¿Renunciar a calidad por diversificación?
Selfbank, revisión del broker online

Suspensión, recorte o congelación del dividendo¡Hola, cazadividendos! Recorte, suspensión, paso a scrip, congelación durante un periodo de tiempo demasiado largo… Cualquiera de estas situaciones nos hace replantearnos la estrategia, pensar que tal vez nos hemos equivocado en la elección de la empresa y deshojar la margarita pensando si debemos vender las acciones o mantenerlas hasta que lleguen tiempos mejores. En ese punto vuelve a entrar en juego, una vez más, el aspecto psicológico de la inversión. Los inversores en dividendos anglosajones son bastante más expeditivos. Sus empresas les tratan bastante mejor que las nuestras y ellos les corresponden no pasándoles ni una.

Selfbank Fondos 300x250

Las amenazas del inversor en dividendos

La amenaza de la suspensión o recorte del dividendoCuando el objetivo de la inversión es construir una renta basada en los dividendos de una cartera de acciones de empresas, que una de estas empresas decida reducirlo, suspender o pasar a una modalidad que no es una retribución real es un paso atrás en el camino hacia el objetivo. Y si ya has conseguido el objetivo y vives de tus dividendos, el problema es aún mayor, porque la reducción del dividendo afectará directamente a la fuente principal de tus ingresos. El tema está de actualidad por la eliminación del scrip (que no dividendo) de Telefónica, pero es un tema más que recurrente. Veámos como una empresa puede reducir su dividendo.

Suspensión del dividendo

Aunque parece el peor caso, luego veremos que no lo es. Eso sí, es el más espectacular. Una empresa que nos paga un dividendo de repente decide dejar de pagarlo. El impacto de esa decisión en nuestros ingresos dependerá del grado de diversficación de nuestra cartera. Si tenemos una cartera suficientemente diversificada no será más que un inconveniente, que puede ser pasejero o no. Pero si está concentrada en pocos valores puede ser un duro golpe para nuestros ingresos.

Suspender el dividendo puede ser una decisión muy acertada. Si la empresa está pasando un mal momento lo mejor es dedicar todo el dinero disponible para remontar el vuelo: reducir deuda, invertir en nuevas líneas de futuro, reducir plantilla, … lo que toque. A mi particularmente me gusta que una empresa decida suspender el dividendo porque es coger el toro por los cuernos, asumir que hay problemas y pensar en cómo solucionarlos.

Recorte del dividendo

Recorte del dividendoMás habitual que el anterior y bastante típico de las empresas cíclicas que, en la parte baja del ciclo, ven como sus beneficios caen y no tienen suficiente caja para seguir pagando el mismo dividendo. En ese punto prefieren no aumentar la deuda, cosa que multiplicaría el problema, e intentar mantener el dinero en la empresa para intentar superar el mal momento. Aquí no hay un problema de negocio en la empresa. Simplemente sus resultados van ligados al momento  económico. Si estamos en crisis no se venden coches, los beneficios bajan y no hay dinero para pagar al accionista, pero sabemos seguro que cuando se supere la crisis la gente volverá a comprar coches y todo volverá a su lugar. Lo sabíamos cuando compramos las acciones y no debería sorprendernos.

Cambio a pago en scrip sin amortización

Este es posiblemente el peor caso. Las estamos pasando canutas pero escondemos la cabeza en el agujero. Nos intentan convencer de que continuamos cobrando el dividendo, pero la realidad es que, si te quedas las acciones, mantienes tu participación en la empresa, y si las vendes, la reduces. Sea como sea, un scrip sin amortización (sin que la empresa compre posteriormente las acciones que introduce para retribuir al accionista) es un no-dividendo, como se lee habitualmente en los blogs de la comunidad. Y, aunque tu cobres a base de vender los derechos, la realidad es que estás sacrificando tu dividendo futuro al incrementar el número de acciones y reducir el BPA.

Si somos B&H estrictos y compramos para mantener las empresas toda la vida, tenemos que tener claro que nuestra empresa, cuando tiene pocos beneficios, lo que está haciendo para solucionarlo es aumentar el número de acciones, con lo que seremos más a repartir. No parece muy lógico, ¿no?

Cambio a pago en scrip con amortización

En este caso puede ser que la empresa amortice (recompre) todas las acciones que ha introducido para retribuir al accionista, con lo cual su participación en la empresa no se ha diluido, la empresa paga a los accionistas con X acciones y recompra (retira del mercado) esas X acciones. En ese caso, el accionista, haga lo que haga tiene las acciones que tenía antes del pago (y estas valen lo mismo). Si vende los derechos, será un dividendo real y, si se las queda, tendrá unas acciones que antes no tenía. El único inconveniente a este tipo de retribución es que, dependiendo de la cotización de la empresa en el momento del scrip, podemos estar “comprando” (porque las acciones son nuestro dividendo) a un precio caro.

Pero ¡ojo!. También puede pasar que sólo recompre una parte de las acciones, con lo cual no es un pago real. En los casos en los que sólo se recompra una parte de las acciones habría que ver si después de la operación mantienes tu participación en la empresa y cuánto has cobrado realmente. Yo particularmente tiendo a desconfiar de los scrip con amortización, porque la amortización suele hacerse después del scrip y siempre corremos el peligro de que no se recompren todas las acciones que se han introducido con el scrip. ¿Por qué no se compran primero las acciones con las que quieres retribuir a tus accionistas antes de realizar el pago aprovechando los momentos en los que la acción cotiza barata? Eso es lo que hacen las empresas americanas y eso sí que aporta realmente valor al accionista.

