Revisión sobre la conveniencia de utilizar de comprar acciones de empresas británicas directamente en la bolsa de Londres o el ADR sobre esa acción¡Hola, cazadividendos! Después del artículo sobre fondos de inversión para invertir en mercados poco accesibles, que ha generado mucho debate sobre gestión pasiva / activa, cambiamos completamente de tercio para volver a hablar sobre los ADRs. El objetivo del post de hoy es revisar la conveniencia o no de usar los ADR para comprar empresas británicas. ¿Y por qué hablamos otra vez sobre esto? Porque en los comentarios de los artículos sobre inversión en empresas extranjeras los lectores proporcionasteis mucha información sobre cobro de dividendos en ambas modalidades y creo que puede ser interesante valorar las diferencias (comisión de servicio, retencion en origen, etc…) con ejemplos. Es la quinta entrega de Comunidad Cazadividendos.

El artículo será muy sencillito, pero creo que, antes de empezar, puede ser una buena idea revisar las generalidades de los ADR y la tributación de los dividendos británicos. El resumen sería:

Compra:

No hay impuesto de la reina en USA y sí en UK (0,5%).
Comisión de compra en USA (ADR) o UK (acción directa). En general, más cara en UK.
Comisión de cambio 0.5% sobre el cambio  €/$ (ADR) o €/£  (acción directa).

Cobro de dividendo:

Retención en origen 0 % en ambos casos. Sólo en el caso del ADR se cobra la Depositary Bank Service Fee en el cobro del dividendo. Depende del ADR y un valor de referencia podría ser 0,015 € por ADR (no por acción origen), que es lo que se cobra en el ADR de Vodafone.

Y ahora el ejemplo, que tendrá los siguientes supuestos:

  • Precio acción UK = 20 €.
  • El ADR es un 1×1. Precio ADR=20 €.
  • Dividendo bruto = 4 % =  0,8 €.
  • Cambio: 1 € = 1,0971 $; 1 € = 0,7159 £.
  • Inversión 2000 €.
  • Broker Clicktrade (comisión mínima compras USA=15$ / compras UK = 15 £)

Y este es el resultado:

ADR

Comisión de compra = 15 $ = 13,67 €
Restante para inversión = 2000 – 13,67 = 1986,33 €
Número de ADRs = 1986,05 / 20 = 98,45 = 99,30 = 99 ADRs.
Dividendo bruto = 99 x (0,8-0,015) = 77,715 €

En el extracto del pago del dividendo indica que la retención en origen es el 0%.

Acción UK

Comisión de compra = 15 £ = 20,95 €
Restante para inversión = 2000 – 20,95 = 1979,05 €
Estimación de Impuesto de la Reina = 0.5% x 1979,05 =  10 €.
Restante para inversión = 1979,05 – 10 = 1969,05 €.
Número de acciones = 1969,05 / 20 = 98,45 = 98 acciones.
Dividendo bruto = 98 x 0,8 = 78,4 €

Un punto a tener en cuenta es que en el caso de la acción UK el dividendo bruto pagado es el que anuncia la empresa incrementado en el 11,11% (crédito fiscal). En el neto se descuenta el 10% para que la retención final sea el 0%, pero ese 10% suele aparecer en los resguardos como retención en origen. Realmente no es una retención en origen sino la devolución del crédito fiscal, pero la mayoría de gente lo declara en la renta de ese ejercicio como retención en origen por desconocimiento. Si se declara como retención en origen, el programa Padre devuelve ese importe.

Conclusiones

Cuanto más alto es el importe de la compra más grande será la diferencia en la compra, debido al efecto de las comisiones más altas en UK y del Impuesto de la Reina (0.5% de la compra). Por contra, cuanto más barato es el ADR o cuanto menor es la proporción ADR/Acción más importancia tiene la comisión de servicio. En algún sitio había leído que para ADRs inferiores a los 10 € no era recomendable.

Respecto al plazo, si queremos las acciones para largo plazo, parece más rentable la acción directa. En cambio, si prevemos la posibilidad de rotarlas a corto o medio plazo, parece mejor el ADR.

Antes de comprar la acción directa conivene valorar el horizonte temporal y las comisiones del ADR, para escoger el mejor instrumento: acción directa o ADRPara los que tenemos como objetivo invertir una parte importante de nuestra cartera en empresas de Reino Unido vale la pena hacer este sencillo ejercicio adaptado a la empresa que queremos comprar en ese momento para valorar qué opción escoger. Como siempre, no hay una respuesta correcta. Dependerá de muchos valores: la comisión de servicio, la proporción entre ADRs y acciones, el importe de la compra, el horizonte de inversión, etc… Sobretodo el horizonte de inversión: cuanto más largo sea más relevancia tomarán las comisiones del ADR, que son muy pequeñas pero que, aplicadas sobre un período largo, acaban limando la rentabilidad. Todas estas variables harán que la balanza se incline hacia el ADR o hacia las acciones.

¿Y vosotros qué hacéis? ¿Utilizáis siempre una u otra opción o decidís en función de estas variables? Espero vuestros comentarios y/o correcciones para que el artículo acabe siendo una referencia para las dudas futuras que se nos puedan plantear.

¡Qué tengáis un buen día! Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con esto ayudáis a que la comunidad siga creciendo.  ¡Qué tengáis buena caza!