griset11¡Hola, cazadividendos!  Tercera entrada de la serie “Preparando la independencia financiera”, en esta ocasión, para dar una vuelta de tuerca más a la tributación. Es muy probable quela mayoría de la serie gire en torno a la tributación porque es prácticamente el único aspecto en el que podremos incidir para mejorar los ingresos una vez que estos sean pasivos. El artículo, por lo tanto, es muy útil si ya hemos alcanzado la independencia financiera, aunque también podemos aplicarlo ahora mismo. Empecemos. Si recordamos el artículo sobre la tributación cuando dejemos de tener ingresos del trabajo, una de las principales conclusiones fue que es muy importante aprovechar los mínimos exentos, es decir, los importes que el Estado decide que son imprescindibles para vivir y sobre los que no cobra impuestos. Hoy explicaremos como hacer esto utilizando el usufructo de acciones.

Pero no adelantemos acontecimientos… ¿Cómo podemos aprovechar los mínimos exentos? Pues básicamente de dos maneras:

  • Construyendo la cartera distribuyendo la titularidad de los productos (acciones, fondos, etc…) de la manera más equitativa posible entre los miembros de la familia. Si el matrimonio está constituido en régimen de gananciales y los cónyuges no tienen títulos anteriores a la boda, la titularidad es compartida sin necesidad de hacer nada. Todo lo generado será de los dos cónyuges a partes iguales, independientemente de quien haya lo haya generado. En Cataluña no lo tenemos tan sencillo porque por defecto los matrimonios se contraen en régimen de separación de bienes.
  • Haciendo transmisiones de patrimonio para conseguir una distribución más equitativa de la tributación. Cualquier transmisión lleva implícita la tributación por ella, pero hay supuestos en los que está exenta.

Donación temporal del usufructo de acciones

En este caso nos centraremos en una posible manera para distribuir la tributación transmitiendo temporalmente el patrimonio: la donación temporal del usufructo de acciones. Este tema se ha tratado en profundidad en este artículo de Impuestos e Independencia Financiera, que es la segunda parte de éste donde planteaba la idea. Ambos artículos me han parecido muy interesantes, y creo que pueden serlo para muchos de vosotros, así que, después de pedirle permiso al autor, los referencio desde aquí y resalto lo fundamental. En general es un blog muy recomendable y siempre consigue sorprenderme con información muy aplicable a nuestra estrategia.

TortugaDonar el usufructo de tus acciones (de las que tienes plena propiedad) significa que tus acciones siguen siendo tuyas (mantienes la nuda propiedad) y que el fruto (usufructo) pasa a ser del usufructuario. Este usufructo se puede donar con carácter vitalicio (para toda la vida) o temporal (1 año, 5 años, 10 años, etc…). La donación del usufructo está sujeta a tributación, pero tiene reducciones en muchas autonomías si es entre familiares directos.

Donar el usufructo al cónyuge o hijos puede servir para reducir la carga fiscal total de la familia. Sin embargo, en el caso de los hijos hay que tener en cuenta que si estos superan los 8000 € de ingresos (independientemente de que haga o no haga declaración) o hace declaración con ingresos superiores a 1800 € no se puede aplicar el mínimo por descendiente en la declaración de renta (1800 €, como veíamos en la segunda entrega de “Preparando la independencia financiera”) de los padres. Eso sí, si los hijos superan los 8.000 € de ingresos o si hacen declaración con más de 1.800 € de ingresos (casos en los que los padres no pueden desgrabar el mínimo por decendiente),  podrían cumplimentar su declaración de renta (como cualquier declarante) y tendrían exento el mínimo personal, con lo que les devolverían parte de la retención aplicada.

¿Y en caso de querer donar el usufructo qué tengo que hacer?

A grandes rasgos hay que realizar dos trámites, uno con la Agencia Tributaria y otro con el broker. En primer lugar, hay que formalizar la donación con un documento, que creo que no tiene por qué ser escritura pública, es decir, no tiene por que hacerlo un notario, y puede ser un documento privado entre ambas partes (donante y donatario). Después, independientemente de que la donación pueda estar exenta de tributación en tu comunidad autónoma, hay que presentar el modelo 650 (sucesiones y donaciones) en el plazo establecido.

GrisetDespués hay que hablar con el broker para que registre el cambio de titularidad en los bienes de los cuales se ha donado el usufructo, de manera que cada persona aparezca como titular, nudo propietario o usufructuario de los bienes, en función de lo que marca el documento. Este punto es importante, porque el broker pasará los datos sobre la titularidad de las acciones a la Agencia Tributaria y si no concuerda con lo que luego reflejemos en la declaración, tendremos problemas. Conseguir reflejar la titularidad real es un trámite que parece sencillo en un banco tradicional y complicado en un broker online. Digo “parece”; igual luego es muy sencillo, pero me da la impresión de que los brokers online hacen bien lo normal pero conseguir “extras” es difícil. Además de cambiar los titulares, sería muy conveniente que los rendimientos (dividendos cobrados, por ejemplo) se ingresen en una cuenta de la que sea titular el propietario de las acciones y usufructuario el que recibe el usufructo. De esta manera, la Agencia Tributaria recibirá los datos fiscales correctamente y no será necesario dar explicaciones adicionales.

¿Y qué consigo donando temporal el usufructo? 

Pues básicamente lo que comentabamos al principio, igualar la tributación de los miembros de la familia y reducir el total tributado. Y al mismo tiempo sin cambiar la titularidad “real” porque una vez expirado el usufructo, la propiedad total vuelve al propietario inicial. La pregunta evidente es: “¿vale la pena?”.  Desde fuera y sin profundizar parece posible y razonablemente controlado. Dependerá de la legislación de la comunidad donde resides y, como siempre, cada uno debe decidir en función de su situación personal, ganas de pelearse con la burocracia, con la Agencia Tributaria, con el broker, etc…

La comunidad

Un último apunte. En el artículo de hoy tenemos dos invitados: el conejo holandés enano Griset y la fantástica tortuga mediterránea, gentileza de Josep, un lector de Menorca, inversor novel, que me los ha enviado por si los quería utilizar para decorar los artículos, como agradecimiento por el blog. Me ha hecho mucha ilusión. Por cierto, tiene un blog muy chulo de pájaros exóticos, que os animo a ojear. A mi me ha encantado 🙂

Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con esto ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  ¡Qué tengáis buena caza!