La atención sanitaria es una de las cuestiones a tener en cuenta si llegamos a una situación de independencia financiera¡Hola, cazadividendos! Una de las cosas que me preocupan en un futuro escenario de independencia económica, es decir, en el caso de que pueda dejar de trabajar y, por lo tanto, deje de cotizar a la Seguridad Social, es el tipo de asistencia sanitaria al que tendría derecho en esa situación. Actualmente tenemos contratada una mutua de salud a través de mi empresa pero, si dejase de pertenecer a ella, la cuota mensual pasaría a ser aproximadamente el triple de lo que pagamos ahora, y sería un gasto bastante importante, sobre unos 200 € mensuales si esto ocurriese hoy.

En cualquier caso, llegado el momento decidiríamos si la mantenemos o no, pero una de las razones fundamentales de esta decisión debería ser el tipo de cobertura que garantice la Seguridad Social a un afiliado en situación de desempleo de larga duración, sin prestaciones y con unos ingresos importantes provinientes de rentas mobiliarias. Evidentemente no sabemos lo que pasará dentro de diez o veinte años, pero podemos revisar cuáles son las coberturas actuales, que están perfectamente explicadas  en este enlace de la página web de la Seguridad Social.  Os recomiendo que lo leáis íntegramente, pero resumiré la información que creo más relevante para el tema que nos ocupa.

La asistencia sanitaria en España

La asistencia sanitaria en España, con cargo a fondos públicos y a través del Sistema Nacional de Salud, se garantizará a los asegurados. ¿Y quienes son los asegurados? Los que cumplen una serie de supuestos. Los tres primeros son los que todos conocemos:

  • Ser trabajador en activo y afiliado a la Seguridad Social.
  • Ser pensionista de la Seguridad Social.
  • Ser perceptor de cualquier otra prestación periódica de la Seguridad Social, incluidas la prestación y el subsidio por desempleo.

La asistencia sanitaria está garantizada si has trabajado en el pasadoPero hay un cuarto muy interesante, que copio literalmente: “Haber agotado la prestación o el subsidio por desempleo u otras prestaciones de similar naturaleza, encontrarse en situación de desempleo, no acreditar la condición de asegurado por cualquier otro título y residir en España“.Así que parece que si has trabajado ya tienes derecho a asistencia sanitaria gratuita. Por si hubiera dudas, los que no cumplen los supuestos anteriores también tienen derecho siempre que no tengan ingresos superiores a 100.000 €, incluyendo todos los ingresos por rendimientos del trabajo, del capital, de actividades económicas y por ganancias patrimoniales, si cumplen alguno de los siguientes:

  • Tener nacionalidad española y residir en España.
  • Tener nacionalidad de algún estado miembro de la UE.
  • Tener nacionalidad de algún país distinto de los anteriores, pero tener autorización para residir en territorio español.

Finalmente, remarcar que tu familia también está cubierta: el cónyuge y descendientes de un asegurado, si no tienen a su vez condición de asegurado, son beneficiarios y tienen también derecho a asistencia sanitaria gratuita.

Si os ha gustado el artículo os pido que lo compartáis en las redes sociales. Es muy sencillo, sólo tenéis que pulsar en uno de los iconos que tenéis bajo estas líneas y seguir las instrucciones. ¡Qué tengáis buena caza!