Caterpillar es el gigante estadounidense de la maquinaria y comparte el liderazgo del sector con Deere&Co, esta última más centrada en maquinaria agrícola¡Hola, cazadividendos! Este año los reyes me han traído un regalo en forma de oruguita. El cúmulo de noticias desestabilizantes ha hecho tambalearse las bolsa o por lo menos es la excusa perfecta para justificar el bamboleo. El caso es que una de las que más se ha movido ha sido Caterpillar, el gigante estadounidense de la maquinaria y el lunes aproveché para comprar un pequeño paquete a 88.47$ comisiones incluidas. Esto es una buena noticia por varias razones. La primera, y perdonadme la frivolidad, que no tendré que esforzarme demasiado en escoger una foto adecuada. Los amigos de Caterpillar no se devanaron los sesos para escoger el nombre a la empresa.  ¿Que lo que fabricamos se parece a una oruga? Pues llamamos Oruga a la empresa y andando…

Caterpillar, una buena empresa  a tiro

La segunda, que llevaba tiempo siguiendo esta empresa y la cotización ha recortado desde los 110$ del verano hasta los 88.47$ a los que acabé comprando. La estaba esperando en 90$ así que estoy contento con la adquisición. Y la tercera, que ya tengo el complemento perfecto para Deere. Caterpillar es el mayor constructor de maquinaria del mundo y Deere está orientado a maquinaria agrícola. Si los dos se reparten el pastel, ¿por qué no tener a los dos en nuestra cartera?

Y ahora vamos con las malas noticias, que también las hay. La primera no es nueva. No he acertado con el timing, una vez más, y he comprado a media bajada. Al final tendré que aprender algo de análisis técnico para ajustar mejor el punto de entrada. Hoy ha llegado al mínimo de las últimas 52 semanas, 85.17$. Da rabia pero no me preocupa especialmente. Después de todo, la empresa es buena y el precio es bueno. Y la segunda, que el cambiodolar-euro no es el más adecuado, por lo que prefiero comprar empresas británicas, pero tampoco puedo estar eternamente esperando a que el dolar y el euro jueguen según mis reglas. Así que soy un pelín más exigente con la cotización para compensar que el cambio no nos favorece en la compra y confío en que a largo plazo los cambios positivos y negativos se neutralicen. Además, el cambio actúa en las dos direcciones: compra cara, dividendos altos. Por lo tanto, compraré en USA si la empresa cumple mis exigencias. Tampoco sabemos cómo va a evolucionar e igual dentro de dos años el cambio actual me parece buenísimo.

Me falta actualizar la información en todas las pestañas estáticas (valores y brokers) , pero ayer y hoy he estado bastante liado y no me ha dado tiempo. También he revisado el calendario de dividendos y los ingresos pasivos de 2015 y en breve añadiré una nueva pestaña con esta información.

Y aparte de Caterpillar…

Acabo con un breve comentario sobre la situación de mercado. Es complicado resistirse y no comprar Repsol a 15 €, muy complicado, pero estoy sobreexpuesto y comprar más es como comprar en rebajas una camisa que no necesitas porque está barata. Digamos que sólo compraré la camisa si casi me la regalan.

Sin embargo, hay otras cuatro empresas que sigo con mucha atención:

  • General Electric y Philip Morris, que han corregido bastante: GE, por ejemplo, ya ha superado el precio que me había marcado, pero esperaré un poco más. Igual se da la vuelta y la pierdo.
  • Diageo está un 3% por encima del precio al que compraría.
  • BBVA ha bajado de 7.50 € y compraré un paquetito si baja un poco más, aprovechando que no tengo comisión de compra por tener las acciones depositadas en el propio banco.

¿Por qué no las he comprado hoy? Básicamente porque cuando veo tanto movimiento prefiero dar un paso atrás, respirar y dejar que pase una noche.  Igual pierdo una oportunidad, pero prefiero pisar seguro y dormir tranquilo.

Si os ha gustado el artículo, como siempre, os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones, y con ello ayudáis a que la comunidad siga creciendo. ¡Qué tengáis buena caza!