La lotería como detonante de la independencia financiera¡Hola cazadividendos!  Escribo esta entrada a instancias de la Sra. Cazadividendos, fanática seguidora del sorteo de la Lotería Nacional del 22 de diciembre. Como cada año, ayer se fue a dormir pensando en que hoy se convertirá en millonaria y hoy se levantará prontito con la ilusión a flor de piel para seguir el sorteo con la tele a todo volumen. Supongo que es parte del ritual navideño, el pistoletazo de salida de quince días repletos de símbolos televisivos: la retransmisión de los saltos de esquí de Año Nuevo, los resumenes del año saliente en Nochevieja, el discurso de Navidad del Rey, etc…  Mención aparte verla delante de la tele aplaudiendo en la clausura del concierto de Año Nuevo desde Viena. Pa grabarlo y subirlo al Youtube.

¿Cuanto me gasto en la lotería?

¿Que haría si me toca la lotería?Vuelvo al tema, que me disperso. Como decía, llega el día 22 de diciembre y lo afrontamos con la misma ilusión de siempre: a ver si nos toca y nos retiramos. Tengo que confesar que en el tema lotería soy bastante irracional. Acabo comprando demasiada. Soy de la opinión de que si toca, que me toque bien y compro un par de décimos de cada ambiente en el que me sienta suficientemente involucrado: mi empresa, mi ex-empresa, la de la Sra. Cazadividendos, el restaurante donde como cada día, mi lugar de vacaciones, etc. Así que si me tocase un premio de los importantes, al llevar varios décimos podría plantearme realmente un cambio de vida. Después de todo, con nuestro estilo de vida, 400.000 € dan para mucho. Ufff, mejor no pensar…

¿Y si me toca la lotería?

¿Cómo utilizaré el dinero de la lotería para ser independiente financieramente?Pero este año lo afronto de manera un poco diferente. Yo soy de los que pensaba “si me toca compro cuatro o cinco pisos, los alquilo, dejo el trabajo y a vivir” pero ahora he cambiado un poco mi manera de pensar. De entrada, de dejar de trabajar al día siguiente ná de ná. Ya me echarán o negociaré una salida. Tal y como está el patio mejor no hacer alardes, que luego igual te arrepientes. Eso sí, que reduciría una marcha, seguro. Tampoco creo que cambiase mi plan de inversión. En función del premio adelantaría varios años, pero eso no cambiaría la manera de escoger las empresas ni el timing.

Finalmente, una reflexión. Cada año se repiten las mismas conversaciones del año anterior alrededor de lo que haríamos si nos tocase y no deja de sorprenderme que la mayoría de gente, gente que no tiene especiales problemas para llegar a final de mes, sólo piensa en quitarse de encima la hipoteca. Es igual que los tipos estén bajos y que el esfuerzo para pagar la hipoteca sea acorde a su nivel de ingresos. Es igual que haya inversiones con rendimientos superiores al interés que pagas por el crédito. “Me quito la hipoteca y entonces tengo más dinero”. Mi siguiente pregunta: “Más dinero ¿para qué?”. Y la respuesta siempre es la misma: “Para llegar mejor”. Y yo no puedo evitarlo. Ese “llegar mejor” me suena a quitarse un gasto importante y subir su nivel de vida con el importe disponible a partir de ese momento, sin prever ningún contratiempo futuro que pueda pasar.

Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con ello ayudáis a que la comunidad siga creciendo. ¡Qué tengáis buena caza!