Hoy revisaremos si el cálculo de la cartera futura y de la renta que obtendremos es el cuento de la lechera y de cómo afectan las variables (aportación, plazo de inversión, RPD inicial, incremento del dividendo). Tomar valores razonables es imprescindible para que el resultado sea realista.¡Hola, cazadividendos!  Hace unas semanas hicimos un artículo sobre las cuatro etapas del crecimiento de la cartera, en el cuál analizábamos la evolución de la misma desde que se alcanzaba la cifra mágica de 100.000 euros. El artículo generó un debate bastante interesante, pero también provocó muchas críticas porque estas simulaciones suenan un poco al cuento de la lechera. En esa línea, CarlosC propuso un ejercicio más realista, revisando cómo evolucionaría la cartera con diferentes incrementos del dividendo, horizontes temporales y aportaciones de capital, descontando el efecto de los impuestos. Y a eso dedicaremos el artículo de hoy, a calcular la renta mensual que obtendríamos en función de estas variables.

Más que un artículo será una presentación de resultados, para que veamos con números hasta donde puede llegar la estrategia de inversión en dividendos y lo que puede cambiar la renta final en función de las empresas escogidas y de nuestras circunstancias personales. Creo que puede servir de guía para que cada inversor tenga criterios adicionales para seleccionar los componentes de su cartera en función de sus objetivos. También será un buen punto de inicio para debatir qué rangos de RPD e incremento del dividendo son realistas y razonables.

Escenarios posibles para la simulación

Primero, empecemos por definir el ejercicio. Hemos hecho  simulaciones con cuatro variables: aportación mensual, plazo, dividendo e incremento anual del mismo. Para ello hemos construido una hoja de Google y hemos simulado todas las posibles combinaciones de las cuatro variables:

  • Para la aportación mensual hemos utilizado 100 €, 200 €, 400 €, 800 € y 1600 €.
  • Para el plazo hemos tomado 10, 15, 20, 25 y 30 años.
  • Para la RPD hemos utilizado 2%, 3%, 4%, 5% y 6%.
  • Para el incremento del dividendo también hemos utilizado 2%, 3%, 4%, 5% y 6%.

Herramienta para las simulaciones de la renta mensual

Como decía, las simulaciones las hemos hecho utilizando esta hoja de Google. Si queréis adaptarla más a vuestras necesidades, sólo tenéis que autenticaros con una cuenta de Google y haceros una copia desde el menú Archivo:

Crear una copia de una hoja de Google

En la primera pestaña (“Dividendos”), tenéis una tabla con los datos que se pueden modificar marcados en rojo: aportación anual, RPD anual, incremento del dividendo anual e impuestos. Los datos mensuales, así como la tabla con el cálculo de la renta mensual después de impuestos para plazos de hasta 30 años (360 meses), ambos marcados en verde, se calculan automáticamente a partir de los datos anuales:

Ejecutar simulación

A poco que trasteéis con la simulación os daréis cuenta de dos cosas. La primera, que el incremento del RPD anual se aplica mensualmente, con lo cual el interés compuesto funciona de manera más eficiente de lo que lo hará en la realidad, donde los incrementos suelen ser anuales. La segunda, que para los impuestos hemos tomado el 19.5%, que es lo mínimo que nos retendrán. Al hacer la declaración de renta la tributación podrá ser mayor en función del tramo en el que se encuentren nuestras rentas del ahorro. Como es algo que puede ir cambiando con el tiempo no tiene mucho sentido ajustar especialmente esta variable. Si queréis ser conservadores, aumentadla.

Resultado del cálculo de la renta mensual

En la segunda pestaña tenéis el resultado de la simulación para los valores que he escogido. En el eje horizontal se indica la aportación mensual (entre 100 y 1600 €) y la RPD media de nuestra cartera (entre el 2% y el 6%) , y en el eje horizontal el plazo en años (entre 10 y 30 años) y el incremento del dividendo (entre el 2% y el 6%). En cada celda se mostrará la renta mensual neta para la combinación de estas cuatro variables, asumiendo una tributación del 19,5%:

resultado simulacion

¿Qué se ve en la gráfica? Pues la primera conclusión es bastante evidente: al aumentar cualquiera de las variables que estamos estudiando aumenta la renta mensual. La segunda es que, para diferentes combinaciones, podemos obtendremos la misma renta. Por ejemplo, si nuestro objetivo es conseguiruna renta de 600 €, podremos alcanzarla con estas combinaciones:

combinaciones_para_600euros

Imaginemos que tenemos 40 años y queremos obtener esa renta a los 60 años. Nuestro horizonte temporal máximo, por lo tanto, es 20 años.

