. Eso sí, no guardo (y no sé si debería) los justificantes que me envían a casa los bancos tradicionales (CaixaBank y BBVA). A nivel legal no sé si tiene la misma validez un justificante descargado de la web que una carta que te envíen a casa. Asumo que es la misma, dado que el documento es exactamente igual, y por eso  no los gurado, pero no estoy seguro.

Extracto de posición

Este es uno de mis puntos flacos. Debería guardar de manera periódica mi posición en cada broker, para poder justificarlo en caso de problemas, pero no lo hago. Llegué a plantearme guardar la posición de un broker cada vez que hiciera una operación que cambiase el número de acciones (compra, venta, cobro en scrip, DRIP, split, etc..), pero todo se quedó en intenciones. Como ya he comentado otras veces, soy un desastre para hacer cosas sistemáticas o aburridas, y siempre acabo encontrando excusas para no hacerlo. Se aceptan sugerencias 🙂

Como hemos comentado anteriormente, también tenemos la opción de pedir el certificado de titularidad y posiciones al broker, pero hasta el momento nunca lo he hecho. No acabo de ver la diferencia entre un certificado expedido por el broker y un extracto que proporciona el mismo broker, aunque es posible que haya diferencias a nivel legal. Igual está firmado por alguien que le da más validez jurídica. No lo sé, si alguien lo sabe con seguridad estaría bien que lo comentara.

Conclusiones

Estoy convencido de que este es uno de los puntos de mi estrategia que debería mejorar, así que agradecería cualquier sugerencia que me ayudase. También me interesa mucho entender cómo lo resolvéis vosotros. ¿Utilizáis una libreta, el excel, una aplicación para el móvil, una aplicación web que te permita introducir tu cartera, una hoja de Google Sheets, …?  ¿Qué guardáis como justificante de las operaciones? ¿Y como justificante de vuestra posición? ¿Alguien ha tenido algún problema con algún broker? ¿Qué documentación te piden para acreditar tu posición?

Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con ello ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  También podéis seguir los artículos más interesantes de los bloggers de la comunidad en esta página. ¡Qué tengáis buena caza!