En inversión, el conocimiento es dinero¡Hola, cazadividendos!  Domingo por la tarde después de un fin de semana de lo más intenso. Espantuflaos en el sofá viendo películas de acción de las que le gustan a la Sra. Cazadividendos, me dispongo a escribir el post de mañana. Paréntesis para decir que hasta para esto tengo suerte con la Sra. Cazadividendos. Nada de películas ñoñas ni comedias románticas. Sus filtros no dejan pasar nada que no tenga un mínimo de acción, ciencia ficción o cachondeo. Ayer, “Resacón 2“, hace un momento hemos acabado “Skyline” y ahora vamos a por “G.I. Joe 3“. ¿Habéis visto la ardilla de la metralleta? Es tan chula que no he podido evitar ponerla en el encabezado del artículo. Cierro paréntesis. El caso es que ia a escribirr el archisolicitado post sobre ETFs y fondos, pero la pereza me ha podido  y he optado por algo ligerito, pero que creo que puede ser bastante útil. Son cuatro conclusiones que he obtenido de vuestras aportaciones en los últimos posts. Igual son muy evidentes, pero a mi me ayudan a entender un poco mejor los estresijos de la estrategia y este conocimiento se acaba traduciendo en dinero.

Las ventas y el préstamo al 0%

Cuando se realiza una venta, la tributación por las plusvalías no se realiza hasta la declaración de la renta del ejercicio en que se realiza la venta. Este tratamiento es muy diferente al del cobro de los dividendos, en los que Hacienda aplica una retención del 20% en el momento del cobro y luego regula en el IRPF.  Roberto Carlos nos lo explicaba en este comentario.

Por lo tanto, podemos entender ese 20% (que puede ser un 22% o un 24% en función del tramo) que no se cobra hasta el año siguiente como una especie de préstamo al 0%. Como la declaración se hace a mitad del año siguiente, ese tiempo podrá ser de unos seis meses si la venta se hizo en diciembre o de hasta un año y seis meses si se hizo en enero. Ese préstamo se puede utilizar, por ejemplo, para invertirlo adecuadamente y obtener un rendimiento vía dividendos. De esa manera, si obtuviéramos un 5% (cosa más que asequible porque en un año y medio podemos cobrar el dividendo correspondiente a más de un ejercicio), podríamos asimilar el resultado final a una tributación menor: 20% – 5% del 20% = 19%.

Este punto puede ser un elemento más para decidir el momento adecuado para vender nuestra participación en una empresa. Si la vendemos en diciembre, tendremos sólo seis meses de “préstamo” y, si lo hacemos en enero, tendremos dieciocho.

Pagar a Hacienda

Pagar a Hacienda no es malo ya que implica que pagaste menos de lo debido en algún momento y tuviste el dinero en tus manos al 0%Muy relacionado con el punto anterior, no nos gusta pagar a Hacienda en la declaración de renta, pero normalmente pagar está relacionado con una retención inferior a lo que establece la ley en el momento del hecho que provoca la retención, tal y como discutieron Roberto Carlos y un anónimo en este hilo. Por ejemplo, si el broker nos retiene menos de lo que corresponde, al hacer la declaración de renta pagaremos lo que falte. Esto puede pasará, por ejemplo, si nuestros ingresos por dividendos superan el primer tramo y tienen que tributar al 22% (segundo tramo) o al 24 % (tercer tramo). En el fondo, esta situación es otro préstamo al 0% como el que hemos explicado en el apartado anterior. En general, que nos cobren o retengan menos de lo establecido nos beneficia porque podemos hacer trabajar el dinero para nosotros durante más tiempo.

La comisión de cambio en las ventas

La comisión de cambio de divisas afecta a la plusvalía. Si tu operativa contempla las ventas, las cuentas en otras divisas hacen que la plusvalía sea mayor  y tributes másCuando se realiza una venta, la plusvalía se calcula restando al importe total de la venta el importe total de la compra. Ambos importen incluyen todos los gastos y comisiones de la compra y de la venta, entre las que se encuentra la comisión de cambio, que incrementa lo que pagas al comprar y minora lo que recibes al vender, tal y como nos explicaba Roberto Carlos. En el caso de que la venta sea parte de la estrategia, hay que tener en cuenta que esa comisión de cambio reduce normalmente un 1% la plusvalía, ya que el importe de la compra será un 0.5% mayor y el importe de la venta un 0.5% menor.  Eso asumiendo que la comisión de cambio es un 0.5%. En cambio, si utilizas una cuenta en la divisa extranjera, la comisión de cambio se aplica al convertir moneda, pero no se puede asociar a la compra o a la venta, porque es una operación aparte. Si se realiza una venta, la plusvalía será mayor en este caso.

Conclusión: la cuenta en la divisa extranjera sigue siendo muy beneficiosa, porque eliges el momento en que haces el cambio y además cobras todos los dividendos sin hacer la conversión pero, si tu operativa incluye ventas, pagarás los impuestos sobre una plusvalía mayor. En este caso, la importancia de una cuenta en la divisa extranjera es menor.

Cambio dólar / libra / euro

En este punto voy a quedar fatal, porque es algo muy básico, pero creo que es bueno explicarlo por si alguno más no lo sabía (que lo dudo). Me gustaría dar las gracias a MF y Pedro por su paciencia.

La diversificación en otras divisas se consigue comprando empresas que operen en otras monedas, no que coticen en otras monedasCuando compraba una empresa UK, la compraba en libras para intentar equilibrar mi cartera en dólares, euros y libras y hacer que la renta fuese lo más independiente posible del efecto del cambio de divisas. Pensaba que al comprar la empresa en libras en Londres en vez de en dólares el ADR correspondiente estaba haciendo mi cartera más dependiente de la libra. Y esto era así porque pensaba que el cambio libra-euro y el cambio libra-dólar-euro no tenía por qué ser igual. Síiii, ya sé que es de Perogrullo.La realidad es que la exposición a la libra la tengo porque compro una empresa británica que opera en libras y tiene su negocio en libras. Poco importa que cobre los dividendos en libras (acción en la bolsa de Londres) o en dólares (ADR), porque al cambiar a euros tendré el mismo importe.

Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con ello ayudáis a que la comunidad siga creciendo. ¡Qué tengáis buena caza!