  • Si nuestra capacidad de inversión está en torno a los 100 €, no llegamos.
  • Si está en torno a los 200 €, tendríamos que escoger empresas con RPDs en torno al 5 o 6% o, si son menores, con un incremento del dividendo por encima del 5%. Es más, si fuésemos tan hábiles como para escoger empresas con una RPD del 6% e incremento del dividendo del 6%, podríamos conseguirlo en 15 años. Yo no me veo, la verdad 🙂
  • Si nuestra capacidad de inversión sube hasta los 400 €, alcanzaríamos el objetivo en 20 años con la mayoría de combinaciones y en 15 años si escogiésemos empresas con RPDs  e incrementos del dividendo más razonables que en el caso anterior, en torno al 3-4%.
  • Si seguimos incrementando la aportación, el objetivo se consigue prácticamente siempre en 20 años y la mayoría de veces en 15 años.

Conclusiones

Los resultados son esperables. Está claro que no estamos descubriendo la sopa de ajo, pero sí está bien ver con números en que se traduce nuestra estrategia. Está claro que nosotros podremos invertir en función de nuestra capacidad de ahorro. Además, nuestra edad nos marcará a qué horizontes temporales podemos aspirar. Hasta aquí poco podemos hacer, salvo intentar aumentar nuestro ahorro con nuevas fuentes de ingresos que mejoren las actuales o que las complementen, o reducir la partida de gastos, pero siempre dentro del sentido común, claro. No nos pongamos a trabajar 20 horas diarias ni a vivir al borde de la miseria. Hay que buscar un punto de equilibrio y, sobretodo, disfrutar del camino, no sólo de la meta.

Debemos ser cuidados con la elección de la empresa para que se adapte a nuestros objetivosDonde sí podemos incidir más claramente es en la elección del tipo de empresa. Empresas hay para aburrir. Si miramos a USA, las RPDs son más moderadas y los crecimientos del dividendo más sostenidos. En cambio, en España las RPDs son más atractivas pero con un crecimiento bastante discretito. Seguro que habéis leído a blogueros de una cierta edad (no demasiado mayor a la mía) diciendo que se limitan a RPDs altas porque disponen de poco tiempo. Por otro lado, pensar en dividendos del 6% e incrementos también de ese orden suena a utopía. Como regla general, las RPDs altas suelen ser signos de problemas o futuros problemas. Pero el otro extremo tampoco es bueno. Una RPD del 2% con un incremento del 2% anual tampoco nos sirve para el fin que perseguimos.

¿Qué tenemos que buscar entonces? La receta general ya la conocemos: empresas con dividendos sostenibles en el tiempo, es decir, que supongan un payout razonable y que se pueda mantener en caso de problemas, y que al mismo tiempo tengan capacidad para incrementarlo durante muchos años, a costa de aumentar ese payout. Fácil de decir y difícil de conseguir en la práctica. Al final, cada inversor deberá valorar cuál es su plan y qué tipo de empresas se adapta mejor a sus objetivos.

Llega vuestro turno: ¿Qué tipos de empresas buscáis para vuestras carteras? ¿Y por qué?

Movimientos

Aprovecho el artículo de hoy para comentaros mi última compra. Ayer aumenté mi posición en HCP con 63 títulos a un precio medio de 33,90$. Tenía marcado mi precio de disparo en 36$, pero he sido un poco más exigente porque el cambio está a 1,07. Es mi segundo paquete de HCP, quedando el precio medio en 36,89$. Después de la compra he bajado el punto de mira para el siguiente disparo, que será en la zona de 32$ (36$-10%) a un cambio razonable (1.14 o superior) o en la de 30,5$ (33,90-10%) si seguimos en estos valores.

También sigo de cerca IBM, Kinder Morgan y OHI, que están prácticamente en mi precio de compra en dólares, pero les pido un plus de un 6-7% extra mientras el cambio esté a estos niveles. Tened a punto las balas, que las presas están confiadas…

Si os ha gustado, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con ello ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  ¡Qué tengáis buena caza!