Comunidad Cazadividendos¡Hola, cazadividendos!  Volvemos con una nueva entrega de Comunidad Cazadividendos… ¡y ya van doce!. En esta ocasión haremos un recorrido rápido por varios temas que han ido surgiendo en las últimas semanas y que, aunque no dan para un artículo estándar, creo que merece la pena que los revisemos. El feedback de los lectores cada vez es más fructífero. No hay más que ver el último artículo, redactado por Sergio en base a su experiencia al traspasar su cartera de acciones de empresas extranjeras de ING a Interactive Brokers y fantásticamente completado por los 204 comentarios que habéis hecho hasta el momento en que escribo estas líneas. De hecho, es el artículo que más comentarios ha motivado y para mi una señal inequívoca del interés que ha despertado. 

Lo mejor es que en cada artículo me proporcionáis nuevos frentes -ideas, dudas, experiencias, opiniones, sugerencias- que se acabarán traduciendo en nuevos artículos. Para mi es una simbiosis perfecta. Participando me marcáis en qué dirección queremos que se mueva la comunidad y todo el mundo puede encontrar su lugar. Sé que soy un poco pesado y que ya lo he comentado otras veces, pero para mi el blog se está convirtiendo en mucho más que un espacio donde escribir. Otras veces me he centrado en lo que aprendo escribiendo los artículos, investigando para ser lo más riguroso posible y buscando las respuestas a las preguntas que me planteáis, pero hoy me centraré en la relación que empiezo a tener con algunos bloggers. Con todos tengo buen trato y ayudo en lo que puedo, por supuesto, pero con algunos ya casi puedo hablar de amistad o ciber-amistad. Ayer recibí un correo de uno de ellos, que tengo que decir que me emocionó. Sólo por eso  ya vale la pena todo este tinglado.

Vuelvo al tema, que me disperso… Decía que el problema es que las peticiones se van acumulando. Hoy intentaré dar salida a tres que tenía pendientes: dos aportaciones vuestras y un comentario sobre un artículo de OCU que refuerza las conclusiones que obtuvimos sobre el impuesto de sucesiones hace un tiempo. Si alguno de estos temas genera debate y vemos que tiene sentido profundizar, ya haremos un monográfico.

Lo mejor de la comunidad

Lo mejor de la comunidad de los cazadividendosEmpecemos con un poquito de autopromoción. Hace unos días os presentaba una nueva herramienta de los cazadividendos: la recopilación de los artículos de la comunidad que me parecen más interesante. La página es una revista con los artículos que voy leyendo y que creo que son relevantes: noticias, estrategias, análisis de empresa, incrementos o recortes de dividendos, etc… La hice pensando en que puede ser un buen punto de entrada para acceder a información de diferentes fuentes de manera centralizada. La llamé “Lo mejor de la comunidad” y la verdad es que, de momento, está funcionando muy bien y ya es la quinta página más vista diariamente de manera habitual. Eso significa que hay unas ochenta personas que acuden a la página para echar una ojeada rápida a lo que se cuece en la comunidad. Para los que no os guste el formato, los artículos son los mismos que publico en Twitter, Facebook, Linkedin o Google+.

Tributación de rentas del ahorro y el trabajo

Sobre esto ya hablamos en este artículo de la serie sobre los planes de pensiones.  En aquella ocasión simulamos los impuestos que nos correspondería pagar para todas las combinaciones de rentas del trabajo y del ahorro, en saltos de 1000 €, hasta 20.000 € en cada tipo. El resultado fue muy esclarecedor y nos daba pistas sobre cómo ordenar nuestras inversiones si queríamos optimizar la tributación, pero un comentario recurrente fue que la simulación se quedaba corta con esos 20.000 €, lo cual es cierto: en un escenario de IF antes de la edad de jubilación legal puede que los ingresos del trabajo y del ahorro no lleguen a 20.000 € en alguno de los dos ejes, pero teniendo en cuenta la pensión estatal es muy posible que se superen, y más aún si añadimos rescates de planes de pensiones privados o rentas de alquileres. Respecto a las rentas del ahorro, si la bola de nieve va tan rápido como dicen a partir de un cierto nivel, es posible superar también esos 20.000 €. En ese punto lo lógico sería utilizar otros productos más benévolos fiscalmente como los fondos de inversión, pero no está de más ver qué pasaría si seguimos cobrando rentas por encima de esos valores.

