Es importante conocer la reforma fiscal para tomar medidas en función de nuestras características como inversores¡Hola, cazadividendos! Hasta el 31 de diciembre de 2014, los primeros 1500 euros de dividendos no tributaban y, a partir de ese importe, el dividendo tributaba como rendimiento del capital mobiliario. Para el inversor en dividendos este hecho era muy importante, porque cada año tenía 315 € (el 21% de esos 1500€) más para hacer rodar la bola de nieve.  Y lo digo en pasado, porque la reforma fiscal, como ya adelantamos en este artículo, trae un cambio en la tributación de los dividendos: a partir del 1 de enero de 2015, se suprime la exención sobre los primeros 1.500 euros percibidos, debiendo tributar, como rendimientos del capital mobiliario, por el importe integro percibido en dicho concepto.

La buena noticia es que el tipo impositivo se reduce en un 1% en 2015 y en otro 1% en 2016. Este cambio será aplaudido por los que perciban más dividendos, porque la bajada de tipos compensará la eliminación de la exención fiscal de los primeros 1500 € que comentábamos al principio. Esta es la nueva tarifa:

Nuevos tipos impositivos con la reforma fiscal

Calendario y reforma fiscal

Por lo tanto, lo ideal sería poder ajustar el dividendo a percibir en 2014 a la cuantía exenta (1.500 €) y diferir la percepción del exceso a partir de 2015 y/o 2016. Eso sería lo idea desde el punto de vista fiscal, pero el hecho es que los dividendos se pagan cuando se pagan y poco podemos hacer los pequeños inversores, salvo cobrar los scrip dividends en acciones o en efectivo en función de la situación personal. La mayoría de personas que alternan ambos pagos, cobrarán en efectivo este año y en scrip el que viene.

Efecto fiscal en las empresas nacionales

En cambio, las empresas sí que pueden cambiar la fecha de pago de los dividendos y favorecer al inversor modesto, ese para el que los 315 € de exención fiscal le suponen un porcentaje elevado de su rentabilidad.

Precisamente este adelanto fiscal es lo que se están planteando las empresas que tradicionalmente pagan su dividendo en enero: adelantarlo a diciembre. Las más relevantes son Red Eléctica, Iberdrola, Repsol, BBVA, Técnicas Reunidas, Zardoya Otis y Endesa. En realidad, supongo que sopesan más la opción de adelantar el pago cuanto más porcentaje de minoritarios españoles tengan entre su accionariado.

Efecto fiscal en las empresas extranjeras

En el caso de empresas extranjeras, también afecta, porque al quitar la exención de los primeros 1500 €, esos primeros 1500 € pasan a tener doble imposición y, por lo tanto, se podrá recuperar esa retención. Veámoslo con un ejemplo para una empresa USA que tribute al 15% con el W8-BEN tramitado:

  • Actualmente, pagas el 15% en origen y luego el 21 % sobre el importe restante en España, y con la declaración de renta te devuelven lo que te han retenido en España por no superar los 1500 €. El 15% de origen no lo recuperas porque al no haber retención en destino no hay doble imposición.
  • A partir del año que viene, te devolverán el 15% y acabarás tributando el 20% (retención de España) del 85% del dividendo bruto (el restante después de retener el 15% USA). Esto supone un 17% (0,85*0,20=0,17) sobre el dividendo bruto. Es decir, acabarás tributando un 2% más que este año.

En este caso perdemos sólo un 5%. Antes tributábamos el 15% de origen, ya que el 21% de España estaba exento en esos 1500 € y ahora tributaremos el 20% en destino pero podremos recuperar el 15% de origen. Es decir, tributaremos un 20% en vez de un 15%.

Adelantar el calendario

Un adelanto del calendario de pago de dividendos sería beneficioso a nivel fiscal para los pequeños inversoresIberdrola, ya ha adelantado el suyo al 19 de diciembre. La empresa justifica el cambio por la fiscalidad más ventajosa para el accionista. Evidentemente, eso dependerá del tipo de accionista y supongo que el cambio será beneficioso para la mayoría de sus accionistas. Uno que cobre por ejemplo 50.000 € en dividendos, preferiría que se los pagasen en enero, porque la retención sería de un 20% en vez de un 21% y un 1% de 50.000 € son 500 €, una cantidad mayor que los 315 € que se ahorrará si lo adelantan a diciembre. Claro que si, cobras 50.000 € en el dividendo de una de tus empresas, no creo que notes en tu economía familiar esos 185 € de diferencia.

Aparte del adelanto confirmado de Iberdrola, del resto de retribuciones previstas para principios de año, los analistas ya se atreven a adelantar el dividendo de Repsol de 0.5 € al 29 de diciembre. Repsol tiene un 48% de su capital en manos españolas.

Para el resto de empresas que retribuyen en enero, el mercado está espectante por si hay algún cambio:

  • Red Eléctrica repartirá 0.77 € el 2 de enero.
  • Endesa repartirá 0,37 € el 2 de enero. No la llevo en cartera.
  • BBVA repartirá 0,08 € el 5 de enero.
  • Gas Natural repartirá 0,394 € el 8 de enero. No la llevo en cartera.
  • Zardoya Otis repartirá 0,09 el 10 de enero. No la llevo en cartera.
  • Técnicas Reunidas repartirá 0.69 € el 16 de enero. No la llevo en cartera.

Si os ha gustado el artículo os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones. ¡Qué tengáis buena caza!