« Glosario

PayoutEl payout es el porcentaje que representan los dividendos respecto de los beneficios por acción que la empresa ha obtenido. Dicho de otra manera es el resultado de dividir el importe del dividendo por acción (DPA) entre el beneficio por acción (BPA) expresado como porcentaje. Es un ratio muy fácil de calcular ya que ambos valores se declaran por las empresas de forma pública.


La fórmula de cálculo es la siguiente:

  • Dividendo = Beneficio neto * Payout
  • Payout = Dividendo / Beneficio neto
  • Payout = Dividendo por acción / Beneficio neto por acción

De la definición se deduce que el payout es uno de los ratios fundamentales a la hora de invertir en dividendos, ya que marca la capacidad de la empresa para continuarlos pagando y para incrementarlos en el futuro. Si los beneficios se reducen o si la empresa es más generosa en sus retribuciones de lo que debería el payout crecerá, haciendo que la empresa tenga menos caja para invertir en negocio futuro e incluso que tenga que endeudarse demasiado para seguir operando.

Para el inversor en dividendos un payout bajo es una muy buena noticia, ya que una empresa que hace caja y reserva capital en vez de repartirlo mayoritariamente con sus accionistas es mucho más probable que supere un mal año y continué remunerando a sus accionistas a costa de aumentar el payout. Las empresas con payout bajo son mucho más seguras y estables. En cambio, un payout elevado implicará que la empresa dispone de menos recursos propios, con lo cuál tendrá menos capacidad de crecer o tendrá que endeudarse para hacerlo.

Esto es completamente opuesto a lo que transmiten los medios de comunicación, que dicen que ciertas empresas cuidan mucho al accionista porque reparten un porcentaje elevado de sus beneficios. En realidad, lo que están haciendo es pagar mucho al accionista a costa de descuidar el negocio futuro y sin guardar parte de los beneficios para cuando el negocio pase por una fase.


Para el resto de inversores dependerá de su estrategia. Por ejemplo, los que quieren una rentabilidad elevada a corto plazo y no les importa la evolución de la empresa a largo plazo preferirán un payout elevado. Como un porcentaje elevado de los inversores operan en el corto plazo muchas empresas tienen políticas de dividendos con payouts elevados.

« Glosario