Después del artículo que os artículo que os comentaba,  Roberto Carlos se ofreció a ayudarme a completar esa tabla para tener una idea global y nos pasamos un par de días mano a mano haciendo simulaciones con el Padre. La verdad es que, si no me llega a insistir un poco, dudo que me hubiese metido yo solo, porque es un trabajo bastante tedioso, pero el resultado vale la pena, porque nos dará una idea de la tributación aproximada en función de en que tramo estemos y a que tramo queremos ir. Lo tenéis en las siguientes tablas, que llegan hasta los 100.000 € en cada eje. Como son tan grandes, no se ve un pimiento, así que lo mejor es que pulséis en ellas para ver la hoja de Google con toda la información. Las conclusiones continúan siendo válidas, pero esta ampliación del ejercicio pone de manifiesto aún más claramente que a mayores rentas, es mejor cobrarlas como rentas del ahorro que del trabajo. Por ejemplo, 100.000 € de rentas del ahorro tributan unos 24.000 €, mientras que 100.000 € de rentas del trabajo tributan unos 36.000 €.

Importe de los impuestos sobre las rentas del trabajo y del ahorro hasta 100.000 €

Importe de los impuestos sobre las rentas hasta 100.000 €

Porcentaje de impuestos sobre las rentas del trabajo y del ahorro hasta 100.000 €

Porcentaje de impuestos sobre las rentas hasta 100.000 €

Calculadora de inversión

gato_calculadora1Más aportaciones. En este caso, Jordan,  a raíz del artículo donde presentábamos una tabla con la renta mensual resultante para diferentes combinaciones de importe aportado mensualmente, plazo temporal, RPD e incremento del dividendo, nos ofrece esta calculadora de rentas mensuales que tiene en cuenta muchas más variables: capital Inicial, ahorro mensual, incremento de la aportación anual, rentabilidad del primer año, rentabilidad anual, crecimiento del dividendo e inflación. No volveremos a recalcular la tabla que hicimos en su momento, pero parece bastante más rigurosa que la mía 🙂

Copio aquí la explicación que me envió y que es muy útil para entender cómo funciona:

Este es el Excel que te comentaba. Sólo se tienen que tocar las celdas en naranja, de hecho en esta versión iba a proteger las hojas para evitar accidentes pero luego he pensado que igual tendrías problemas en Google Sheets.

Se trata de dos triángulos, el primero es un triangulo de capitales, ya sea el capital aportado como los dividendos cobrados que se van acumulando, (no tengo en cuenta las posibles revalorizaciones de las acciones por que como la idea es no vender no nos hace falta y complicaría más la hoja) a la izquierda se encuentran los años en que se realiza la aportación y podemos ver como ese capital va evolucionando con el paso del tiempo según lo que hayamos marcado.

Pongo un ejemplo con capital inicial 0 €, ahorro 500 €, incremento anual: 2%, Rentabilidad primer año: 2, crecimiento del dividendo del 6% e inflación del 1,5%.

El primer año del camino, celda C27, habremos aportado durante todo el año 6.075 euros considerando inflación, ese capital pasados 5 años se habrán convertido en 6.645 euros, celda G27, ahora pasemos al sexto año del camino por ejemplo, la aportación habrá sido de 6.707,29 euros, considerando inflación y el incremento de la aportación, celda H32, como habrá evolucionado ese capital al cabo de 10 años que pusimos en el año 6 del camino?, tenemos que irnos a la celda, R32 y veremos que los 6.707,29 se han convertido en 9.050,25 euros, los 6.075 euros que pusimos el primer año de iniciar el camino ahora serán 10.692,49 €, celda R27, ojo siempre uso capital aportado y dividendos excluyo revalorización de la acción.

El triangulo de abajo es igual que el triangulo de arriba pero en este lo que nos enseña es como evoluciona el dividendo que nos da el capital que estamos aportando.

Siguiendo el ejemplo de arriba, el ahorro del primer año nos da un dividendo de 75 euros, celda C66, ese capital aportado pasados 5 años nos estará dando 194,40 euros, celda G66, el ahorro que pusimos el sexto año dará un dividendo el primer año de 82,81 euros, celda H71, ese capital del sexto año pasados 10 años nos estará dando 431,51 euros, celda R71.

En el caso posible que no haya quedado muy claro pon en Google método “Chain-ladder”. 😉

En las filas C54, C55, C56 y C57 se encuentra el sumatorio de como va evolucionando el capital aportado, capital aportado acumulado, capital acumulado más dividendos y rentabilidad aportación acumulada. En las filas C93 y C94 esta el sumatorio de como evolucionando anual y mensualmente los dividendos. Todo esto teniendo en cuenta la inflación.

Los campos con que se puede jugar son:

  • El ahorro mensual
  • Posibilidad de incrementar el ahorro mensual con el paso de los años, ya sea por que ahorramos más nos suben el sueldo….
  • Rentabilidad del primer año, durante el primer año de aportación iremos ahorrando mes a mes, por lo que puede que la rentabilidad sea más baja que la rentabilidad anual del dinero.
  • Rentabilidad anual.
  • Crecimiento del dividendo.
  • Inflación.

