Disfrutando la independencia financiera¡Hola, cazadividendos!  Hoy os traigo la novena entrega de Comunidad Cazadividendos. En esta ocasión os presento la historia de  libfin46, historia que me pareció tremendamente inspiradora y que se me quedó enganchada. Tan enganchada que, semanas después, le pedí permiso para compartirla con vosotros y hoy la explicamos. Por otro lado, B Cartera, otro lector, se puso en contacto conmigo para proponerme un artículo sobre cómo superar el chip del ahorro, tanto en la fase de acumulación de activos como una vez se llega a la independencia financiera, para conocer la opinión de la comunidad. Creo que ambos temas pueden dar mucho de sí…

Un caso real de independencia financiera

A libfin46 igual le conocéis de otros foros por su nick dothraki.  Hace unas semanas me envío este correo a través del formulario de contacto:

¡Bon dia CZD! No había podido hasta ahora profundizar en tu blog porque con el frenético ritmo del día a día, bastante me cuesta seguir las webs que hasta ahora tengo como referencia (DD, Inversor Bolsa, Invertir en Bolsa y Monje Paciente). Ahora me arrepiento de no habermelo mirado a fondo antes porque estoy encontrando respuestas e información a muchas dudas que he tenido en los últimos meses.

Te contacto solamente para darte la enhorabuena y las gracias por el fantástico blog que nos has regalado. Entre tus entradas y los comentarios de la gente, para mi a partir de ahora pasa a ser imprescindible.

Voy a seguirte muy de cerca a partir de ahora porque me encuentro a punto de abordar un periodo de diversificación (brokers, compra acciones USA y UK….) y hay en tu blog muchísima información al respecto. Además, también llegué hace unos meses a la conclusión (influenciado por el maestro Roberto Carlos) de que complementar los dividendos con la compra/venta de empresas value (cuando estén baratas y caras respectivamente) puede ser una muy buena idea.

Y más teniendo en cuenta de que casi se puede decir que en casa hemos alcanzado la IF ya que los dividendos actuales cubren prácticamente el 100% de nuestros gastos, y que esta variación en la estrategia nos puede ayudar a aumentar el patrimonio, a minimizar el impacto fiscal y a maximizar la cantidad y la calidad de nuestros dividendos.

No te doy más la chapa y espero que disfrutéis tú y la Sra. CZD al máximo de vuestras vacaciones. Y que carguéis baterías para afrontar esta primera etapa del futuro bebé que va a requerir mucha dedicación (te lo digo por la experiencia que me da el haber pasado ya 2 veces por ahí).

Un abrazo

Charlar sobre la independencia financiera es muy productivo, porque ayuda a fijar objetivos y estrategiaA partir de ahí, iniciamos una conversación por correo que fue de lo más interesante. Tenemos muchas cosas en común: no somos expertos en bolsa ni pretendemos serlos, tenemos edades parecidas y una visión bastante parecida, especialmente de la idea de que, a medida que crece la cartera, se hace conveniente buscar estrategias para minimizar el impacto fiscal. En mi caso, fue la razón para iniciar  la inversión mediante fondos, empezar a dedicar una parte de la cartera a inversiones con un perfil más value y y hacer una distribución de los activos con  la Sra. Cazadividendos pensando en la optimización fiscal.

Me decía que su historia era muy simple y que no valía la pena explicarla, pero precisamente es esta sencillez lo que me fascina:

Simplemente tuve inquietud por conocer otras maneras ‘no habituales’ de gestionar el dinero y acabé dando con el hilo de Javi121. A partir de ahí leer mucho, intentar comprender esta estrategia y esperar mi oportunidad para poder entrar, que acabó dándose en el verano del 2012, donde concentré una cantidad importante de mis compras.

No me dedico a analizar empresas (no sé), si no que recabo información de gente y organizaciones que saben mucho más que yo y a partir de ahí tomo las decisiones que creo que mejor se ajustan a mis objetivos. Respecto a las prisas, tienes toda la razón en que no traen nada bueno. Hay que hacer las cosas cuando más o menos las tienes claras, por mucho que te duela a veces la sensación de que se te escapan muy buenas oportunidades.

