« Glosario

Ingresos pasivosLos ingresos pasivos son aquellos que conseguimos sin realizar ninguna actividad a cambio, es decir, sin trabajar. Cuando buscamos la independencia financiera o, por lo menos, depender un poco menos de nuestro salario o de las prestaciones del Estado, es imprescindible dedicar parte de nuestro dinero a construir fuentes de ingresos pasivos.


Hay muchas maneras de conseguir ingresos pasivos, pero todos ellos requieren de esfuerzo para construirlos, a menos que el dinero nos llegue fruto de una herencia, un premio de lotería o similar. La razón es que para generar dinero de manera pasiva tendremos que dedicar parte de nuestro dinero a ello, y eso requiere mucha disciplina ya que implica no gastarlo en cosas que nos apetecen más.

Las fuentes de ingresos pasivos más comunes son:

  • Intereses de cuentas y depósitos bancarios.
  • Dividendos de acciones, cupones de bonos o rendimientos de algún producto financiero similar.
  • Venta de fondos o acciones con plusvalía.
  • Rentas provinientes de alquileres de inmuebles.
  • Rendimientos de un negocio cuya gestión se tiene completamente delegada.
  • Derechos de propiedad intelectual o patentes.
« Glosario