Y esta es una imagen de la hoja. Pulsando en ella podréis haceros una copia (previamente tenéis que identificaros en Google) y modificar estos campos para adaptarlos a vuestras circunstancias personales:

Calculadora de renta mensual en función de aportación de Jordan

Calculadora de renta mensual en función de aportación de Jordan

Sucesiones

cuervoY finalmente, aportaremos algo más de luz sobre un tema que tratamos hace unos meses, en junio. En aquella ocasión dedicamos este artículo a las sucesiones de bienes de empresas y fondos estadounideneses registrados en Estados Unidos y llegamos a la conclusión de que para carteras de menos de 60.000 $ no había ninguna obligación tributaria con la Hacienda estadounidense pero que, a partir de esa cantidad, había obligación de pagar el impuesto de sucesiones en Estados Unidos. Aún así, como las acciones están en cuenta ómnibus y a nombre del broker, parece que el cambio de titularidad no llega a la Administración americana, a menos que el broker sea también americano. Un residente fiscal en España que tenga que tributar sucesiones por una cartera de acciones depositadas en un broker español (o no americano, en general) tendrá que presentar la aceptación de herencia con los impuestos de la Hacienda española (modelos 650-660) satisfechos al broker para que este realice el cambio de titularidad.

Esa fue nuestra conclusión, y un lector del blog, socio de OCU, les hizo la consulta y acabaron publicando una nota que nos ha hecho llegar:

Me gustaría saber si, siendo español y residente aquí, en caso de heredar acciones estadounidenses deberé tributar por ellas en el Impuesto de Sucesiones de los EE.UU.”

Se lo aclaramos
No existe ningún convenio de doble imposición entre EE.UU. y España en materia de Impuesto de Sucesiones. Teniendo esto en cuenta, debe saber que, en un principio, las acciones de cualquier compañía estadounidense (independientemente de si su titular es residente o no) están sujetas, entre otros bienes, al denominado US Estate Tax, el equivalente a nuestro Impuesto de Sucesiones. Ahora bien, en el caso de los no residentes, solo habría que presentar el impuesto si se trata de una cartera de más de 60.000 USD en acciones de compañías estadounidenses.

En cambio, si esas acciones estadounidenses han sido compradas y están depositadas en nuestro país, hay que tener en cuenta que aquí muchos intermediarios utilizan cuentas ómnibus para operar con los intermediarios en el extranjero, es decir, una cuenta global para todos sus clientes. Esto supone que las acciones compradas a través de una cuenta ómnibus no están identificadas, lo que imposibilita la aplicación de dicho impuesto. En tal caso, cuando fallece el titular de esas acciones, los herederos deben acudir al intermediario español con la escritura de adjudicación de la herencia. Éste, realizados y comprobados los trámites oportunos, procederá a cambiar la titularidad de la cuenta de valores a nombre de los herederos, permaneciendo los títulos en la cuenta ómnibus hasta que decidan venderlos. No haría falta pues realizar ningún trámite ante la Hacienda estadounidense.

En definitiva, a nuestro entender, solo debería rendir cuentas al Fisco estadounidense en el caso de que esas acciones hubiesen sido compradas directamente en los EE.UU. y estuviesen allí depositadas.”

Conclusiones

Y por hoy ya está bien, que se me está haciendo tarde y se me cierran los ojos. Además Cazadividendos Jr está reclamando mi atención. “Papa, que no son horas…”, parece que diga 🙂   Grandes aportaciones de Roberto Carlos y EJ. Sin el primero nunca hubiese completado la tabla de impuestos hasta ingresos tan elevados y el segundo nos ha regalado una calculadora que nos irá de maravilla para simular rentas futuras con mayor precisión. ¡Muchas gracias a ambos!

Quedan en el tintero tres cuestiones sobre brokers y una sobre seguridad de las inversiones, pero esperaré unos cuantos días. No quiero saturar con artículos de la misma temática, por varios motivos. El primero, que me resulta muy poco gratificante escribir sobre lo mismo y prefiero cambiar. El segundo, que creo que los conceptos se digieren mejor si damos tiempo a asimilarlos. Y el tercero, que no quiero aburriros con series largas sobre el mismo tema. De hecho, tenemos varias abiertas: planes de pensiones, seguros, sucesiones, etc…  ¡En la variedad está el gusto!

En la variedad está el gustoSi os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con ello ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  También podéis seguir los artículos más interesantes de los bloggers de la comunidad en esta página. ¡Qué tengáis buena caza!