« Glosario

La independencia financieraLa independencia financiera o libertad financiera es la capacidad de una persona para cubrir todas sus necesidades económicas sin necesidad de realizar ninguna actividad para conseguir el dinero. El término se popularizó con el libro Padre Rico, Padre Pobre, de Robert Kiyosaki, publicado en 1997.

La independencia financiera está relacionada con los ingresos pasivos, es decir, con conseguir dinero sin realizar un trabajo a cambio. Las maneras más clásicas son las rentas de alquileres, los ingresos provinientes de activos financieros (depósitos, fondos, acciones, etc…) o ser propietario de un negocio cuya gestión se ha delegado completamente a otra persona.

Aunque todo el mundo relaciona la independencia financiera con vivir sin trabajar o en unas vacaciones constantes, ese no tiene por qué ser el necesariamente el objetivo. Una vez alcanzada no tienes la obligación de intercambiar tu tiempo y esfuerzo por dinero, pero puedes dedicarlo igualmente a actividades con las que te sientas realizado y que otros podrían considerar un trabajo.

La independencia financiera se ha hecho bastante popular en los últimos años y hay multitud de blogs y páginas webs dedicadas a ella. La razón principal es la preocupación creciente respecto a que los salarios y las pensiones puedan ser suficientes para mantener el nivel de vida actual. Esta situación empuja a la gente a investigar cómo obtener una mayor rentabilidad a su dinero.

El siguiente paso es hacer trabajar al dinero para proporcionarnos una renta complementaria, camino que ineludiblemente nos hace pensar en la posibilidad de que esa renta sustituya completamente al salario o la hipotética futura pensión.

« Glosario