Es importante revisar la información de las empresas, pero no es necesario ser un experto. Simplemente comprando a precios razonables grandes empresas es suficienteEste es uno de los puntos que me parecen claves. Cuando lees los blogs, foros y comentarios de la comunidad parece que sea imprescindible saber analizar empresas, pero yo creo que no es necesario. Está claro que, cuanto más conozcamos la empresa, sus números actuales, la capacidad de sus gestores y sus previsiones, mejor podremos entender su negocio y valorar cuanto vale y cuanto queremos pagar por ella, pero el tipo de empresa que seguimos es más un transatlántico que un fueraborda, y se suelen mover más despacio que rápido. Si realizamos nuestras inversiones basándonos en la precaución, siendo exigentes con el precio y esperándolo pacientemente, no debería haber problema. Podemos no estar de acuerdo en si el Santander o Telefónica, por poner dos ejemplos de empresas en las que no hay consenso en la comunidad, son buenas o malas inversiones, pero en lo que sí estamos de acuerdo es en que, si hemos comprado a precios razonables (que no buenos), como Santander a 7 o Telefónica a 12, la inversión no corre peligro. Y si en el futuro no estamos cómodo, seguro que tendremos ventanas de salida para rotar a otros valores.

Yo ahora tengo 43, y hace unos 3 años me marqué el objetivo de dejar de trabajar a los 46, independientemente de que consiguiese la IF antes. Creo que no voy a esperar. Mi trabajo actual está requiriendo cada vez más implicación y responsabilidad por mi parte, y la verdad es que yo tengo ya la cabeza en otras cosas y no consigo encontrar la motivación necesaria.

¿Qué decir? Mi situación es bastante parecida, tengo un trabajo que me gusta pero que es demasiado exigente. Desde hace muchos años tengo el runrun de la enseñanza en la cabeza (incluso hice el master para dar clases en secundaria hace un par de años) y a esta vieja aspiración se suma ahora la de dedicar más tiempo al blog. En el artículo anterior fantaseaba con la posibilidad… y empieza a ser demasiado habitual. Demasiado.

Si todo va bien, antes de final de año dejaré de trabajar para poder dedicarme al 100% a reorganizar las inversiones y en intentar tirar adelante un proyecto a corto plazo que mi mujer y yo nos hemos marcado: marcharnos un mínimo 9-12 meses al sudeste asiático para, además de conocer países y culturas en esa zona, intentar volver todos con un buen nivel de inglés. Pensamos que puede ser una experiencia muy enriquecedora para toda la familia.

Para mi esta es la parte importante de la independencia financiera: hacer lo que quieres, que es muy diferente a no trabajar. Puede ser desplazarte a otro país a conocer su cultura e incluso trabajar allí, pero será siempre sin la presión de necesitar un sueldo. Puede ser dar clases, aunque sólo sea una hora al día o a través de un voluntariado, puede ser dedicar más tiempo al blog, puede ser ayudar a un amigo con su negocio… pero lo más importante es que será sin la presión de necesitar un sueldo.

libfin46 (ahora sabemos el porqué de su nick) finaliza su exposición con estas líneas:

Por último respecto al blog, intentaré participar tanto para consultar la opinión de la comunidad como para aportar cosas que considere que puede ayudar a alguien. Mi problema es que creo que tengo muy poco que aportar porque mis conocimientos en esto de la bolsa son limitados. Mi mérito creo que ha sido tener la inquietud de intentar prosperar y maximizar mis activos, informarme todo lo que he podido al respecto de esta estrategia que me atrapó desde el principio, y por último gracias a esta información adquirida, estar atento a la oportunidad que a todos nos llega y no dudar en el momento de aprovecharla.

He marcado en negrita la última frase, porque me parece tremenda. Nos presenta los tres pilares de su éxito: inquietud, información y decisión. Para mi lo más importante es que están al alcance de todo el mundo. Yo añadiría dos más, constancia y paciencia, pero todos ellos comparten una característica común: son más una actitud ante la vida y la inversión que una cuestión de conocimiento o preparación bursátil, y eso hace esta estrategia apta para la mayoría de públicos.

El chip del ahorro

Y enlazando con la historia anterior planteamos una cuestión que me envío B Cartera también a través del formulario de contacto:

    Hola cazadividendos.

Tengo una duda y tal vez seria un buen tema a debatir: ¿ Cuánto ahorrar e invertir al mes? ¿tú tienes una cantidad y te ciñes a esa cantidad mensual y lo q sobra te lo gastas?? Yo ahorro 750€ al mes.  Me he autoimpuesto esa cantidad y es lo que uso para invertir pero lo que sobra no soy capaz de gastarlo.

Me gustaria invertir mas y llegar antes a la meta pero me da miedo dejar de hacer cosas que solo se puedan hacer de joven para alcanzar una independencia que tal vez cuando la alcance ya no tenga la vitalidad ni las ganas de ahora de disfrutar. Tengo 35 años.

