« Glosario
Cuenta de valoresSi se quiere invertir en acciones, lo primero que se debe hacer es abrir una cuenta de valores. La cuenta de valores es el instrumento financiero básico para poder operar con acciones y su función es depositar los títulos. En el fondo no es más que un contrato entre cliente y una entidad (el banco o broker que escojamos), por el que el cliente autoriza a la entidad a custodiar y administrar sus valores. Es una especie de cuenta corriente en la que se depositan valores ((bonos, acciones, suscripciones, etc.) en vez de dinero..

La cuenta de valores está siempre asociada a la cuenta de efectivo, que es la cuenta corriente en la que se depositará el dinero para poder comprar los valores, donde se ingresará el efectivo proviniente de las operaciones de venta y donde se cobrarán los dividendos.

Las cuentas de valores se pueden abrir en diferentes tipos de entidades autorizadas para estas funciones, como pueden ser los bancos o las  agencias de valores, también llamadas brokers. Estas entidades cobran comisiones a sus clientes tanto por el hecho de operar con los valores como por custodiarlos y demás operaciones asociadas. Algunas de estas comisiones son aplicadas por la entidad intermediaria, como la comisión de custodia, la comisión de compra-venta de valores y la comisión de cobro de dividendos, pero otras son simplemente gastos del mercado bursátil que se repercuten al cliente. Por ejemplo, en España se cobra un cánon de bolsa en cada operación de compra.

« Glosario