Congelación del dividendo

Congelación del dividendoAunque aquí no le damos demasiada importancia y lo vemos como algo normal, que una empresa no incremente el dividendo durante varios años es motivo en los mercados anglosajones para que los cazadores de dividendos vendan sus acciones. Y hablo de no incrementar, no de reducir. Digamos que se toman muy en serio la “G” de Dividend Growth Investing y tienen muy claro que si el dividendo no crece, la inflación acaba haciendo que pierdas dinero. Todo se basa en eso: dividendos crecientes. Si no crecen, fuera. Les da igual que los resultados aconsejen no incrementarlo. Supongo que tienen tantas empresas válidas para la estrategia que no tiene sentido mantener en cartera una que no vale. ¿Os imagináis hacer eso con las empresas del Ibex? ¿Cuántas tendríamos en cartera?

Ejemplos de reducciones ilustres de dividendos

Pero en todas partes cuecen habas. Aquí estamos acostumbrados a que nos las hagan de todos los colores, pero ahí fuera también hacen un borrón de vez en cuando. De hecho, dos de los cuatro ejemplos son de empresas extranjeras que nadie hubiera imaginado.

Kinder Morgan

Recorte del dividendo de Kinder MorganPrimer caso: empresa que toma males decisiones que le obligan a reducir el dividendo. A finales de 2015 Kinder Morgan, una empresa bastante endeuda y que estaba sufriendo la crisis del petróleo, decidió incrementar su posición en Natural Gas Pipeline Company of America LLC (NGPL). El mercado no entendió este movimiento y, al día siguiente del anuncio, Moddy’s cambió la calificación de Kinder Morgan de estable a negativo por su alta deuda. Para una empresa como Kinder Morgan, que depende mucho de la financiación para su crecimiento, la noticia fue terrible y el mercado así lo recogió con una caída en picado de la cotización. Eso sí, la reacción de la empresa fue muy rápida e inmediatamente se puso a trabajar en un plan de financiación, de acuerdo con las agencias de rating, para poder recuperar la calificación crediticia lo antes posible. Una de las medidas fue suspender reducir el dividendo en un 75%. Lo curioso es que dos meses antes Kinder Morgan había incrementado el dividendo en un 16%.

Tesco

perro_gato_tescoSegundo caso: empresa que ve cómo su modelo de negocio se resiente por alguna razón y se ve obligado a reducir el dividendo. En agosto de 2014, la guerra de precios del sector distribución en Reino Unido se cobró la primera víctima ilustre. Tesco, uno de los gigantes del sector y aristócrata del dividendo anunció un recorte de dividendo del 75% del interim dividend. Como ya sabéis, las empresas británicas pagan normalmente su dividendo en dos partes: el preliminary dividend (declarado y distribuído antes de que se hayan calculado los beneficios anuales) y el interim dividend. Lo curioso es que, hasta el momento del recorte, la comunidad buy&hold británica valoraba la situación de Tesco como una oportunidad de inversión.

Banco Santander

Tercer caso: los beneficios no me dan para pagar el dividendo pero insisto con scrips… hasta que no puedo más. Los tan famosos 60 céntimos de dividendo del Santander, que representaban un 10% en scrip (no dividendo), se convirtieron en enero de 2015 en 15 céntimos en efectivo y 5 céntimos en efectivo. La noticia del recorte del dividendo del Banco Santander era más que esperada y sólo faltaba decir cuando se produciría. En los foros y blogs de la comunidad se vieron las dos posibles reacciones. Por un lado, de enfado y crispación por el recorte drástico del dividendo. Por el otro, de comprensión y alegría por la llegada, por fin, de un dividendo real y alineado con los beneficios de la empresa.

Telefónica

El recorte del dividendo de TelefónicaEl útlimo caso ha sido el de nuestra querida Telefónica, que de los 0.75€ que tenía previstos para 2016 ha pasado a 0,20€ en 2016 y 0.40 € en 2017. En 2016 “complementa” el dividendo con un scrip de 0.35 €. Otra que se veía venir. De hecho, Moddy’s ha rebajado su calificación crediticia porque, aunque reconoce que el recorte del dividendo es positivo para reducir la deuda, el cambio de estrategia financiera por el que sólo venderá activos no estratégicos no permitirá alcanzar los objetivos de desapalancamiento de 2017. Vamos, que recortar el dividendo está bien pero no les parece suficiente para reducir la deuda al ritmo que se habían planteado…

Cómo actuar ante un recorte del dividendo

Las dos reacciones ante una disminución o suspensión de la retribución al accionista se pueden tener dos reacciones: mantener la posición en esa empresa o vender y buscar una inversión mejor. En principio no hay una manera correcta de actuar, pero lo que decidamos debería ser en base a un análisis de la situación. No es bueno mantenerse en la empresa fruto del enamoramiento incondicional hacia nuestras empresas. Entendamos primero el porqué de ese cambio en la retribución, intentemos identificar qué problemas han acabado llevando a nuestra empresa a esa situación y valoremos si es un bache temporal o si es mejor salir de esa inversión y buscar otras alternativas más rentables.

Cabe destacar que nuestra actitud y la de los inversores anglosajones es completamente diferente. Si leéis blogs de dividend growth investing en Estados Unidos, es muy habitual ver que un recorte en el dividendo en alguna empresa se traduce en ventas de todos los bloggers diciendo que es un signo inequívoco de mala gestion y poca atención al accionista. En cambio, en España hay legiones de seguidores de empresas que suspenden el dividendo, lo recortan drásticamente o pasan a scrip sin amortización, y siguen defendiéndolas a capa y espada.

¿Vosotros cómo actuáis en estos casos? ¿Vendéis la posición, aguantáis el chaparrón esperando tiempos mejores o valoráis cada caso por separado?

¡Qué tengáis buena caza!

¿Renunciar a calidad por diversificación?
Selfbank, revisión del broker online
Ir a la barra de herramientas