Veo que en un post que has visto que tu cartera bajo en la ultima corrección 30 o 40k. Si pensamos que fue una caída del 10% se puede deducir que tu cartera puede rondar los 400.000 €. Yo con esa cartera creo que tendría la IF cubierta o casi. ¿Cuál es tu meta? ¿cuantos años has tardado en amasar esa cartera? Sé que depende de los ingresos/gastos de cada uno, pero estos temas siempre son gratos de leer.

¿Tú puedes gastar dinero después del preahorro alegremente y sin remordimientos? Yo por ejemplo este mes me han sobrado después del preahorro 500€ para “fundir” pero no soy capaz… pero si mi mujer me dejara, mañana mismo compraba mas activos…

¿Cuando lleguemos a la ansiada IF seremos capaces de “saltar”?

   Gracias y siento el tocho..

La familia Cazadividendos sigue más o menos el “págate a ti mismo primero” de Kiyosaki. Del total de ingresos descontamos los gastos mensuales previsibles (recibos y tarjetas básicamente). De lo que queda, un 33% se queda en cuenta para el resto de gastos mensuales, un 33% se va a ahorro y un 33% a inversión. Si tenemos el fondo de emergencia bien provisto, se va el 66% a inversión. Obviamente, que se destine a inversión significa que está disponible para inversión. Si no hay nada atractivo, se guarda a la espera de oportunidades de inversión. Si nos quedamos sin liquidez tiramos de ahorro pero intentamos restablecerlo lo antes posible.

Para mi gastar o no gastar es una consecuencia directa de tu carácter. Es complicado gastar mucho si eres de gastar poco. Es muy difícil ahorrar si te atraen los lujos o tienes gustos caros. A mi no me atrae el consumismo porque sí. No echo en falta un móvil de siete pulgadas o un supercoche, pero si lo necesito o me apetece lo compraré. Supongo que soy afortunado en ese aspecto y que tener gustos austeros facilita mucho el camino. Para mi la clave del ahorro está en que sea natural. Si te cuesta un esfuerzo sobrehumano acabarás cediendo. Exactamente igual que una dieta. Mucha gente sufre comiendo verdura cocina y carne o pescado a la plancha. Para mi es muy fácil seguirla porque me gusta ese tipo de comida. Supongo que soy rarito.

Pero B Cartera iba un punto más allá. Con un colchón de seguridad muy grande (4 o 5 años de gasto) y cumpliendo sus objetivos de inversión, tiene dificultades para gastar el excedente. Ha llegado a un punto en que con un nivel de gastos razonable podría vivir como un marajá y ha comprobado con las diferentes calculadoras de independencia financiera que hay por la red que, a partir de un cierto punto, aportar 700€ o aportar 1400€ tiene poca influencia en el tiempo necesario para alcanzarla. En su caso comenta que esa diferencia en las aportaciones sólo le supondrían llegar a la independencia financiera dos años antes o después y, en base a esto, ha decidido forzarse a gastar más dinero y empezar a disfrutar del fruto de su inversión. Pero aquí entra el factor psicológico: después de años ahorrando, cuesta cambiar el chip y gastar. Aún cumpliendo tus objetivos de ahorro e inversión, gastar el resto le provoca remordimientos y se siente mal.

Eso sí, habla de gastos grandes, no del día a día. En este fragmento lo explica muy bien:

¿Puedes gastar dinero en actividades caras o está reñido con el objetivo de la independencia financiera?¿A quien no le gustaría coger un vuelo a París un viernes con la mujer, pasar el finde allí, de turista, de compras, cenando en sitios románticos, etc… y volver domingo?  Pero luego miras viajes, sumas y ves que el fin de semana te sale por 700€ y dices…es una pasta para un fin de semana. Y aunque hayas apartado el ahorro y puedas permitírtelo, no lo haces por sentimiento de derroche o lo pospones para cuando tengas mas dias y aprovechar el viaje. Otro ejemplo: vamos a esquiar y filtramos por precio. Me gustaría ir a un hotel de 4 estrellas superior? SI ,  pero vamos a uno de 3 estrellas porque por lo que te cuesta uno de 4 una semana tienes dos semanas en uno de tres. Eso es privarse? Según como se mire.

Si eso es dejar de hacer cosas que me apetecen por dinero,  entonces dejo de hacer cosas que me apetecen por dinero.

