Ajustamos un poco más la estrategia de inversión y hablamos sobre el cambio de condiciones de Santander, que me obliga a dejar el broker¡Hola, cazadividendos! Los ajustes en la estrategia empiezan a ser habituales. Algunos lectores los interpretan como derivas que hará que no alcancemos el objetivo, pero yo los veo como pequeñas modificaciones que nos van acercando a él poco a poco. Estos ajsuten pretenden incorporar a la estrategia aspectos como la optimización fiscal, la diversificación de instrumentos financieros o la situación familiar.  Hoy precisamente hablaremos sobre cómo conciliaremos las tres estrategias que queremos utilizar (acciones buscando dividendos, acciones buscando revalorización y fondos de inversión indexados) y cómo las aplicaremos. Estos cambios en la estrategia no se traducirán en deshacer la cartera actual, sino actuar a partir de ahora para movernos en la dirección que hemos marcado.

Empecemos por este último punto, originado por un correo que he recibido de mi banco, o por lo menos eso decían hasta ahora, que querían ser mi banco.

Banco Santander anula el programa “Queremos ser tu banco”

Pues eso,  el viernes pasado me llegó un correo donde me vendían otro cambio en las reglas del juego como una mejora de mis condiciones como cliente:

“Estimado cliente.

En el Santander trabajamos día a día para adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes, evolucionando nuestros productos y servicios para crear una oferta más clara y sencilla.

En este contexto, el 5 de septiembre el plan “Queremos ser tu banco” deja de tener validez y con ello las ventajas asociadas al mismo. No obstante, para que sigas contando con grandes beneficios como cliente del Santander hemos lanzado la Cuenta 123, una cuenta que, cumpliendo sus condiciones, te ofrece… “

¿Cuáles son sus condiciones?: cuota mensual de 3 € + nómina domiciliada + 3 recibos domiciliados + 6 movimientos de tarjetas en los últimos 3 meses. No piden ná…

¿Y qué ofrecen a cambio? Rentabilidad hasta el 3% en función del saldo + regalos de acciones por uso de tarjeta. Reconozco que puede ser un buen gancho para el españolito medio…

¿Y qué tenía hasta ahora? No tenía ninguna comisión por tener más de 15.000 € en productos de ahorro. Creo que había otros supuestos para no pagar comisiones de servicio, como tener más de 1000 acciones. Pero esto se ha acabado o, mejor dicho, se acabará  el 5 de septiembre.

¿Qué haré? Me iré. Esto no es serio. Hablaré con la oficina para que me confirmen esto y, si no me dan ninguna alternativa, haré un traspaso del efectivo al BBVA y de las acciones a CaixaBank, donde tengo el resto de acciones nacionales, excepto las de BBVA y Santander. Eso si no me caliento un poco más y vendo las acciones. Tengo que pensarlo pero estos bandazos no me parecen propios de una empresa seria.

Tengo que reconocer, eso sí, que si pudiera cumplir las condiciones, aún haciendo alguna concesión, lo haría, pero estoy muy contento con CaixaBank como banco principal y no quiero cambiarlo. Las condiciones que exige Banco Santander implican una vinculación total y, por lo tanto, una desvinculación de CaixaBank, cosa que no estoy dispuesto a hacer. Hace poco tuve que ampliar mi participación en BBVA para evitar que me cobraran las comisiones de servicio ante un cambio de condiciones, pero era algo razonable, porque aumentaron el número mínimo de acciones para no cobrar comisiones de servicio de 500 a 1000 y ya estaba en mis planes ampliar algo mi exposición a BBVA. Pero la nómina, recibos, tarjetas, etc… son palabras mayores.

Mi estrategia: dividendos, valor y fondos indexados

Diversificar estrategias es el siguiente paso en una cartera diversificada después de diversificar en empresas, sectores, mercados, brokers y monedasSi nos ceñimos a la estrategia propiamente dicha, finalmente ya tengo decidido lo que haré a partir de ahora. En los últimos meses he ido divagando entre B&H (o DGI, como prefiráis), inversión en valor e inversión mediante fondos de gestión pasiva, tratando temas como la optimización fiscal o la conveniencia o no de aumentar el principal en vez de los dividendos. Creo firmemente que la inversión debe estar apuntalada por una adecuada diversificación y el siguiente paso, después de diversificar en empresas, sectores, mercados, brokers y divisas, es empezar a utilizar diferentes estrategias que permitan aprovechar mejor los momentos que el mercado nos pueda ofrecer. En esta línea, he decidido estructurar mi cartera en tres carteras muy diferenciadas:
  • Cartera de dividendos, con las empresas que todos tenemos presentes. Será la base de nuestros ingresos pasivos futuros en una hipotética situación de independencia financiera. La idea es que cubran el mínimo imprescindible para poder vivir, para optimizar la tributación de los rendimientos de la cartera global.
  • Cartera value, con empresas recomendadas por OCU. Intentaré replicar su cartera modelo con las empresas que están en recomendación de compra. Cuando una empresa entre en la cartera modelo compraré. Cuando una empresa salga de la cartera modelo, decidiré si la vendo, si la mantengo para la cartera de dividendos o si vendo sólo una parte. Las cinco empresas que ahora mismo forman parte de la cartera value son perfectamente aptas para la cartera de dividendos. Si saliesen de la cartera modelo no las vendería íntegramente. Son Repsol, Chevron, Iberdrola, Sainsbury y National Grid. Como véis, todas ellas (salvo Sainsbury, posiblemente) son clásicas del DGI.
  • Cartera de fondos indexados, pensando en un muy largo plazo y en poder limitar los ingresos pasivos al mínimo imprescindible para vivir. Si me faltan ingresos, venderé parte de un fondo y ya está. En principio haré aportaciones periódicas, posiblemente mensuales, y modestas, aunque también me servirá para hacer compras de inactividad cuando no encuentre oportunidades claras de inversión

Mi idea, además de diversificar la inversión entre las tres carteras, es repartir los rendimientos entre los miembros de la unidad familiar (actualmente la Sra. Cazadividendos y yo, pero en un futuro CZD Junior) para optimizar la fiscalidad de la cartera global.Sé que es un poco sorprendente que la propuesta de cartera de un blog que se llama cazadividendos no sea exclusivamente de dividendos, pero me parece una evolución bastante natural. No digo que sea buena o mala, simplemente que me parece muy razonable y quiero probarla. Igual en un par de meses hago un nuevo ajuste (una opción bastante probable es que introduzca fondos de gestion activa, por ejemplo) o igual doy marcha atrás porque no me convence o porque los resultados son decepcionantes. El tiempo lo dirá…

Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con esto ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  ¡Qué tengáis buena caza!