Sin embargo,  en el día a día no nos privamos de nada: gimnasio, wifi, comer o cenar fuera cuando nos apetece, compramos lo que queremos en el súper sin mirar precios ni marcas, dormimos todo el verano sin apagar el aire acondicionado, etc… En eso no nos privamos de nada, pero en darnos un capricho como el finde de antes o parecido si sube el precio mucho sí.

Sin embargo veo gente que llega a fin de mes apurado y no les duele si un mes reciben un extra de 700€. Aunque no tengan nada ahorrado, son capaces de gastárselo en un finde sin remordimiento.

¿En qué me gasto mi dinero? ¿Puedo permitirme caprichos cuando estoy al final del camino?En alguna ocasión he leído a compañeros que ya han llegado a la independencia financiera comentar que intentan forzarse a gastar más. Sería interesante que nos explicasen su experiencia en este punto. Reconozco que no acabo de entender el problema: si eres feliz con tu ritmo de vida ¿por qué tienes que gastar más? Lo que no me parece lógico es haber llegado a un punto en que el dinero no es un problema y renuncies a cosas que te apetezcan. La independencia financiera para mi es exactamente eso: hacer lo que me apetezca. Pero lo que me apetece no tiene por qué ser caro. Me gusta pasear, hacer deporte, leer, etc.. Eso es prácticamente gratis. No le veo sentido a comprarme un iPhone porque tenga el dinero si no me aporta nada. También tengo gustos caros. Me gusta viajar, pero no viajamos cada año porque no nos apetece. Eso sí, cuando viajamos los límites que nos ponemos son bastante altos. El último viaje fue a Argentina; antes California; antes Islandia… No todos disfrutamos con lo mismo. Por lo tanto, no todos tenemos que tener los mismos patrones de consumo.

Situación del mercado

Ayer hice una compra de Repsol del importe habitual, unos 2000 €, a 11.24 €. Muchos analistas dicen que puede caer más, así que iré promediando a la baja. Igual lo prudente es esperar a que haga suelo pero, como no sé de análisis técnico, prefiero ir comprando a medida que baje y no perder el tren. Mi precio en Repsol es suficientemente malo como para que cualquier compra a estos precios lo mejore sustancialmente. Y si llega a los 10,7 € compraré otro paquetito.  Como ya había explicado en otros artículos, mi idea inicial era diversificar el sector petróleo, en el que ya cuento con Repsol y Chevron, con BP y Royal Dutch Shell, pero no me acaban de convencer los últimos análisis que he visto de ellas en OCU, así que prefiero incrementar Repsol, que forma parte de su cartera modelo.

Con Repsol cometí un error de novato: comprar casi toda la posición a un precio porque se escapaba. Ahora, los 19,90 € están tan lejanos de la cotización actual que un paquetito de 11.24 € mejora mucho mi precio de compra. Cuando vuelva a cotizaciones por encima de los 20 € probablemente venda una parte para quedarme con precio medio aún mejor (las primeras acciones fueron las más caras). Este planteamiento está reforzado con que Repsol forma parte de la cartera de OCU con recomendación de compra y que, por lo tanto, se espera una revalorización. Y entre tanto, a cobrar dividendos, o mejor dicho, a a sumar acciones, que ahora paga en scrip sin amortización.

Estoy pensando si hacer lo mismo con Mapfre. Los 2.50€ actuales están muy lejos de los 3 € que pague por ella en su momento. Me planteo promediar a la baja y vender parte de la posición cuando recupere, con lo cual mi precio medio será mejor y, por lo tanto, tendré un mayor margen de seguridad. Mapfre también está en recomendación de compra en OCU. El problema que le veo es que, como a todas las aseguradoras, le afecta mucho la renta fija y ahora mismo está en horas bajas. Supongo que la cotización debe estar recogiendo también este hecho.

¿Veis esta estrategia adecuada? Sé que no encaja mucho con el B&H, pero me parece correcta porque incremento en valores con los que estoy cómodo y que a priori tienen potencial de revalorización. Una vez revalorizados, recojo beneficios y me quedo con un precio medio mejor y un margen de seguridad mayor.

Mientras tanto, en Estados Unidos también están apareciendo oportunidades: Kinder Morgan por debajo de 30 $, Procter &Gamble por debajo de 68$, OHI por debajo de 33$, HCP tonteando con los 36$… Yo de momento me quedo parado, compraría cualquiera de estas cuatro, pero me da la impresión de que es muy posible que veamos mejores precios en las próximas semanas, con lo cual mejor tener un poco de paciencia. Además, salgo de una época con muchas compras y la liquidez es finita.

Si os ha gustado, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con ello ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  ¡Qué tengáis buena caza!